Noticia | | 18-06-2021 | ±4 minutos tiempo de lectura

Si está planeando un viaje a Nueva Zelanda, Wellington es una visita obligada. Además de ser la capital del país, su ubicación única la convierte en un enlace entre la Isla Norte y la Isla Sur. Para visitar la ciudad, primero debe solicitar una NZeTA antes de viajar al país.

Una metrópolis cosmopolita y alternativa

Ubicada en el extremo sur de la Isla Norte, la capital de Nueva Zelanda, Wellington, es la tercera ciudad más poblada del país. Al igual que el resto de Nueva Zelanda, la localidad tiene una historia rica que refleja la mezcla entre las culturas maorí y europea, algo que se puede ver claramente en el museo nacional Te Papa. Antes de la colonización europea en 1839, la ciudad estaba habitada por maorís desde el siglo XII.

Además de su cultura, Wellington es famosa por ser la capital culinaria de Nueva Zelanda. Cuba Street es la zona ideal para disfrutar de una gran oferta gastronómica y el carácter animado de la ciudad. Otro icono de Wellington es el histórico teleférico de color rojo, que sale de Lambton Quay y sube hasta las colinas de Kelburn a unos 600 metros de altura. Este funicular se inauguró en 1902 y fue todo un hito en la ingeniería de la época. Hoy en día ofrece unas de las vistas más emblemáticas de la ciudad. Su recorrido conduce hasta el Jardín Botánico, una zona verde en la que se pueden ver flores y plantas de todo el mundo. Este rincón de la ciudad también ofrece espacios interesantes, como un cementerio histórico o un invernadero de estilo victoriano.

Otro lugar desde donde se puede disfrutar de unas vistas excepcionales de la capital es el monte Victoria. Se puede llegar en coche o autobús en unos quince minutos desde el centro. Los que prefieran hacer ejercicio y disfrutar de una buena caminata pueden llegar a la cima en aproximadamente una hora.

Naturaleza y fauna a un solo paso

Antes de la llegada en canoa de los primeros pobladores provenientes de Polinesia alrededor del año 1280 a.C., Nueva Zelanda fue en su día una tierra aislada y libre de mamíferos, lo que hizo que florecieran las plantas y las aves autóctonas. La llegada de los humanos vino acompañada de plagas y depredadores, por lo que gran parte de esta fauna se extinguió, como es el caso de los moas. Además, otras especies pasaron de estar en peligro de extinción.

En Wellington hay dos centros centrados precisamente en la preservación de la flora y la fauna. Zealandia, el primer ecosantuario totalmente cercado del mundo, se encuentra a pocos minutos en coche o transporte público del centro de la ciudad. En él se pueden ver tuataras, reptiles prehistóricos con un tercer ojo, o wetas, insectos gigantes emparentados con los grillos. Otro espacio donde se puede disfrutar de la fauna es el Zoo de Wellington, dedicado a la preservación de las especies en peligro de extinción. Asimismo, este centro ha sido mundialmente reconocido por sus iniciativas y prácticas de sostenibilidad.

El respeto por el medio ambiente va más allá de estos espacios. En Nueva Zelanda se aplica un impuesto turístico llamado IVL (“International Visitor Conservation and Tourism Levy”) al precio de la NZeTA. Este impuesto beneficia los proyectos de turismo sostenible en el país, como el plan de rescate del loro kākāpō, una especie casi extinguida.

Una amplia oferta cultural

En Wellington hay una gran variedad de actividades y sitios culturales. Uno de los principales lugares de interés de la capital es el museo Te Papa. Este museo nacional cuenta con seis plantas de exposiciones interactivas de última generación. Es el lugar ideal para conocer más de cerca el pueblo indígena de Nueva Zelanda y aprender sobre su historia y cultura. A diferencia de otros museos, la entrada general es gratuita (a excepción de exhibiciones especiales) y está abierto todos los días del año (excepto en Navidad).

Los cinéfilos tienen una cita en Weta Workshop. Este estudio situado a poca distancia del centro de Wellington es famoso por su trabajo en las películas Avatar, Las Crónicas de Narnia o las trilogías de El Señor de los Anillos y El Hobbit. Weta Workshop crea efectos especiales y ofrece atrezzo y vestuario para películas y programas de televisión. Esta empresa abre además sus puertas a los fans mediante visitas que van desde los 45 minutos a tours de un día entero.

Solicitar un visado Nueva Zelanda (NZeTA)

Para visitar Wellington necesita una NZeTA. La NZeTA (siglas en inglés de “New Zealand electronic Travel Authority”) puede solicitarse fácilmente por internet. Tras rellenar el formulario de solicitud digital, hay que aportar una foto de carné. Una vez aprobada la solicitud, el visado se concede en una media de 5 días hábiles y se envía por correo electrónico.

La NZeTA es válida durante dos años a partir de la fecha de concesión. Este visado le permite viajar a Nueva Zelanda sin restricciones durante el periodo de validez. Cada estancia con una NZeTA puede durar hasta tres meses consecutivos. Esto le da tiempo suficiente para viajar desde la Isla Norte a la Isla Sur y explorar Wellington, la capital de este hermoso país, en el camino.