Noticia | | 27-11-2020 | ±3 minutos tiempo de lectura

Muchos viajeros sueñan con conducir un jeep a través de la sabana y admirar a los Cinco Grandes en su hábitat natural. Los safaris pueden ser muy costosos, pero con algo de investigación y preparación es muy factible realizar un safari económico en Kenia. La preparación de su safari también incluye la solicitud de un visado para Kenia.

El safari nació en Kenia

El concepto de safari se originó en Kenia, gracias a las 25 000 especies diferentes que viven en el país. En consecuencia, la industria del turismo y los safaris en Kenia está muy desarrollada, lo que significa que existen muchas opciones para elegir en cuanto a alojamiento y transporte, y las excursiones y los conductores tienen precios relativamente competitivos. Además, Kenia tiene un trasfondo político generalmente estable y se considera uno de los países más seguros de África para los turistas. Ahora es uno de los destinos de safari más populares.

Desde el comienzo de la crisis del coronavirus a mediados de marzo, se ha producido un “baby boom” entre los elefantes del Parque Nacional Amboseli: han nacido no menos de 140 crías de elefante. Esto se debe en parte a la ausencia de turistas debido al coronavirus, pero también a la gran cantidad de precipitaciones que cayeron por lo que los elefantes tuvieron más comida a su disposición.

Safari más económico

Un safari nunca es barato; incluso la forma más barata de un safari costará sin duda mucho más que unas vacaciones promedio en África. Sin embargo, es una experiencia impagable.

Al organizar el alojamiento y el transporte usted mismo en lugar de reservar un tour organizado, puede mantener los costes bajos. Hay docenas de campings alrededor del Masái Mara, el parque más popular de Kenia. Los campings más baratos están situados fuera del parque y cuestan una media de 30 dólares por noche (o 14 dólares si dispone de su propia tienda). Es mejor viajar aquí por su propia cuenta con un taxi compartido (“matutu”) por solo 10 dólares. Sin embargo, debe tener en cuenta que estos alojamientos y campings suelen llenarse rápidamente.

Todos los campings ofrecen “game drives”, que no se necesitan reservar con antelación. Por unos 17 dólares se puede alquilar un jeep que se puede compartir con hasta 6 personas. Este precio incluye un conductor, un guía y un jeep 4x4.

No hay supermercados en el parque y sus alrededores y una comida en uno de los campings más baratos suele costar al menos 15 dólares. Si tiene un presupuesto limitado y quiere ahorrar gastos, es aconsejable llevar su propia comida al safari. De esta manera se puede hacer un safari en Kenia por un presupuesto de entre 180 y 250 dólares por persona.

Solicitar el visado para un safari en Kenia

El precio del visado Kenia es de 74,95 € por persona. El visado es fácil de solicitar online y el precio de la e-visa Kenia es menor que cuando se solicita el visado en el consulado. Se incluyen todas las tasas consulares, los costes de servicio y los impuestos; no se cobrarán gastos de administración, costes de transacción ni otros gastos adicionales. Los niños de hasta 15 años solo necesitan tener su propio pasaporte y no necesitan solicitar un visado cuando viajan con sus padres; las familias se ahorran una gran parte de los costes del visado. El visado se concede normalmente en una media de una semana y se envía por correo electrónico.