Noticia | | 21-12-2020 | ±4 minutos tiempo de lectura

A la mayoría de la gente le viene a la mente los templos de Angkor Wat cuando piensa en Camboya, pero el país tiene mucha más belleza que ofrecer. Desvíese de los lugares más frecuentados y descubra también los rincones menos conocidos del país durante su viaje. Al planificarlo, piense también en solicitar un visado Camboya.

Complejos de templos

Muchos viajeros del sudeste asiático solo hacen una breve parada en Camboya para visitar Angkor Wat y luego viajan directamente a Vietnam, Tailandia o Laos. Es una pena, porque Camboya tiene muchos otros lugares preciosos que vale la pena visitar. El impresionante complejo de templos de Angkor Wat es, sin duda alguna, una visita obligada durante un viaje por Camboya, pero al ser unos tiempos mundialmente famosos, pueden estar abarrotados de turistas. Por ello, y para conocer mejor la auténtica cultura del país, es aconsejable visitar otros templos menos concurridos. Por ejemplo, Phnom Banan, cerca de Battambang, también conocido como el hermano pequeño de Angkor Wat.

Battambang, una ciudad acogedora con una historia oscura

Una condición para viajar con un visado electrónico para Camboya es que solo se puede llegar a un número limitado de lugares del país, concretamente a algunos pasos fronterizos con Tailandia (Cham Yeam y Poi Pet), Vietnam (Bavet) y Laos (Tropaeng Kreal). Asimismo, se puede llegar con un visado Camboya en los aeropuertos internacionales de Phnom Penh, Siem Reap y Sihanoukville. Muchos viajeros llegan a una de estas ciudades en avión. Camboya también tiene muchas otras ciudades que merecen ser visitadas.

Una de ellas es Battambang, una localidad del oeste del país situada en el río Sangker. Battambang es una ciudad encantadora con edificios coloniales y visibles influencias francesas. Una reliquia de la época francesa es el Tren de bambú, formado por vagones improvisados de bambú, que ahora solo se utiliza como atracción turística. Es el único vehículo de Camboya que sigue desplazándose por la vía férrea. Todas las estaciones de tren de Camboya están desiertas hoy en día. Sin embargo, la ciudad tiene una historia oscura. Durante el régimen de los Jemeres Rojos, unas diez mil personas fueron asesinadas en las Killing Caves (“cuevas de la matanza”) situadas en el monte Phnom Sampeau y sus cuerpos fueron abandonados allí.

Islas paradisíacas

Cuando la gente piensa en islas tropicales del sudeste asiático, suele imaginarse las famosas islas de Tailandia o Filipinas, como Koh Samui y Palawan. Lo que muchos no saben es que Camboya también tiene islas con playas paradisíacas que suelen ser más tranquilas que las conocidas islas del sudeste asiático. Por ejemplo, Koh Rong, una preciosa isla con playas de arena blanca y aguas azul celeste a la que se puede llegar en barco desde Sihanoukville. Aunque Koh Rong es cada vez más turística, en Koh Rong Samloem, su hermana pequeña, se puede seguir disfrutando de playas vírgenes. Otra isla de Camboya es Koh Tonsay, también conocida como Rabbit Island o isla de los conejos, que se encuentra cerca de la frontera con Vietnam. Además de relajarse en las playas, también se pueden dar bonitos paseos por los bosques de la isla.

Parques nacionales y naturaleza virgen

Camboya también cuenta con varios parques nacionales de gran belleza paisajística. El principal parque nacional del país es Botum Sakor, al suroeste. Allí podrá ver una gran variedad de flora y fauna: el parque está formado por bosques de manglares y campos de hierba, y es el hogar de tigres, leopardos y elefantes, entre otros. No muy lejos de Botum Sakor está Kirirom, el parque nacional protegido más antiguo de Camboya. Este parque está situado en una zona montañosa en la que se puede hacer senderismo y excursiones en bicicleta de montaña. En el camino pasará por pequeños lagos y cascadas.

Se puede apreciar una naturaleza aún más bella en el lago Tonlé Sap, el lago de agua dulce más grande del sudeste asiático. Hay que admitir que Tonlé Sap ya no es realmente un secreto, puesto que lo visitan muchos turistas. Aun así, no hay que perderse una visita al lago durante un viaje por Camboya. Alrededor del lago podrá ver coloridas casas y pueblos flotantes.

Solicitar un visado en Camboya

Para visitar Camboya se necesita un visado, que puede solicitarse por internet. En el formulario deberá rellenar sus datos de contacto, de viaje y de pasaporte. A continuación, tendrá que pagar la tasa y proporcionar una foto digital de pasaporte y un escaneado o una foto de su pasaporte. Tenga en cuenta que su pasaporte debe tener una validez mínima de seis meses a su llegada y que debe entrar al país por uno de los lugares permitidos.

El visado electrónico es idóneo para los turistas que no vayan a permanecer más de 30 días en el país. También suele ser más que suficiente para admirar otras joyas desconocidas además de las atracciones turísticas más famosas del país, como Angkor Wat.