Noticia | | 03-12-2021 | ±4 minutos tiempo de lectura

Vietnam es mundialmente conocido por sus espectaculares campos de arroz. En las postales vietnamitas se pueden ver a menudo estas bellas imágenes. Sin embargo, hay que saber dónde encontrarlas dentro del país. Otra cosa importante que hay que hacer es solicitar un visado para Vietnam.

La mejor época para disfrutar de los paisajes más bellos

Todo el mundo conoce las imágenes de los campos de arroz vietnamitas: vastas terrazas verdes que se elevan como gigantescos escalones sobre las colinas. El arroz es una importante fuente de alimento en Vietnam. Por ello, en varios lugares del país se pueden admirar espectaculares campos de arroz. Muchos turistas viajan a Vietnam para admirar de cerca estos hermosos paisajes. Los campos de arroz más populares se encuentran en el norte del país. Suelen ser fácilmente accesibles en autobús desde la capital, Hanói. También puede organizar su propio transporte, aunque generalmente no se recomienda conducir un coche en Vietnam.

No obstante, no solo es importante saber a dónde tiene que ir, sino también cuándo viajar a Vietnam. Los campos de arroz del país no son siempre de un verde espléndido. Durante algunos meses, son humedales de color marrón. Los mejores meses para visitar los campos de arroz en Vietnam son septiembre y octubre. Aunque algunos campos son más bellos en otros meses, la mayoría de los arrozales están en su mejor momento durante estos dos meses.

Solicitar un visado

Antes de emprender el viaje, no debe olvidarse de solicitar el visado obligatorio para Vietnam. Este visado está disponible en línea y cuesta 49,95 €. Por término medio, el visado se aprueba en una semana. Sin embargo, puede llevar más tiempo, así que inicie su solicitud a tiempo. El visado le permite permanecer en Vietnam durante un máximo de 30 días. Si sale de Vietnam antes de esa fecha, su visado dejará de ser válido. Tendrá que volver a solicitarlo si quiere volver a Vietnam.

Sapa

Los campos de arroz de Sapa son una de las atracciones más populares de Vietnam. Estos campos existen desde hace cientos de años. Con sus más de mil hectáreas, los arrozales de Sapa son también los más grandes de Vietnam. Desde la distancia, parecen gigantescos escalones que ascienden por las colinas. En total, hay 121 "escalones". Una desventaja de Sapa es que suele haber muchos turistas. Esto puede provocar aglomeraciones y colas.

Se puede acceder fácilmente a Sapa en autobús desde Hanói. Al ser un destino turístico tan popular, también se puede encontrar fácilmente alojamiento entre la población local.

Hoang Su Phi

Si prefiere no tener multitudes a su alrededor, debe entonces ir a Hoang Su Phi. A diferencia de Sapa, los turistas visitan mucho menos la región donde se encuentran los arrozales de Hoang Su Phi. Se puede conducir durante horas por sus colinas y valles sin ver un solo turista. Los campos de arroz de Hoang Su Phi son conocidos por su color amarillo-dorado, particularmente espectacular durante el amanecer.

Hoang Su Phi es más difícil de alcanzar que Sapa. No hay autobús directo desde Hanói. La mayoría de la gente toma primero un autobús a Ha Giang (donde también hay hermosos campos de arroz) y luego organiza un transporte privado a Hoang Su Phi.

Mu Cang Chai

Hay pocos lugares más remotos que Hoang Su Phi, pero Mu Cang Chai es uno de ellos. Para llegar a Mu Cang Chai hay que atravesar el puerto de montaña de Khau Pha, una de las carreteras más peligrosas del país. Sin embargo, la recompensa merece la pena para muchos viajeros. Desde la cima del puerto de montaña de Khau Pha, las vistas sobre los vastos campos de arroz de la región son incomparables.

Desde Hanói y Sapa, hay autobuses que van a Mu Cang Chai.

Mai Chau

Al oeste de Hanói está Mai Chau. Los campos de arroz de Mai Chau son diferentes de los que están más al norte. Mientras que en Sapa y Hoang Su Phi se pueden vislumbrar campos que se mezclan con capas de colinas y montañas, las terrazas de Mai Chau son más planas. Los campos de arroz de Mai Chau se extienden horizontalmente sobre los valles situados entre las montañas, de modo que se ven vastos campos verdes hasta donde alcanza la vista.

Mai Chau está relativamente cerca de Hanói y, por tanto, es fácilmente accesible en autobús desde la capital.