Noticia | | 21-12-2020 | ±5 minutos tiempo de lectura

Zanzíbar es un precioso grupo de islas a unos 20 minutos de vuelo de Dar es-Salaam, la ciudad más grande de Tanzania. Es el destino perfecto para unas vacaciones de playa o para practicar deportes acuáticos. Además, las islas tienen una rica historia comercial con influencias árabes, persas, suajilis y portuguesas, entre otras. Para viajar a Zanzíbar es necesario un visado Tanzania, que se puede solicitar por internet de manera sencilla.

Archipiélago de Zanzíbar: las islas de Unguja, Pemba y Latham

Zanzíbar es oficialmente el nombre de un archipiélago compuesto de varias islas, entre las que se incluyen Unguja y Pemba. Sin embargo, el nombre de Zanzíbar se suele referir a la isla más grande con la mayoría de la población: Unguja. En este artículo se describen atracciones turísticas y actividades de todo el grupo de islas, y por lo tanto no solo de Unguja, la isla principal.

Playas y deportes acuáticos

Zanzíbar, con sus playas de arena blanca, mar azul cristalino y palmeras, es conocido en África como un paraíso de vacaciones. Las islas tienen un clima tropical y por lo tanto son perfectas para unas vacaciones de playa. Además, Zanzíbar es popular entre los aficionados a los deportes acuáticos. Es posible hacer submarinismo, esnórquel, natación, alquilar un barco, surf de remo, pesca de profundidad y kitesurf. Casi todos los complejos turísticos de Zanzíbar tienen escuelas de buceo que ofrecen viajes a los arrecifes de coral alrededor de las islas. Se pueden observar numerosos animales marinos, como mantas, ballenas jorobadas y cientos de especies de peces de arrecifes de coral. El mejor lugar para hacer esnórquel es Mnemba, una pequeña isla en el noreste de Unguja.

Animales salvajes en el parque nacional de la Bahía Jozani Chwaka

La isla principal, Unguja, tiene un pequeño pero bonito parque nacional: Bahía Jozani Chwaka. Aquí es posible contemplar al colobo rojo (Piliocolobus kirkii), una rara especie de mono en peligro de extinción que solo se encuentra en Zanzíbar. Además, es posible encontrar monos azules (el cercopiteco de diadema), antílopes y numerosas especies de aves. El parque tiene senderos en forma de plataformas de madera para caminar entre los manglares.

Sin embargo, el parque nacional no es un lugar adecuado para un safari. Se aconseja a quienes, además de monos, quieran ver elefantes, leones y leopardos, que combinen su viaje a Zanzíbar con una estancia en la parte continental de Tanzania. El visado es válido para una estancia máxima de 30 días. Dentro de este periodo puede viajar tantas veces como quiera desde el continente de Tanzania a Zanzíbar y viceversa. Con su visado puede, por ejemplo, visitar primero el parque nacional de la Bahía Jozani Chwaka, en Zanzíbar, después hacer un safari en una de las reservas de caza en el continente, y terminar su viaje en las playas de Zanzíbar.

Ciudad de Zanzíbar, Stone Town y Pemba

La capital de Unguja, la ciudad de Zanzíbar, es una visita obligada durante la estancia en la isla. El casco histórico de la ciudad, que figura desde el año 2000 en la lista de patrimonio de la humanidad de la UNESCO, también se conoce como Stone Town. El centro debe su nombre al uso de piedras de coral como principal material de construcción de la ciudad, que le confiere un característico color rojo. La influencia árabe, persa, india, europea y africana (suajili) es bien visible en las calles de esta ciudad, entre otras cosas en los diversos estilos arquitectónicos. Quien quiera aprender más sobre la difícil historia de la isla puede visitar el monumento en el antiguo mercado de esclavos.

La ciudad de Zanzíbar es una agradable ciudad con pequeñas callejuelas, mercados tradicionales y mezquitas. En los jardines Forodhani tanto los turistas como la población local disfrutan de los platos locales y la música en directo. Las atracciones turísticas más famosas son el fuerte árabe (la construcción más antigua de la ciudad) y el museo del palacio (el palacio del antiguo sultán). Los aficionados a Queen, la banda de rock, pueden visitar el pequeño museo Freddie Mercury, dedicado al cantante del grupo, que nació en Stone Town.

Otra isla que pertenece al archipiélago de Zanzíbar es Pemba. Esta isla ha sido menos descubierta por turistas que la isla principal de Unguja, y por lo tanto tiene playas más tranquilas. Aunque la isla está cerca de Unguja, tiene un paisaje completamente diferente; Pemba es montañosa y más verde que Unguja, pero, al igual que la isla principal de Zanzíbar, tiene preciosas playas y un fascinante mundo submarino.

Solicitar visado Tanzania

Para visitar las preciosas islas de Zanzíbar es necesario tener un visado Tanzania. Los españoles pueden solicitar su visado de forma sencilla por internet. Después de pagar el precio del visado (79,95 € por persona) y subir determinados documentos, se empieza a tramitar la solicitud. El visado Tanzania se aprueba en una media de cuatro semanas y se envía por correo electrónico. A partir de ese momento, solo debe imprimir el visado y llevárselo al viaje.

Con el visado se permite llegar al aeropuerto de Zanzíbar o a alguno de los aeropuertos o pasos fronterizos de Namang o Tunduma en la parte continental de Tanzania. Podrá viajar entre Zanzíbar y la parte continental de Tanzania tantas veces como quiera dentro de la estancia máxima de 30 días.