Noticia | | 18-12-2020 | ±4 minutos tiempo de lectura

Omán, el segundo país más grande de la península arábiga, es un país con ricas tradiciones y una gran herencia cultural. Omán tiene ciudades preciosas, pero también zonas de naturaleza y parques nacionales que merecen una visita. En este artículo se nombrarán algunas de las atracciones turísticas del país que más merecen la pena. No se olvide de solicitar un visado Omán antes de partir.

Mascate y Nizwa

Mascate, la capital y al mismo tiempo la ciudad más grande de Omán, tiene un número incalculable de elementos de interés turístico. La atracción turística más famosa es la Gran Mezquita del Sultán Qabus, la mayor mezquita del país (hay espacio para 6500 personas en la gran sala de oraciones). La mezquita también está abierta a los no musulmanes. Tenga en cuenta sin embargo que los visitantes deben llevar ropa apropiada.

Otro maravilloso edificio en la capital es la Ópera Real de Mascate que, al igual que la Gran Mezquita del Sultán Qabus (y muchas otras mezquitas), se construyó por encargo del sultán Qabus bin Said Al Said. Otros elementos de interés en los alrededores de la capital son el puerto de Matrah y el zoco de Matrah, un mercado en el que es posible sumergirse en la cultura local. Para aquellos que quieran aprender más sobre la historia del país, son visita obligada el Museo Nacional y el Museo de la Puerta de Mascate.

A unas dos horas en coche de Mascate está Nizwa, una de las ciudades más grandes y antiguas de Omán. Hasta el siglo XII fue la capital del país. La principal atracción de esta ciudad es la fortaleza de Nizwa. Desde la torre principal de esta fortaleza se obtiene una bonita vista de la ciudad. Cerca de la fortaleza hay un mercado todos los viernes que es la razón por la que la mayoría de viajeros visitan la ciudad: el mercado de cabras de Nizwa. La visita a este mercado es una experiencia inolvidable para muchos turistas, ya que en este mercado se reúnen los omaníes de todo el país.

Paisajes naturales: grutas, desiertos y uadis

Más de la mitad de Omán es desierto. Desde la capital, Mascate, se puede llegar al desierto de Sharqiyah, también conocido como Wahiba Sands, en unas 2 horas y media de coche. Las vastas llanuras de arena, coronadas con altas dunas, son una visión impresionante. Además de este desierto, situado en el norte de Omán, una parte del Rub al-Jali se encuentra en Omán. Este desierto también se conoce como el “cuartel vacío”, debido a que es una de las zonas más inaccesibles del mundo; incluso los beduinos evitan este desierto y practican la ganadería nómada solo en sus bordes. El desierto abarca no solo parte de Omán, sino también porciones de Arabia Saudí, Emiratos Árabes y Yemen.

A pesar de que una gran parte del país es desértica, el paisaje de Omán no consiste solo en llanuras arenosas. El país cuenta con varios oasis y uadis, y consiste en gran parte en cadenas montañosas. Uno de los uadis más famososo y hermosos del país es Wadi Bani Khalid. Los uadis son ecosistemas únicos en medio del árido desierto, y algunos, como Wadi Bani Khalid, tienen canales de irrigación que permiten a los habitantes de la zona cultivar en pequeña escala a pesar de la sequía. Otros uadis son Wadi Hamam, Wadi An Nakhr (también conocido como el gran cañón de Omán), Wadi Shab y Wadi Tiwi, pero hay muchos más.

La belleza natural de Omán se encuentra no solo en la superficie, sino también bajo tierra. A los pies de Jebel Shams, la montaña más alta de Omán, se encuentra la cueva de Al Hoota. Se estima que esta cueva tiene más de 2 millones de años de antigüedad, con una longitud total de unos 4,5 kilómetros. No es la única cueva de Omán; hay otras como la cueva de Abu Habban, la cueva de Al Marnif y la cueva de Majlis al Jinn (una de las más grandes del mundo).

Además, Omán es un destino popular de vacaciones para los amantes del buceo. El país tiene una línea de costa de más de 3000 kilómetros y algunos lugares de buceo de Omán están incluso en la lista de patrimonio de la humanidad de la UNESCO.

Solicitar visado Omán antes partir

Todos los españoles que viajen a Omán deben solicitar un visado Omán antes de partir. Es posible solicitar el visado electrónico Omán para turistas de forma sencilla por internet. Hay tres variantes distintas de visado de turista, a saber, uno para una estancia de hasta 10 días, otro para una estancia de hasta 30 días y un visado que permite múltiples viajes a Omán dentro de un plazo de un año, con una estancia máxima de 30 días cada vez. El precio del visado electrónico para Omán depende de la variante escogida. Atención: se debe solicitar el visado antes de partir. Ya no es posible obtener un visado al llegar a Omán.