Noticia | | 22-10-2020 | ±4 minutos tiempo de lectura

Tanzania es el destino ideal para un safari, con sus reservas naturales y parques salvajes. Vaya en busca de los cinco grandes o contemple la migración de millones de rumiantes en la sabana de Serengueti durante la gran migración. Para viajar a Tanzania se requiere un visado, que se puede solicitar fácilmente por internet.

Preparaciones para un safari en Tanzania

Para sacar el máximo provecho del safari es aconsejable hacer algunos preparativos. Aunque las temperaturas en Tanzania pueden subir hasta unos 30° centígrados, todavía puede hacer frío durante un safari. Debido a que los animales son generalmente menos activos durante el medio del día, muchos safaris tienen lugar temprano por la mañana. Por lo tanto, asegúrese de usar ropa de abrigo de colores discretos; los colores brillantes pueden asustar a los animales. Además, se recomienda traer buenos binoculares y una cámara con un fuerte zoom. Esto le permite ver más y hacer instantáneas de los animales que después podrá ver en casa. Además, piense en las quemaduras de sol y en repelente de insectos.

No olvide el visado Tanzania

Además de meter en la maleta la ropa y el equipo apropiados, los viajeros deben solicitar un visado Tanzania antes de partir. El visado electrónico es adecuado para los turistas y, por lo tanto, también puede utilizarse para los safaris. Es fácil presentar la solicitud por internet con un formulario de solicitud digital. Es posible permanecer en Tanzania un máximo de 30 días con un visado electrónico. Esto suele ser tiempo suficiente para varios safaris o un tour por el país. El visado se aprueba de media en un mes, así que solicítela a tiempo. Una vez que la solicitud haya sido aprobada, se enviará por correo electrónico. Los viajeros solo tienen que imprimir el visado y llevarlo consigo en su viaje.

Serengueti y Ngorongoro

En Tanzania hay varias zonas donde se realizan safaris, como en los famosos parques nacionales de Serengueti y el cráter de Ngorongoro, pero también hay muchos parques menos conocidos que merecen una visita. Serengueti, que en masái significa "llanura interminable", es un nombre adecuado para el área que consiste en sabanas y vastas llanuras. El Serengueti es uno de los parques nacionales más famosos del mundo y es muy apreciado por los turistas debido a, entre otras cosas, sus grandes migraciones, en las que millones de ñus, búfalos africanos, cebras, antílopes y gacelas migran a través de las llanuras. Además de estos herbívoros, hay un gran número de leones, hienas, leopardos y guepardos en el parque.

Otro punto destacado en esa región es el cráter del Ngorongoro, que fue creado por un volcán en erupción que después colapsó. Debido a las diferencias de altitud, la zona tiene paisajes variados, desde bosques de montaña hasta vastas sabanas. El cráter tiene la concentración más alta de grandes mamíferos de toda África; unos 25 000 animales viven allí, entre ellos rinocerontes, leones, ñus, gacelas, antílopes y leopardos. Es uno de los pocos lugares en Tanzania donde se pueden ver rinocerontes, amenazados de extinción en esta zona, y uno de los mejores lugares para ver leones. El cráter está situado en la ruta de la gran migración, a través de la cual migran grandes rebaños de animales ungulados.

Parques y reservas desconocidos

Aunque el Serengueti y el cráter del Ngorongoro son una visita obligada para los viajeros que realizan safaris en Tanzania, merece la pena visitar otros parques y reservas nacionales menos turísticos, como la reserva de caza Selous, al sur de Dar es-Salaam. Selous es una de las mayores reservas de caza del mundo (cubre más del 5 % de Tanzania), pero aún no ha sido inundada por el turismo masivo. Es hogar de elefantes, perros salvajes, hipopótamos, cocodrilos y una gran variedad de especies de aves. Además de los safaris en jeep, también se pueden hacer safaris a pie en la reserva.

Otra visita obligada es el parque nacional de Tarangire, el parque con más elefantes del mundo. El parque debe su nombre al río Tarangire que lo atraviesa. Tarangire es mucho menos conocido que el Serengueti y el cráter del Ngorongoro, pero definitivamente vale la pena visitarlo por los muchos animales y los impresionantes árboles baobab que hay allí, también llamados árboles pan de mono.

Una buena preparación le ayudará a preparar exactamente los safaris que quiera llevar a cabo entre las muchas reservas de caza y parques nacionales que Tanzania tiene para ofrecer y que pueda aprovechar el tiempo. Dado que las solicitudes de visado para Tanzania se suelen tramitar después de cuatro semanas, se recomienda iniciar la solicitud de visado a tiempo.