Noticia | | 20-05-2022 | ±5 minutos tiempo de lectura

Con más de 15000 km de costa desde el norte hasta el extremo sur, Nueva Zelanda ofrece una gran cantidad de idílicas playas, y concurridos complejos turísticos costeros. Desde playas subtropicales en las que poder relajarse a playas salvajes en las que hacer senderismo o surfear sin parar, Nueva Zelanda lo tiene todo. En este artículo podrá informarse sobre las playas más bonitas de Nueva Zelanda y cómo solicitar el visado Nueva Zelanda.

New Chums Beach

Según mucha gente, la playa deNew Chums es una de las playas más bellas de Nueva-Zelanda, y quizá del mundo. Al estar tan alejada, solo se puede llegar a la playa en barco o después de una caminata de 30 minutos. El recorrido comienza en el pueblo más cercano, Whangapoua, que también es un balneario muy conocido. Si se opta por el paseo, es aconsejable hacerlo con la marea baja, ya que con la marea alta hay que cruzar un río. El camino pasa por una zona de arbustos y rocas, por lo que se recomienda llevar un calzado resistente. Se recomienda visitar esta playa al atardecer. Para disfrutar de una vista insuperable de la bahía en la playa de New Chums, hay un mirador especial. Se puede acceder a través de una subida empinada de 10 minutos, después de girar a la derecha antes de llegar a la playa.

Bahía de New Chums BeachVista de la playa de New Chums

Hawái

El nombre de esta playa puede sugerir otra cosa, pero en realidad esta playa se encuentra en Nueva Zelanda. La playa está situada en la remota costa este de Nueva Zelanda, y a menudo es (injustamente) pasada por alto por los turistas. Debido al paisaje montañoso que la rodea y a sus playas de guijarros negros, la playa muestra grandes similitudes con las playas de Hawái, de las cuales toma su nombre. Su ubicación remota y su naturaleza virgen, hacen de esta playa una de las joyas desconocidas de Nueva Zelanda.

Wharariki Beach

La remota playa de Wharariki se encuentra en el extremo más al norte de la Isla del Sur. Llegar a esta playa es todo un reto, ya que primero hay que hacer un recorrido de veinte minutos en coche por un camino de grava sin asfaltar, seguido de un segundo paseo de otros veinte minutos. La vista de impresionantes formaciones rocosas en el agua y, con suerte, de crías de foca, hace que la visita a esta playa merezca la pena.

Cathedral Cove

Situada en el norte de la Isla Norte, esta playa se ha convertido en los últimos años en una de las más populares de Nueva Zelanda. Cathedral Cove se caracteriza por sus playas de arena rosa y sus impresionantes formaciones rocosas. Solo se puede llegar en kayak, en taxi acuático o a pie. La caminata hasta Cathedral Cove comienza en el cercano pueblo de Hanei y dura unos 50 minutos. Nota curiosa: una de las escenas iniciales de Las Crónicas de Narnia: El Príncipe Caspian se filmó aquí.

Cathedral CoveVista de Cathedral Cove

Hot Water Beach

La Hot Water Beach se encuentra justo al sur de Cathedral Cove, en la península de Coromandel. Hot Water Beach debe su nombre a las aguas termales que se encuentran bajo la playa. El agua que surge aquí es más caliente que la del mar. Unas dos horas antes y dos horas después de la marea baja, puede uster cavar su propio baño de agua caliente. Tenga en cuenta que si reserva en temporada alta (de diciembre a febrero), puede que esté muy concurrida. Si necesita más tranquilidad, es aconsejable visitarla en los meses de invierno. Las temperaturas son mucho más bajas entonces, pero el agua sigue siendo agradablemente cálida.

Awaroa Beach

Si quiere ser testigo del declarado amor de los neozelandeses por su país y la naturaleza, visite la playa de Awaroa. Esta “playa del pueblo” se encuentra en medio del Parque Nacional Abel Tasman, en la con acierto llamada Golden Bay, en el norte de la Isla Sur.

En 2016, cuando esta playa privada salió a la venta, unos 39.000 neozelandeses donaron el dinero necesario para que la zona pasase a ser propiedad del Departamento de Conservación, de modo que siguiera siendo accesible a todo el mundo. Ahora se está tratando de proteger y mejorar el ecosistema de esta zona para preservarlo de cara al futuro.

Solicitar el visado Nueva Zelanda

Antes de empezar a planear un viaje para visitar las playas más hermosas de Nueva Zelanda, deberá solicitar un visado Nueva Zelanda. El visado, también llamado NZeTA, es una autorización de viaje electrónica que puede solicitar fácilmente por internet. De este modo, ya no tendrá que acudir a la embajada para solicitar su visado. Una ventaja adicional es que el coste del NZeTA, que es de 59,95 € es mucho más bajo que si lo solicita en la embajada. El visado se concede normalmente en el plazo de una semana y es válido durante dos años a partir de la fecha de concesión. Esto deja mucho tiempo para admirar toda la belleza natural que ofrece Nueva Zelanda.