Noticia | | 16-07-2021 | ±5 minutos tiempo de lectura

Aunque el tren es el método preferido de los turistas para moverse por la India debido a su gran tamaño, hay quienes prefieren alquilar un vehículo. Esto permite una mayor libertad y descubrir su apasionante cultura a fondo. Para poder conducir por la India, se necesita un permiso de conducir internacional y un visado India antes de la salida.

Red de carreteras en la India

Un tema a tener en cuenta antes de ponerse detrás del volante en el extranjero es la calidad de las carreteras del país de destino. En el caso de la India, las carreteras de buena calidad se encuentran únicamente en las grandes ciudades y capitales. En las afueras y el resto del país, prevalecen las vías defectuosas, con socavones en el terreno y de conducción difícil. Asimismo, estas están muy poco iluminadas, lo que dificulta la visibilidad por la noche y aumenta el riesgo de accidentes. Además de estas circunstancias peligrosas por la noche, hay que tener en cuenta los conductores ebrios y los que circulan sin luces para ahorrar. Debido a esto, se recomienda alquilar un coche con conductor experto acostumbrado a estas condiciones.

Normas de tráfico

La principal y conocida diferencia respecto a la conducción en nuestro país es que en la India se conduce por la izquierda debido a su herencia británica. Aquellos que hayan conducido por el Reino Unido, Irlanda o Australia puedan pensar que no es demasiado difícil. Sin embargo, el tránsito caótico en la India no tiene nada que ver con el de estos países. Aunque hay una serie de normas de circulación, la mayoría de la gente no las respeta y se guía por las reglas de conducción “informales”. Como sucede en países como Egipto, el uso del claxon es primordial para cualquier movimiento y puede considerarse como método de comunicación en la carretera. Se puede adelantar por ambos lados y a menudo hay vehículos conduciendo en dirección contraria, por lo que queda otra que apartarse para evitar accidentes.

A pesar de este comportamiento generalizado, se recomienda a los extranjeros ceñirse a las normas de circulación para evitar problemas con la policía. Los límites de velocidad suelen ser de 100 km/h para los automóviles y 65 km/h para las motos. Sin embargo, esto puede variar en cada estado, por lo que se aconseja informarse de las normas en la zona que se circula. La tasa máxima de alcohol permitida en India es de 0,3 gramos por litro de sangre. Excederla puede comportar penas de cárcel, multas o una combinación de ambas. Otro elemento a tener en cuenta es la gran variedad de vehículos que comparten las mismas vías: desde coches y motos a tuk-tuks, rickshaws (bicicletas de tres ruedas) o carros empujados por bueyes. Además de estos animales hay que ir con cuidado con los monos, los búfalos y las vacas (sagradas en el país), que circulan libremente.

Documentación necesaria y visado India

Los requisitos para conducir en la India son parecidos a los de muchos otros países. Además del carné nacional, hace falta tener una licencia de conducir internacional que se debe tramitar antes de la salida. Debido a las características del tráfico mencionadas anteriormente, en la India se suele alquilar un coche con conductor experimentado. Los precios suelen ser asequibles y rondan los 30 € por día. Los que prefieran vivir la experiencia de conducir por la India por cuenta propia, pueden hacerlo alquilando un vehículo a través en empresas o casas de alquiler. Hay agencias internacionales reconocidas por todo el país o se puede contratar este servicio desde el mismo hotel, por lo que no es difícil encontrar opciones durante el viaje.

Otro de los documentos necesarios que se deben tramitar iniciar el viaje es el visado India. Los viajeros españoles pueden solicitar la e-visa India. Este tipo de visado electrónico se solicita antes de partir y es más fácil y sencillo que un visado físico. El visado India permite estancias de 90 días si se viaja por turismo y de 180 si se hace por negocios, y cuesta 109,95 € por persona. Es válido durante un año y se solicita rellenando un formulario de visado online. Tras enviar la solicitud y efectuar el pago, el visado se concede en 1 semana de media, 3 días laborables en el caso de solicitudes urgentes.

Mejores rutas en coche

Una vez se haya alquilado un coche con o sin conductor, ha llegado la hora de echarse a la carretera. Los que dispongan de poco tiempo o quieran conocer los lugares más destacados de India deben seguir el llamado “Triángulo del oro”. Esta ruta cubre las tres ciudades más importantes de India: Delhi, la capital, Agra, donde hay el Taj Mahal, y Jaipur, la “Ciudad Rosa”. Las distancias entre ciudad y ciudad oscilan entre los 200 y los 400 kilómetros, y ocupan de entre 3 a 6 horas de viaje por trayecto. Otra opción para los amantes de las vistas y el buen clima es la ruta costera, que empieza en Goa, pasa por Mangalore y llega hasta Calcuta. Este viaje cubre trayectos más largos, que van de los 300 hasta los 700 kilómetros por tramo y pueden llegar a tomar hasta 16 horas. En ambos casos se recomienda siempre planear bien este tipo de rutas para asegurarse de no perderse nada e iniciar el viaje bien preparado.