Noticia | | 02-10-2017 | ±3 minutos tiempo de lectura

Llevar un ordenador portátil en la cabina o en la bodega del avión a los Estados Unidos; desde la primavera de 2017 existe mucha confusión al respecto. El 21 de marzo John Kelly, ministro del Departamento de Seguridad Nacional, implementó un nuevo reglamento. A partir de ese momento, se prohibió llevar aparatos electrónicos “grandes” en los vuelos a EE. UU. desde ocho países. Los aparatos electrónicos grandes son todos equipos de más de 16 por 9,3 centímetros. Esto incluye ordenadores portátiles, pero también muchas tabletas, lectores de libros electrónicos y algunos teléfonos móviles grandes.

Explosivos en los ordenadores portátiles

La prohibición de los ordenadores portátiles se implementó debido al hecho de que es bastante fácil esconder explosivos en los productos electrónicos. Tanto para los equipos de detección como para los inspectores manuales, es muy difícil comprobar si una batería de estos aparatos electrónicos (normalmente de iones de litio) es realmente una batería, o si se trata de explosivos disfrazados de baterías. Desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, el gobierno de EE. UU. ha tratado de hacer todo lo posible para evitar atentados terroristas en los aviones.

Prohibición de ordenadores portátiles desde Europa

Inicialmente, la prohibición solo se aplicaría a los vuelos a los Estados Unidos desde ocho países de África y el Oriente Medio. El 12 de mayo de 2017 los periódicos españoles estaban llenos de informes sobre una extensión de la prohibición para los pasajeros que viajan a Estados Unidos en avión desde Europa. No se trataría de una prohibición completa; los ordenadores portátiles seguirían siendo permitidos en el equipaje facturado; así que no en la cabina, sino en la bodega. Sin embargo, el problema es que las baterías de iones de litio a veces se incendian por sí solas; el ejemplo más reciente de ello fue el Samsung Note, que quedó desacreditada en 2016 debido a los numerosos casos de ignición espontánea.

Es difícil apagar el fuego de las baterías incendiadas y aún más cuando se encuentran en la bodega del avión donde nadie puede alcanzarlas durante el vuelo. Además, posiblemente se pueden detonar los explosivos que se encuentran en un ordenador portátil en el equipaje facturado mediante un control remoto desde la cabina. Por lo tanto, la propuesta de los Estados Unidos de transportar ordenadores portátiles en la bodega de carga no fue apreciada por las compañías aéreas y los gobiernos europeos.

Controles más estrictos

El 28 de junio de 2017, el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos anunció que no impondrá una prohibición de los ordenadores portátiles en los aviones de Europa a EE. UU. Sin embargo, introdujo un control mucho más estricto de los aparatos electrónicos. Inmediatamente se contrató más personal en los aeropuertos de los que parten los vuelos a los Estados Unidos de América. De esta manera, pueden revisar todos los aparatos electrónicos que se transportan a EE. UU. en avión, para comprobar si contienen explosivos.

Estos controles adicionales no solo se aplican a los vuelos desde Europa, sino también a los vuelos desde los ocho países para los que se había impuesto la prohibición de los ordenadores portátiles. En cuanto todas las compañías aéreas con vuelos procedentes de África y el Oriente Medio hayan demostrado que están aplicando estos controles adicionales, se podrá levantar la prohibición de los ordenadores portátiles, los teléfonos móviles y las tabletas. Es posible que la prohibición se siga aplicando a los vuelos procedentes de varios países durante un tiempo, pero en ese caso al facturar su equipaje se le comunicará que puede llevar su ordenador portátil en la bodega del avión.

Atención: este artículo sobre el ESTA para los Estados Unidos tiene más de un año. Posiblemente contiene información y consejos anticuados, por lo que no se puede derivar ningún derecho de este artículo. ¿Va a viajar pronto y le gustaría saber qué reglas se aplican actualmente? Entonces lea toda la información actual sobre el ESTA para los Estados Unidos.