Noticia | | 06-05-2021 | ±4 minutos tiempo de lectura

Cualquier persona que viaje a Estados Unidos en barco o en avión debe tener un pasaporte válido y un ESTA o visado EE. UU. para poder facturar o embarcar. Una vez que haya llegado a Estados Unidos, puede utilizar el transporte público, los vuelos nacionales, un coche (de alquiler), una moto o una autocaravana.

El viaje a Estados Unidos

La mayoría de los viajeros llegan a los Estados Unidos en avión. Esta forma de viajar es, en la mayoría de los casos, la única opción, pero los viajeros pueden elegir entre un vuelo directo y un vuelo con escala. Es aconsejable volar a Estados Unidos directamente, no solo porque así se ahorra tiempo, sino también porque así se libera menos CO₂ en comparación con los vuelos con escala. Los viajeros también pueden optar por compensar las emisiones de CO₂ de su vuelo marcando esta opción en el formulario ESTA.

Solicite un ESTA antes de partir

En la mayoría de los casos, los viajeros de nacionalidad europea no necesitan solicitar un visado. Si estos viajeros cumplen todas las condiciones del ESTA, pueden solicitar esta autorización de viaje y no necesitarán visado. La abreviatura ESTA significa “Sistema Electrónico de Autorización de Viaje” (“Electronic System for Travel Authorization”). Dado que el ESTA es más barato, más rápido y más fácil de solicitar que un visado, muchos viajeros optan por solicitar esta autorización de viaje. Puede solicitar un ESTA online en unos pocos minutos mediante el formulario de solicitud del ESTA.

Para poder solicitar un ESTA, los viajeros deben estar en posesión de un pasaporte válido. Dado que el ESTA está vinculado al número de pasaporte con el que se solicitó, debe utilizarse el mismo pasaporte para viajar a EE. UU. Esto significa que no es posible solicitar un ESTA en la frontera. En el control de pasaportes se puede comprobar rápidamente si el viajero tiene un ESTA válido.

Transporte público

Los coches son el medio de transporte más utilizado en Estados Unidos, pero los viajeros también pueden optar por desplazarse de un lugar a otro en transporte público. La mayoría de las grandes ciudades están bien comunicadas por transporte público y cuentan con amplias redes de tren, metro y tranvía. La compañía ferroviaria más conocida es Amtrak, que transporta unos 30 millones de pasajeros al año. En California se ha creado una red de transporte público llamada Bay Area Rapid Transit (BART), a la que se accede a través de un túnel bajo el mar en los suburbios de San Francisco y Oakland. También en Chicago y Nueva York se puede llegar a los suburbios en tren y autobús.

A pesar de las diversas posibilidades, también hay desventajas al viajar en transporte público. Las paradas de autobús suelen estar mal indicadas y los autobuses no siempre circulan según el horario. Además, suelen estar muy llenos. Por ello, es recomendable tener siempre a mano el número de teléfono de una compañía de taxis o la aplicación “Uber”, por si el transporte público no funciona. Para distancias más largas, puede recurrir al mayor operador de autobuses de larga distancia de Estados Unidos: Greyhound. Greyhound dispone de 1700 autobuses y es conocida por su buena relación calidad-precio.

Transporte propio

La opción de transporte más fácil, aunque no la más barata, en Estados Unidos es el coche. El transporte propio da mucha libertad. Los viajeros mayores de 20 años con carnet B español pueden alquilar un coche o una autocaravana con un peso máximo de 3500 kilogramos en cualquier empresa de alquiler de coches, y los viajeros con carnet A pueden optar por alquilar una Harley Davidson u otro tipo de moto. Aunque no se exige oficialmente un permiso de conducir internacional, es aconsejable solicitarlo por si acaso antes de partir, ya que algunas empresas de alquiler lo exigen. El permiso de conducir internacional solo es válido en combinación con el permiso de conducir nacional. El visado o el ESTA USA es un documento que debe solicitarse antes de la salida.

En Estados Unidos se utilizan mucho más las tarjetas de crédito que en Europa. En la mayoría de los casos, la garantía para alquilar un coche solo puede pagarse con tarjeta de crédito. Por lo tanto, es recomendable llevar una tarjeta de crédito durante su viaje. Tenga en cuenta que los conductores menores de 25 años tienen que pagar una tasa diaria adicional.

Vuelos domésticos

Si tiene su propio transporte, es posible ver mucho en poco tiempo. Sin embargo, aunque tengan su propio transporte, los viajeros están limitados a uno o pocos estados. Por lo tanto, es aconsejable viajar en vuelos domésticos para largas distancias. Un vuelo doméstico del esta al oeste de EE. UU. solo dura unas 6 horas y media, mientras que con el transporte privado se tardaría al menos 40 horas. Además, los vuelos nacionales son relativamente baratos, ya que hay muchas compañías aéreas que compiten entre sí.