Noticia | | 23-11-2020 | ±4 minutos tiempo de lectura

Myanmar (también conocido como Birmania) no suele ser el primer destino que viene a la mente al planificar un viaje. Sin embargo, el país tiene mucho que ofrecer: desde impresionantes templos y pagodas hasta grandes lagos y pintorescos pueblos. Para viajar a Myanmar se necesita un visado que puede solicitarse por internet de forma fácil y rápida.

Lo más destacado de Myanmar: Bagán

Uno de los lugares turísticos más visitados de Myanmar es Bagán, también conocido como Pagán. El estado de Bagán fue fundado en el siglo IX por los bamar y fue declarado posteriormente Reino de Birmania, hasta que se desintegró en el siglo XIII tras los ataques de los mongoles. En la actualidad, la ciudad de Bagán alberga la mayor colección de templos y estupas budistas del mundo. El complejo de templos se compara a menudo con los templos de Angkor Wat en Camboya, pero muchos viajeros que han visitado ambos complejos consideran que Bagán es aún más impresionante que Angkor. El conjunto de templos está inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 2019.

En el complejo se pueden admirar los restos de más de 2200 templos, monasterios y pagodas budistas (parcialmente restaurados). El mejor momento para visitar los templos es durante el amanecer o el atardecer debido a las vistas mágicas que regala el sol a esas horas. Los templos también se pueden visitar desde un globo aerostático. Tenga en cuenta que los costes de esta actividad pueden ser elevados. Debido al gran número de templos y ruinas diferentes que se pueden ver en Bagán, se recomienda quedarse al menos dos o tres días.

Las influencias budistas en Myanmar

Además del complejo de templos de Bagán, existen muchas pagodas, estupas y monasterios en Myanmar. La mayoría de la población de Myanmar es budista y el budismo se refleja en las calles y la arquitectura de todo el país. Myanmar cuenta con numerosos y hermosos templos, lugares de peregrinación y otros santuarios que los turistas pueden visitar.

El templo más grande de Myanmar, la pagoda Shwedagon, se encuentra en el sur del país, en la antigua capital Yangón (Rangún), y se considera el centro religioso de esta ciudad. El templo tiene casi cien metros de altura y está cubierto con 50 000 kilos de láminas de oro y miles de piedras preciosas, lo que hace que la estructura brille bajo el sol. Se dice que en la pagoda se guardan ocho cabellos del último Buda y reliquias de los Budas anteriores. La pagoda se considera el orgullo nacional de Myanmar y, por tanto, es una visita obligada durante un viaje por el país.

Otro lugar de peregrinación budista no muy lejos de Yangón es el pueblo de Kinpun. Allí se encuentra la Roca Dorada, una roca de granito recubierta de láminas de oro que se sostiene en la cima del monte Kyaikto a 1100 metros de altura. Según la tradición, el equilibrio de la roca se mantiene gracias a dos cabellos de Buda. Los interesados en el budismo también pueden visitar Monywa, una ciudad donde hay más de 500 000 estatuas de Buda y una inmensa estatua dorada de Buda de 129 metros de altura. Asimismo, en las cuevas de piedra caliza de Pindaya hay más de 8000 estatuas de Buda.

Paisajes impresionantes

Myanmar no solo tiene una cultura interesante y hermosos templos que ofrecer a los turistas, sino también mucha belleza natural. El lago Inle, situado entre las montañas, es a menudo considerado el lugar más bonito de Myanmar. El lago es conocido por las aldeas de los intha, construidas sobre pilotes en medio del agua, y por los característicos pescadores que reman sobre una pierna. Los aventureros pueden caminar desde el pueblo de Kalaw hasta el lago Inle. La ruta montañosa de unos 60 kilómetros atraviesa bosques y preciosos campos de té verde, y puede recorrerse en dos o tres días.

Para los que prefieran subir a las alturas, pueden hacer una excursión desde Bagán al monte Popa, un volcán inactivo que se ha convertido en lugar de peregrinación. En un día despejado, el complejo de templos de Bagán puede verse desde el monasterio situado en la cima de la montaña, a 737 metros de altura.

Otro lugar emblemático en un lago es el puente U Bein, en Amarapura. La pasarela de madera de teca sobre el lago Taungthman tiene la friolera de 1,2 kilómetros de longitud y es muy popular entre los fotógrafos, que capturan las siluetas de la gente que pasea por el puente. En la temporada de lluvias el puente puede estar parcialmente inundado.

Solicitud del visado Myanmar

Todo aquel que quiera ver los santuarios y los espectaculares paisajes de Myanmar por sí mismo tras leer este artículo necesitará un visado Myanmar. Por lo general, no es necesario acudir a la embajada de Myanmar, ya que el visado puede solicitarse fácilmente por internet si se cumplen los requisitos. Los visados para Myanmar se conceden de media al cabo de una semana y se envían por correo electrónico. El visado electrónico es válido durante 90 días y se puede permanecer hasta 28 días en el país con el visado. Esto le da tiempo más que suficiente para descubrir algunos de los lugares más espectaculares de Myanmar.