Noticia | | 30-11-2020 | ±6 minutos tiempo de lectura

Al pensar en la India, siempre pensamos en el Taj Mahal o en Bombay, la ciudad más grande de la India, pero también Nueva Delhi, la capital del país, tiene mucho que ofrecer. Muchos de los viajeros que llegan a Nueva Delhi en avión quieren escapar del caos de la ciudad inmediatamente e ir a otras partes de la India. Es una verdadera lástima, porque definitivamente vale la pena quedarse en Nueva Delhi unos días y descubrir los aspectos más interesantes de la capital. A continuación se describen los aspectos más destacados de la capital. No se olvide de solicitar un visado India antes de partir hacia Nueva Delhi.

Delhi o Nueva Delhi, ¿cuál es la diferencia?

Los nombres de Delhi y Nueva Delhi se usan a menudo indistintamente, pero oficialmente tienen un significado diferente. Nueva Delhi es la capital de la India. Delhi no es una abreviatura de Nueva Delhi, sino que se refiere a un área más amplia, a saber, el Territorio de la Capital Nacional de Delhi. La India está dividida en 28 estados y 8 territorios. Uno de estos territorios es el territorio de la capital de Delhi. El territorio de la capital está a su vez dividido en 11 distritos. Nueva Delhi, la capital de la India, es uno de estos once distritos y por lo tanto parte del territorio de Delhi.

Este artículo describe los lugares de más interés de todo el territorio, no solo en la capital, Nueva Delhi, sino también en otros distritos de Delhi. Muchos lugares de interés se encuentran a las afueras de la capital, como Old Delhi. Los europeos necesitan un visado para viajar a la India, tanto si solo quieren visitar Nueva Delhi como otras partes del país.

Sede del gobierno de la India

Raisina Hill es un barrio de Nueva Delhi, donde se encuentran los edificios gubernamentales más importantes de la India, incluida la residencia del Presidente, Rashtrapati Bhavan, algunos ministerios y la secretaría en la que se encuentra la oficina del Primer Ministro. Desde Raisina Hill comienza un largo bulevar dirección este hacia India Gate, el icónico arco del triunfo que conmemora a los soldados de la India británica que murieron en la Primera Guerra Mundial. En el arco, que está inspirado en el Arco del Triunfo francés, están grabados los nombres de 90 000 caídos indios y británicos de la Primera Guerra Mundial y de 3000 soldados muertos en la frontera noroccidental y en la guerra contra Afganistán de 1919. Además, el arco triunfal honra a las víctimas de la guerra entre Bangladés y Pakistán en 1971.

Preciosos templos y mezquitas

Numerosas religiones están representadas en la India y esto se refleja claramente en Delhi: hay lugares de culto de varias religiones, incluyendo el islam, el hinduismo, el sijismo y el bahaísmo. La mezquita más importante de Delhi es Jama Masjid, también llamada la Mezquita de los Viernes. La mezquita, situada en una colina de Old Delhi, es una de las más grandes del mundo, y merece la pena visitarla aunque no se sea musulmán, por sus impresionantes torres, cúpulas y su enorme patio.

Otra atracción popular es el Templo del Loto, en el sur de Delhi. El templo de la comunidad bahaí, que se inauguró en 1986, tiene la forma especial de una flor de loto. La estructura consiste en 27 enormes hojas de loto que, como la propia flor, están rodeadas de agua. Al atardecer, la luz cae entre las hojas y la estructura adquiere un aspecto todavía más maravilloso.

También Akshardham, el mayor templo hindú de Delhi, es relativamente moderno; este complejo de templos se abrió en 2005. Este enorme templo, con nueve cúpulas, obtuvo el premio en el Libro Guinness de los récords como mayor complejo de templos hindúes del mundo. El templo está decorado con pilares ornamentales y elefantes de tamaño real.

Por último, Delhi es el hogar de uno de los mayores templos sijs, el Gurudwara Bangla Sahib. El templo, con su mármol blanco y su cúpula dorada, se reconoce desde lejos. En el centro del complejo hay un manantial sagrado, cuya agua se dice que tiene propiedades curativas. En el templo se cocina diariamente para miles de personas desfavorecidas. Las gigantescas ollas y sartenes en la cocina del templo sij son una atracción en sí mismas.

Impresionantes edificios y concurridos mercados

Además de los lugares de culto, Nueva Delhi tiene otros edificios impresionantes, como la tumba de Humayun. La construcción de esta enorme tumba sirvió de inspiración y tuvo una gran influencia en la arquitectura del posterior Taj Mahal. La tumba está rodeada de jardines inspirados en el jardín del paraíso descrito en el Corán. La construcción más famosa de Old Delhi es el Fuerte rojo, un palacio amurallado cuyas enormes paredes de arenisca roja tienen más de dos kilómetros de largo. La fortaleza fue construida para conmemorar al Shah Jahan, gobernante del imperio Mogol y, al igual que la tumba de Humayun, es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Una visita a Delhi solo estará completa cuando se visiten los caóticos pero coloridos mercados de la ciudad. Uno de los mercados más famosos está situado en Chandni Chowk, la calle principal de Old Delhi. En el laberinto de calles encontrará numerosas tiendas con hierbas y especias, coloridos saris y dulces indios. Explore el barrio a pie o en rickshaw.

Oasis de tranquilidad en la ajetreada ciudad

Escápese del ajetreo de Chandni Chowk en Lodi Gardens, un gran parque en el que, además de disfrutar de sus árboles y plantas, se pueden visitar algunos mausoleos y otros edificios de los siglos XV y XVI. Otro oasis de tranquilidad en Delhi es Raj Ghat, un memorial de Mahatma Gandhi. El monumento está situado en un parque a orillas del río Yamuna, donde también hay monumentos de otros importantes políticos indios. Cerca de aquí se encuentra el Museo Nacional Gandhi, que se puede visitar para aprender más información sobre la vida de Gandhi.

Solicitar visado India

Para viajar a Delhi necesita un visado India. El visado India se puede solicitar de forma sencilla por internet con el formulario de solicitud digital. Después de rellenar el formulario y pagar los costes, hay que subir una serie de documentos (para turistas, es suficiente con una foto de carné y un escaneo del pasaporte). El visado se concede de media en menos de una semana. Se aconseja a los viajeros que vayan a partir hacia Nueva Delhi con poca antelación y que todavía no hayan solicitado un visado que presenten una solicitud urgente. Las solicitudes urgentes se procesan en tres días hábiles de media. La India no tiene un visado a la llegada; se requiere un visado válido antes de partir.