Noticia | | 25-09-2020 | ±5 minutos tiempo de lectura

La mayoría de gente cree que Rangún es la capital de Myanmar. Sin embargo, Rangún es la ciudad más grande del país, no la capital. La capital oficial de Myanmar es Naipyidó. Como la mayoría de turistas van de vacaciones a Rangún, Naipyidó es una relativa desconocida como atracción turística. En este artículo nos sumergimos en los secretos de esta ciudad.

Naipyidó: la capital desconocida

Hay una buena razón para que mucha gente piense que Rangún es la capital de Myanmar. Hasta 2006 ese era el caso. En 2006, el gobierno decidió trasladarse a Naipyidó. Todavía no está claro cuál fue la razón. Algunos alegan que la ubicación de Naipyidó es la razón del traslado. Naipyidó está más cerca de las regiones sobre las que el gobierno de Myanmar quiere ejercer más control, como Kayin. Sin embargo, la razón oficial del gobierno es que en Rangún no había suficiente espacio para la expansión de los edificios gubernamentales.

La historia de Naipyidó es muy corta. El gobierno comenzó a construir la ciudad en 2002 y en 2012 estaba completamente terminada. Por este motivo, Naipyidó tiene relativamente pocas atracciones turísticas. Al ser una ciudad tan nueva tiene por ejemplo pocas zonas o edificios históricos.

Edificios vacíos y carreteras desiertas

Los viajeros que lleguen a Naipyidó pueden tener la impresión de que la ciudad esté desierta. Las cifras oficiales indican que Naipyidó tiene más de 900 000 habitantes, pero es casi seguro que este número está inflado. Naipyidó se caracteriza por carreteras vacías y calles desiertas. La ciudad se ha construido a un ritmo tan rápido que no parece que pertenezca a Myanmar en absoluto. Está llena de altos edificios modernos, grandes hoteles y extensos centros comerciales prácticamente sin usar. En comparación con el resto de Myanmar, asolado por la pobreza, Naipyidó parece haber salido de la nada. Se dice que la construcción de la ciudad costó 4 mil millones de euros.

Atracciones turísticas

Todo esto podría hacerle pensar que Naipyidó tiene poco que ofrecer a los turistas. Pero eso no es verdad. Para los turistas que estén casados del ajetreo de Rangún, Naipyidó es una buena opción para ver algo diferente. Los viajeros que quieran sentirse como exploradores estarán en Naipyidó en el lugar adecuado. Naipyidó tiene diversas atracciones turísticas, entre las que se incluyen las siguientes:

La pagoda Uppatasanti

Esta gigantesca pagoda de más de 90 metros de altura fue construida en 2006 por orden gel general Than Shwe. Es una copia de la pagoda Shwedagon de Rangún. El nombre, “Uppatasanti”, se traduce más o menos como “protección contra las calamidades”, pero la pagoda es más conocida entre la población como “pagoda de la paz”. Dentro de la pagoda hay varios santuarios budistas en los que se puede meditar en silencio. Fuera se encuentran estatuas de Buda que se pueden rociar con agua. Cada estatua está vinculada a un día específico de la semana, y el propósito es que rocíe la estatua del día en que ha nacido. Sin embargo, las explicaciones e inscripciones de las estatuas están en birmano.

Museo de gemas

La minería es una gran parte de la economía de Myanmar. El país es conocido por exportar numerosas piedras raras y preciosas, especialmente el jade. El museo de gemas exhibe estas piedras (preciosas). El precio de entrada es relativamente alto, pero el museo es muy grande. El personal suele ser muy amable y está dispuesto a dar amplias explicaciones sobre la historia de los diferentes tipos de piedras. Tenga en cuenta que no está permitido tomar fotos de las piedras.

Autopista de 20 carriles

Los turistas que ya han estado en Myanmar probablemente hayan oído hablar de ella; la extensa y desierta autopista de 20 carriles. Si hay una atracción turística que define a Naipyidó, es esta. Es una autopista enorme, en algunos lugares con hasta 10 carriles a cada lado. A pesar de eso, no se ve casi ningún coche. Está casi completamente desierta, lo que significa que los viajeros puede ir en bicicleta o incluso caminar por esta autopista.

Water Fountain Garden

En el centro de Naipyidó se encuentran unas hermosas fuentes. Por la noche, se encienden las luces de las fuentes, creando un verdadero espectáculo. El Water Fountain Garden (“Jardín de las fuentes”, en español) también tienen pequeños parques de juegos para los niños. Este lugar es perfecto para conocer a los locales, ya que las familias suelen venir aquí de pícnic. Suena música (a veces a un volumen bastante alto) desde altavoces instalados entre los árboles durante todo el día, y cuando oscurece y se encienden las luces, mucha gente empieza a bailar. Para los turistas es algo para experimentar al menos una vez.

Viajar a Naipyidó: no se olvide del visado

Naipyidó es menos accesible que una ciudad como Rangún. A pesar de ser la capital de Myanmar, no tiene aeropuerto. La mejor manera de ir es comprar un billete de autobús por internet para viajar a Naipyidó desde alguna de las principales ciudades de Myanmar. También es posible comprar un billete de autobús en la recepción del hotel en el que se hospede. Sin embargo, tenga en cuenta que prácticamente no hay transporte público en Naipyidó. Esto significa que tendrá que recorrer los últimos kilómetros en taxi. Es recomendable buscar la ruta de antemano en aplicaciones como Google Maps. Puede ocurrir que ni siquiera el taxista sepa donde se encuentra su hotel en Naipyidó.

Myanmar tiene un requisito de visado para los turistas extranjeros. Esto significa que los viajeros deben tener un visado para Myanmar antes de subir al avión. El visado es un documento digital que se puede solicitar por internet. No hay necesidad de visitar el consulado. Una vez que se haya completado el formulario de solicitud online y se haya aprobado el visado, se enviará por correo electrónico. El visado solo tiene que ser impreso y llevado de viaje.