Noticia | | 18-01-2022 | ±3 minutos tiempo de lectura

La Unión Europea ha anunciado que Canadá y otros países serán eliminados de la lista de países seguros en lo que se refiere al coronavirus.

Canadá está sufriendo los efectos de la variante ómicron

En Canadá, los casos de coronavirus están aumentando rápidamente debido a la propagación de la variante ómicron. Aunque el país parecía tener el virus bajo control el año pasado, y pudo por lo tanto abrir sus fronteras a los turistas, en la actualidad, la presión sobre el sistema sanitario está aumentando. El número de ingresos hospitalarios ha superado por primera vez los 10.000. 1148 pacientes están actualmente en cuidados intensivos. El 5 de enero, en los hospitales había solamente 5.000 personas ingresadas. En casi dos semanas, esta cifra se ha duplicado. La mayoría de los contagios se están produciendo en las provincias de Quebec y Ontario.

El número de muertes no aumenta tan rápido. La media semanal de decesos en Canadá es actualmente de 116. El número de nuevas infecciones también parece estabilizarse. Esto se debe en gran medida a la elevada cobertura de vacunación del país. El 82% de los residentes mayores de cinco años han recibido la pauta completa de vacunación. Recientemente, el gobierno canadiense ha aprobado una nueva píldora de Pfizer, Paxlovid. La píldora puede utilizarse en personas adultas con síntomas de leves a moderados asociados al coronavirus y que pertenezcan a un grupo de riesgo. La píldora aún no está aprobada para su uso en personas menores de 18 años, ni en personas ya hospitalizadas por COVID-19.

La recomendación de la UE no es vinculante para los Estados miembros

Debido a la situación actual en Canadá, la Unión Europea ha decidido retirar al país de la lista de países seguros en lo que respecta al coronavirus. Desde junio de 2020, esta lista es actualizada cada quince días. La lista de países seguros incluye actualmente a Corea del Sur, Nueva Zelanda y China. Además de Canadá, también Australia y Argentina han sido eliminados de la lista. La UE considera que la situación relativa a la COVID-19 en estos países es tan grave que deben restringirse los viajes no esenciales con destino a los Estados miembros de la UE.

El dictamen no es vinculante para los Estados miembros de la UE. Esto significa que cada país miembro puede decidir si introduce restricciones de viaje para estos países. Las vacunas contra el coronavirus han hecho posible que muchos países reabrieran sus fronteras a los viajeros internacionales. Esto da a los Estados miembros más flexibilidad para decidir si siguen los consejos de la UE o no.

Actualmente, los viajeros procedentes de Canadá con destino a España deben poder presentar uno de los siguientes documentos: una prueba PCR con resultado negativo realizada no más de 72 horas antes de la salida, una prueba rápida de no más de 48 horas, un certificado de recuperación o un certificado de vacunación que demuestre haber recibido la pauta completa de vacunación. Los viajeros deberán además presentar un formulario FCS debidamente cumplimentado y firmado.

Consecuencias para viajar a Canadá

Es poco probable que la decisión de la Unión Europea tenga consecuencias negativas en lo que respecta a los viajes a Canadá procedentes de la UE. Desde el 7 de septiembre de 2021, Canadá permite a los viajeros europeos viajar al país. Sin embargo, deben estar completamente vacunados y presentar un test realizado como máximo 72 horas antes con resultado negativo. También es obligatorio solicitar una . Esto puede hacerse en línea a través del formulario digital para solicitar un eTA. Los viajeros que hayan sido alguna vez positivos al coronavirus también pueden presentar un certificado de recuperación emitido entre 14 y 180 días antes de la salida. Los niños menores de 12 años no necesitan haber recibido la pauta completa de vacunación.

Además de solicitar la eTA por Internet, hay que cargar la información sanitaria (certificado de vacunación y resultado de las pruebas) en la aplicación gubernamental ArriveCAN.