Noticia | | 05-02-2021 | ±5 minutos tiempo de lectura

Con más de 2400 kilómetros de costa, aguas cristalinas, misteriosos buques naufragados y coloridos arrecifes de coral repletos de vida marina, Egipto es un paraíso para los buceadores. Aunque la “tierra de los faraones” es más conocida por sus lugares históricos, Egipto ofrece algunos de los mejores sitios de buceo del planeta gracias a su espectacular mundo submarino. Lea a continuación más información sobre el buceo en Egipto y los requisitos de visado.

Explore la historia de Egipto en el Mediterráneo

Egipto tiene dos costas: el mar Mediterráneo y el mar Rojo. El puerto mediterráneo de Alejandría es una visita obligada para los amantes de la historia y los buceadores en busca de retos emocionantes. Las aguas oscuras y relativamente frías esconden muchas ruinas antiguas, como el palacio de Cleopatra, el faro de Alejandría y naufragios históricos. En Alejandría no hay corales de colores ni peces exóticos, pero es un sitio ideal para empezar una excursión de un día a Omu Sukan. Allí podrá admirar preciosos corales, peces ballesta, tortugas, tiburones de arrecife de punta blanca y rayas águila.

La costa egipcia del mar Rojo tiene algo para cada buceador

Dahab

Dahab, que antes era un pueblo tranquilo y solitario de pescadores beduinos, es ahora uno de los destinos de buceo más preciados de Egipto. Este pueblo alberga los sitios de buceo más económicos del mar Rojo. Hay varios puntos de inmersión para todos los gustos. Lighthouse Bay es una bahía perfecta para los buceadores principiantes y contiene impresionantes arrecifes con vívidos corales duros y blandos, morenas, curiosos peces loro y gobios. A diez kilómetros al norte de Dahab se encuentra el agujero azul (conocido en inglés como Blue Hole), un famoso sumidero submarino con fama de ser el lugar de buceo más mortífero del mundo. Se trata de una hermosa sima de 100 metros de profundidad que es excelente para el buceo técnico y donde se pueden avistar grandes barracudas y atunes. Cerca se encuentra el Cañón, una cueva profunda y rocosa con preciosos arrecifes, tortugas verdes y grandes bancos de peces bandera.

Sharm el-Sheij

Situada en el rocoso extremo sur de la península del Sinaí, Sharm el-Sheij es el destino de buceo más popular de Egipto. Para aquellos buceadores a quienes las fuertes corrientes y las profundidades de 30 metros no suponen ningún problema, el naufragio mundialmente famoso del SS Thistlegorm merece sin duda una visita. También se puede hacer una excursión al Parque Nacional Ras Mohammed, en el extremo sur del Sinaí, para contemplar a más de 200 especies diferentes de llamativos arrecifes de coral de color neón repletos de jureles gigantes, jureles toro y grandes barracudas en Shark Reef y Yolanda Reef.

Hurgada

Al noreste del desierto de Luxor, en el mar Rojo, se encuentra el soleado centro turístico de Hurgada. Lo que antes era un pequeño pueblo de pescadores se ha convertido en las últimas décadas en uno de los destinos favoritos de los buceadores que viajan a Egipto. La rápida sucesión de hoteles, complejos turísticos y establecimientos de ocio han convertido a Hurgada en el principal destino vacacional de hoy en día. Los buceadores avanzados pueden flotar sobre buques naufragados en El Gouna y Shaab Abu Nuhas (no muy lejos de Hurgada), donde los cascos oxidados de siete barcos naufragados (entre ellos el “Carnatic”, un buque de vapor británico de 1869) yacen en el fondo del mar. Una excursión de un día a las cercanas islas Giftun ofrece la oportunidad de tomar el sol en las numerosas playas de arena blanca y disfrutar de los hermosos corales duros y blandos, los grandes peces napoleón, las barracudas y los atunes, así como las interesantes cuevas para los buceadores experimentados. Hurgada es también el principal punto de partida para unas vacaciones a bordo del mar Rojo.

Marsa Alam

¿Unas vacaciones a bordo de un barco de buceo son demasiado para usted? Marsa Alam, situada a 747 kilómetros de El Cairo y 370 kilómetros de Asuán, es un lugar fantástico y menos masificado para ver grandes bancos de peces y explorar arrecifes de colores sin tener que pasar horas en un barco. El clima y las condiciones del agua aquí son incluso mejores para bucear que en Hurgada. Desde Marsa Alam también se pueden realizar varias excursiones de un día, como a Elphinstone, donde se pueden avistar tiburones de punta blanca y tiburones martillo. Tampoco puede faltar una inmersión en Abu Dabab con una de las últimas poblaciones de manatíes que quedan en el mar Rojo.

Solicitar visado Egipto online

El visado electrónico Egipto es un permiso de viaje oficial del servicio de inmigración egipcio que puede solicitarse por internet. Hay dos variantes del visado de turista para Egipto, una de “entrada única” y otra de “entrada múltiple”. Si quiere iniciarse con el buceo en Egipto, la variante de entrada única es suficiente. ¿Es usted un buceador experimentado y viaja a menudo a Egipto para disfrutar del mundo submarino? Entonces será mejor que solicite la variante de entrada múltiple del visado Egipto. Ambas variantes tienen una validez de 90 días. Durante este periodo puede permanecer hasta 30 días consecutivos en Egipto. En el caso del visado de entrada múltiple, puede realizar un número ilimitado de viajes a Egipto dentro del periodo de validez de 90 días, pero incluso entonces cada estancia no puede durar más de 30 días. El precio del visado de entrada múltiple es ligeramente superior al del visado de entrada única: 84,90 € y 49,95 € por persona, respectivamente.

Atención: este artículo sobre el visado para Egipto tiene más de un año. Posiblemente contiene información y consejos anticuados, por lo que no se puede derivar ningún derecho de este artículo. ¿Va a viajar pronto y le gustaría saber qué reglas se aplican actualmente? Entonces lea toda la información actual sobre el visado para Egipto.