Noticia | | 24-09-2021 | ±4 minutos tiempo de lectura

Para aprovechar al máximo su viaje a Egipto, es importante que conozca los hábitos y las costumbres del país. Al fin y al cabo, es mejor no ofender a nadie sin querer. En este artículo encontrará cinco costumbres importantes que todo viajero a Egipto debe conocer.

1: Presentaciones y apretones de manos

Al saludar a personas del mismo sexo, se suelen estrechar las manos. Al conocerse mejor, no es raro besarse una vez en cada mejilla mientras se dan la mano. Es diferente cuando se saluda a personas del sexo opuesto. Un hombre casi nunca tiende la mano primero para saludar a una mujer. Si la mujer no extiende la mano, el hombre puede simplemente inclinar la cabeza cortésmente en señal de saludo.

Quítese siempre los zapatos al entrar en la casa de otra persona. Si quiere hacer regalos, entréguelos con la mano derecha, o con las dos manos si es muy pesado.

2: Alimentación

Egipto es conocido por su deliciosa cocina. Las comidas más populares son el kushari (arroz, macarrones, lentejas y garbanzos con salsa de tomate), el fattah (arroz con pan frito, ajo, salsa y carne de ternera) y, por supuesto, el famoso shawarma. Es importante que conozca las costumbres en torno a las cenas, para no actuar de forma grosera sin saberlo. No debe elegir su propio asiento; el anfitrión le indicará su lugar. En Egipto, la gente come con la mano derecha. La mano derecha está destinada a las tareas cotidianas, mientras que la izquierda se utiliza para las tareas “sucias”.

Pedir una segunda ración se considera un gran cumplido en Egipto. Puede ocurrir que le rellenen un plato vacío inmediatamente sin que usted lo pida. Si ha comido lo suficiente, puede dejar algo de comida en el plato para evitarlo. En algunos lugares, es costumbre compartir una gran comida juntos.

3: “Baksheesh”

No existe una traducción directa de la palabra egipcia “baksheesh”, ya que es una combinación de varios conceptos. Sin embargo, estos tienen algo en común: el dinero.

  • Propina: los salarios en Egipto son relativamente bajos. Muchas personas viven con solo 75 dólares al mes. Por ello, las propinas son importantes para que los egipcios se ganen la vida. Se espera que dé propina si utiliza ciertos servicios, como en hoteles, restaurantes o bares. Puede ocurrir que la gente le abra la puerta o le quite los zapatos. De nuevo, se espera una propina.
  • Privilegios: el término “baksheesh” también se utiliza cuando se quiere poner algo de dinero extra para obtener ciertos privilegios. Por ejemplo, se puede pagar un extra si se quiere visitar un yacimiento arqueológico después de la hora de cierre. Sin embargo, esto no debe confundirse con el soborno, que es un delito. Los privilegios que uno puede obtener a través del “baksheesh” nunca van en contra de la ley.
  • Limosna: por último, el “baksheesh” también abarca la limosna. Según la creencia islámica, uno está obligado a dar a los pobres si puede. Sin embargo, se puede abusar fácilmente de ello. Especialmente los niños ven a los turistas como una presa fácil. Si da dinero a todos los niños que piden limosna, perderá mucho dinero.

4: Indumentaria y comportamiento en público

Egipto es un país conservador. Aunque no hay reglas concretas en cuanto a la vestimenta, se recomienda llevar ropa de abrigo. Esto se aplica especialmente a las mujeres. En ciertos lugares, como los edificios religiosos, es obligatorio cubrirse la cabeza, los hombros y las rodillas. En los centros turísticos y otros lugares populares, la gente suele ser más tolerante en este sentido.

Las parejas que viajan juntas deben tener en cuenta que las muestras de afecto en público (como los besos) no son apreciadas en Egipto. Darse la mano está generalmente bien, pero hay lugares en Egipto donde esto está mal visto, ya que el contacto físico en público entre un hombre y una mujer se considera inapropiado.

5: En Egipto, las cosas tardan más

Los egipcios suelen tener una actitud bastante relajada. Esto significa que puede ocurrir que alguien llegue tarde a una cita, o que una determinada tarea lleve más tiempo del que está acostumbrado en otros países. Esto no debe tomarse como un insulto, ya que de lo contrario la estancia en Egipto puede ser frustrante. En cambio, acéptelo como una parte inevitable de la vida en este bonito país.

Viajar a Egipto: solicitar un visado

Si tiene en cuenta estas cinco cosas, podrá disfrutar de un gran viaje a Egipto. Sin embargo, hay que hacer otros preparativos, como tener los documentos de viaje adecuados. Por ejemplo, los viajeros españoles necesitan solicitar un visado Egipto para viajar al país. El visado puede solicitarse fácilmente por internet, pero hay algunos requisitos. Por ejemplo, a su llegada a Egipto, se le puede pedir un itinerario, que debe incluir todos los vuelos y alojamientos reservados. Si se aloja en casa de familiares o amigos, deberá presentar una carta de invitación.

El visado Egipto le permite permanecer en Egipto durante 30 días.