Noticia | | 24-09-2021 | ±6 minutos tiempo de lectura

En Canadá no faltan actividades y atracciones para los turistas. Desde hacer senderismo en las montañas y los parques naturales hasta ir en kayak por Vancouver o relajarse en los cafés de moda de Montreal. En este artículo encontrará consejos útiles para sacar el máximo partido a unas vacaciones de mochileo en Canadá y podrá leer cómo solicitar la eTA obligatoria.

¿Por qué Canadá?

Al oír la palabra “mochilero” uno suele pensar en países del sudeste asiático o de Europa. Puede que Canadá no sea el primer país que se le ocurra. Sin embargo, Canadá es un lugar idóneo para ir de mochilero.

Canadá es gigantesco; es el segundo país más grande del mundo. Esto significa que hay muchas cosas que hacer. Especialmente los amantes de la naturaleza se sentirán como en casa en Canadá, ya que la mayor parte del país está formada por naturaleza virgen. Sin embargo, si prefiere quedarse en las ciudades, Canadá también es el lugar adecuado. Canadá tiene bulliciosas metrópolis con actividades para todos los gustos. Como dato informativo, más del 70 % de la población de Canadá vive a menos de 160 kilómetros de la frontera con Estados Unidos. De hecho, más de la mitad de la población vive solo en los estados de Quebec y Ontario.

Solicite una eTA fácilmente por internet

Canadá también es un destino atractivo para los mochileros, ya que la autorización de viaje obligatoria para Canadá, la eTA, es relativamente barata. La eTA solo cuesta 19,95 € por persona y se solicita íntegramente por internet, por lo que no es necesario visitar la embajada. Solo hay que rellenar el formulario de solicitud en línea, tras lo cual hay que pagar los costes. Una vez aprobada (en un plazo medio de 5 días), la eTA se vincula digitalmente al pasaporte con el que se presentó la solicitud.

Canadá es muy grande, por lo que es prácticamente imposible verlo todo en unas solas vacaciones. Afortunadamente, una eTA es válida por un máximo de cinco años y permite viajar a Canadá un número ilimitado de veces.

Dinero y costes

En Canadá se paga con el dólar canadiense (CAD). 1 CAD equivale aproximadamente a 0,67 €. En muchas partes de Canadá también se acepta el dólar estadounidense. Sin embargo, se recomienda cambiar dinero por dólares canadienses con antelación. Si paga con dólares estadounidenses, el tipo de cambio lo determina la empresa a la que compra. Aunque a veces esto puede resultar positivo con un tipo de cambio mejor que el oficial, también puede significar mayores pérdidas de dinero.

Hay cajeros automáticos en casi todo Canadá. Sin embargo, de nuevo, es mejor cambiar dinero por adelantado. Las comisiones de las transacciones en los cajeros automáticos pueden acumularse rápidamente. Si necesita efectivo, lo mejor es ir a un banco o a una oficina de cambio.

Dependiendo del nivel de confort que se desee, los costes por día pueden variar mucho. Por ejemplo, una cama en un dormitorio de un albergue cuesta unos 17 € por noche, mientras que un hotel cuesta fácilmente el doble. Como Canadá es tan grande, es muy recomendable alquilar un coche. El coste depende del tipo de coche que alquile. Por término medio, alquilar un coche cuesta entre 30 y 40 € al día.

Lugares de interés y actividades

Una eTA Canadá le permite permanecer en Canadá hasta cinco meses por visita. A continuación hay algunos de los sitios más destacados de Canadá que uno no debe perderse durante unas vacaciones en el país.

De oeste a este

Vancouver y Whistler

Vancouver es considerada por muchos la ciudad más bonita de Canadá. Esto se debe en parte al pasado colonial británico de la ciudad, que ha dado lugar a una preciosa arquitectura victoriana. Stanley Park, un enorme parque urbano de más de 4400 hectáreas, es una visita obligada durante una estancia en Vancouver. Muchos turistas también van a la isla de Granville. Esta isla artificial está llena de centros comerciales, mercados y divertidos talleres en los que se puede participar.

Desde Vancouver, se puede llegar a Whistler por la autopista HW-99. Whistler es principalmente conocida como una de las mejores zonas de esquí de Canadá, y durante los meses de invierno está muy concurrida. Sin embargo, también hay mucho que hacer fuera de los meses de invierno, como senderismo por la naturaleza o ir en bici de montaña.

Calgary y Banff

Calgary es la ciudad más grande y rica de la provincia canadiense de Alberta. Esto se debe en gran medida a la industria petrolera. Por lo tanto, no es de extrañar que haya mucho que hacer en esta ciudad. En el distrito histórico de Heritage Park, uno retrocede en el tiempo hasta la época de los pioneros del siglo XIX. Los entusiastas de los coches pueden visitar Gasoline Alley, un museo con una gran colección de coches antiguos. En julio, Calgary acoge el Calgary Stampede, un gran festival que gira en torno al Salvaje Oeste.

Calgary es un punto de partida ideal para explorar las Montañas Rocosas. Como todo en Canadá, esta alta cordillera es enorme, con una longitud de más de 3000 kilómetros. En las Rocosas encontrará varios parques naturales. Uno de los más populares es el Parque Nacional de Banff, considerado uno de los espacios naturales más bonitos del mundo. Banff ofrece hermosas vistas, como el lago azul Moraine, que se encuentra entre los glaciares.

Toronto y las cataratas del Niágara

Toronto es la capital de la provincia de Ontario y la ciudad más grande de Canadá. La ciudad es conocida por su diversidad, que combina una hermosa naturaleza con una arquitectura impresionante. Esta localidad está situada en el lago Ontario, uno de los cinco grandes lagos de Canadá. Se puede pasear junto al río en varios lugares de Toronto, como el Waterfront Trail o el Scarborough Heights Park. Toronto también cuenta con el mayor museo de Canadá: el Museo Real de Ontario. Además, se puede subir a la cima de la famosa CN Tower para disfrutar de una magnífica vista de la ciudad.

Por supuesto, ningún viaje a Toronto estaría completo sin una visita a las cataratas del Niágara, los gigantescos saltos de agua en la frontera con Estados Unidos. Las cataratas del Niágara son una de las más grandes del mundo, y uno puede acercarse a las estruendosas cataratas en varios lugares.

Montreal y Mont Tremblant

Al este de Canadá se encuentra la provincia de Quebec. Montreal es la ciudad más grande de Quebec y la segunda más grande de Canadá después de Toronto. Aquí se hablan tanto el francés como el inglés, y es la segunda ciudad francófona del mundo después de París. Montreal se caracteriza por el estilo arquitectónico francés, que se aprecia mejor en el barrio antiguo de la ciudad, el Vieux-Montreal. En él se encuentra Notre Dame de Montreal, una preciosa basílica de principios del siglo XIX.

Sin embargo, los amantes de la naturaleza también están en el lugar adecuado. Quebec cuenta con hermosas reservas naturales, como el parque nacional de Mont Tremblant, a unas dos horas en coche de Montreal. En Mont Tremblant se puede disfrutar de varias actividades, como el ciclismo, el senderismo y el piragüismo.

Tanto si decide ir de mochilero al este como al oeste, siempre encontrará algo que hacer en Canadá. Solicite ahora su eTA para pasar unas vacaciones inolvidables como mochilero en Canadá.