Noticia | | 06-08-2021 | ±4 minutos tiempo de lectura

Además de ser la capital de Omán, Mascate es una de las ciudades más antiguas del Medio Oriente. Esta localidad, que se ha desarrollado rápidamente desde la década de los 70, tiene una historia y oferta cultural muy interesante. Al planificar un viaje a Omán, además de considerar Mascate como punto de llegada, asegúrese de destinar algo de tiempo a descubrir esta ciudad.

Preparativos: visado Omán

Además de planear los sitios que quiere visitar durante su viaje al Sultanato de Omán, debe solicitar un visado Omán antes de partir. Desde 2018, ya no se puede solicitar el visado a la llegada, por lo que este trámite debe hacerse por internet. Puede realizar esta gestión de forma muy sencilla mediante el formulario de solicitud de esta web. Tras rellenarlo y realizar el pago, se tramitará su solicitud. Una vez concedida (tras una media de 1 semana), recibirá por correo electrónico su visado, que deberá imprimir y presentar a su llegada.

Hay tres variantes del visado de turista para Omán: el visado de entrada única (“single entry” en inglés) para estancias de hasta 10 días, el de entrada única para estancias de hasta 30 días, y el visado de múltiple entrada (o “multiple entry”) para estancias de hasta 30 días durante un año. El precio del visado Omán varía según el tipo de visado escogido.

Una ciudad llena de historia

La ciudad de Mascate destaca desde el siglo I a. C. como importante puerto comercial entre oriente y occidente. Perteneció, entre otros, a persas, portugueses y españoles, y no se convirtió en capital de Omán hasta finales del XVIII. Conozca los lugares históricos más interesantes que no puede perderse durante una visita en la ciudad.

Mutrah y la Ciudad Vieja

Mutrah, en el puerto marítimo, fue un importante pueblo pesquero que actualmente forma parte de la ciudad de Mascate. Además de ser una de las partes más antiguas de la ciudad, es donde se encuentran la mayoría de sus atracciones turísticas. Entre ellas hay el zoco de Mutrah, uno de los mercados más antiguos de Omán con sus doscientos años de antigüedad. Otro mercado destacado es el Fish Market, que representa a la perfección la historia comercial y la continuidad de la industria pesquera de la zona. El Corniche, el conocido paseo de aproximadamente un kilómetro a lo largo del puerto, es otro lugar de interés. Cuenta con fuentes, esculturas y jardines de gran belleza, y es el sitio perfecto para ver el impresionante yate del Sultán.

La Ciudad Vieja es el lugar de origen de Mascate y se accede a ella a través del Muscat Gate Museum, desde donde se obtiene una preciosa vista del Corniche. Esta zona permanece parcialmente amurallada y cuenta con dos viejos fuertes construidos en el siglo XVI por los portugueses: Al Mirani y Al Jalali. En la Ciudad Vieja también se encuentra Al Alam, el palacio ceremonial del Sultán. Aunque no está abierto al público, se puede caminar por su patio y jardines.

Museo nacional

Para conocer la historia de Omán, con 5 millones de años de antigüedad, una visita al Museo nacional de Omán es imprescindible. Fue inaugurado el 2016 y contiene la mayor colección de objetos históricos del país, con más de 5000 piezas. La idea de este lugar no es solo mostrar el pasado de Omán, sino dar a conocer las tradiciones y la cultura omanís dentro y fuera del país, así como impulsar la innovación. La entrada cuesta 5 OMR (unos 12 €).

Historia y modernismo en uno

Mascate, al igual que el resto del país, permaneció aislada y poco desarrollada hasta la década de 1970. Tras un importante desarrollo tecnológico y de infraestructural, Mascate es hoy en día un destino que combina historia y modernidad, con edificios que dejan asombrados a todo visitante.

Gran Mezquita del Sultan Qaboos

Una de las principales atracciones de Mascate es esta impresionante mezquita, la más importante del Sultanato de Omán. Fue construida principalmente a base de mármol y cuenta con una de las alfombras persas más grandes del mundo, cuya elaboración a mano duró cuatro años. También posee un enorme candelabro con más de 1000 bombillas y decorado con cientos de cristales Swarovski. Solía ser el más grande del mundo hasta que se construyó el de la mezquita Sheikh Zayed de Abu Dabi.

Ópera Real de Mascate

Otro de los edificios más icónicos de Mascate es su ópera, una de las primeras de su tipo en el Medio Oriente. Fue construida a órdenes del sultán Qaboos y refleja la arquitectura contemporánea del país. En ella se puede disfrutar desde música tradicional árabe hasta óperas y música popular. Además de asistir a un evento musical, se puede visitar en un tour para conocer su auditorio y exhibiciones.