Noticia | | 04-06-2021 | ±5 minutos tiempo de lectura

Tanzania es un destino muy popular para ir de safari. Además de visitar el Serengueti y ver a los Cinco Grandes, se puede subir al Kilimanjaro o relajarse en bonitas playas durante una visita al país. En este artículo encontrará algunas de las atracciones turísticas que merece la pena visitar. Antes de viajar, no olvide solicitar un visado Tanzania.

Un safari por los parques nacionales de Tanzania

Las zonas preferidas para hacer un Safari en Tanzania se encuentran principalmente al norte del país, a unas dos horas en coche desde Arusha. Si bien cualquier época es buena para este tipo de actividad, el mejor momento es entre agosto y octubre. Durante estos meses hay la temporada seca y es cuando se produce la migración de cebras y ñus.

Parque nacional del Serengueti

Con 1,5 millones de hectáreas, el Parque Nacional del Serengueti es la estrella de los safaris en Tanzania. El parque es famoso por su impresionante fauna salvaje, entre la cual se pueden ver a los “Cinco Grandes”. Asimismo, la gran cantidad de presas explica la enorme población de leones del parque. El Serengueti es también escenario de la “Gran Migración”, un espectáculo en el que miles de ñus, cebras y otros animales inician un largo viaje hacia el Masái Mara en Kenia para luego regresar.

Parque nacional de Tarangire

Otra visita obligatoria durante un viaje en Tanzania es el Tarangire, el sexto parque más grande de Tanzania. Destaca por su población de elefantes y su variada y abundante vegetación, entre la cual destacan los baobabs. Además de los elefantes y sus baños de barro, durante un safari en este parque también se pueden ver hasta tortugas.

Parque nacional del lago Manyara

Esta región está considerada reserva de la biosfera y es conocida por los babuinos que habitan en sus árboles. Con sus más de 400 especies, es también un paraíso ornitológico. Las orillas del lago alcalino que da nombre a este parque es hogar de flamencos rosados, pelícanos y cigüeñas. En Manyara también se pueden avistar búfalos, jirafas, cebras, antílopes, hipopótamos o rinocerontes.

Zona de conservación de Ngorongoro

Esta zona protegida de 8288 km² fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1979 y cuenta con nueve volcanes. Ngorongoro alberga dos sitios de renombre mundial. Uno de ellos es el increíble cráter volcánico de Ngorongoro. Además de disfrutar de unas preciosas vistas durante el amanecer, en sus alrededores se pueden ver auténticos masáis con sus rebaños. En esta zona también se encuentra Oldupai, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de África.

Ascenso al Kilimanjaro, la montaña más alta de África

El monte Kilimanjaro, de 5895 metros de altura, está situado en el noreste de Tanzania, cerca de la frontera con Kenia. El Kilimanjaro forma parte de las llamadas “Siete Cumbres”, los picos más altos de cada continente. Se puede llegar a la cima del Kilimanjaro sin tener mucha experiencia en escalar montañas. Hay varias rutas de diferente duración y dificultad para todos los niveles. También existe un gran número de agencias locales que organizan excursiones y proporcionan alojamiento y suministros. Se aconseja planificar bien el tiempo para que el cuerpo pueda acostumbrarse a la altitud y no sufrir mal de altura.

Dar es-Salam, la antigua capital de Tanzania

Dar es-Salam fue la capital de Tanzania hasta 1973. Aunque hoy en día lo es Dodoma, Dar es-Salam continúa siendo la ciudad más poblada y el puerto más importante del país. Esta localidad alberga el Museo Nacional de Tanzania, una visita obligada para los amantes de la historia. También tiene varias playas preciosas de fácil acceso gracias a su ubicación ideal en el océano Índico.

El paradisíaco archipiélago de Zanzíbar

Esta región está situada a unos 80 kilómetros de la costa y está formada por varias islas, entre las que destacan Zanzíbar (también llamada Unguja) y Pemba. Estas islas del índico poseen unas de las playas más idílicas de África y son ideales para relajarse. Los amantes del esnórquel y el submarinismo deben pagar una visita a la isla de Mnemba. Esta área protegida está formada por un arrecife de coral de siete kilómetros de largo y es una zona donde se pueden ver delfines. Al ser una propiedad privada, solo se puede visitar la isla por un alto precio. Sin embargo, se puede bucear o hacer esnórquel a unos 200 metros de su costa. Además de sus playas de aguas turquesas, la isla de Zanzíbar tiene mucho más que ofrecer. Pasear por la parte antigua de la capital, Stone Town, implica recorrer la historia de la isla. La Ciudad de Zanzíbar, con sus palacios de influencias indias y árabes y restos de mazmorras, fue el mayor puerto de tráfico de esclavos de África oriental en el siglo XIX.

Solicite el visado Tanzania

Los viajeros europeos que vayan a Tanzania para unas vacaciones necesitan un visado. Los niños también necesitan su propio visado. El visado Tanzania puede solicitarse fácilmente online y es válido para una estancia de hasta 30 días. Esto le permite combinar un safari por los principales parques nacionales con una estancia relajada en Zanzibar y Dar es-Salam.

Solo se puede solicitar el visado si se han comprado los billetes de ida y vuelta y reservado al menos un alojamiento. Asimismo, el pasaporte debe ser válido durante al menos 6 meses a la llegada y solo se puede entrar al país por determinados lugares. Encuentre más información sobre los requisitos del visado Tanzania aquí para viajar con tranquilidad.