Noticia | | 25-03-2021 | ±5 minutos tiempo de lectura

¿Quiere ir de mochilero al sudeste asiático? Entonces asegúrese de visitar también Vietnam. Infórmese sobre la normativa referente a visados de los países que pretende visitar. Por ejemplo, para visitar Vietnam se necesita un visado Vietnam.

Vietnam es idóneo para los mochileros

Cada año, unos 70 000 españoles viajan a Vietnam. Vietnam es cada vez más popular especialmente entre los mochileros, y no es para menos. Los costes de vida, alojamiento y transporte en Vietnam son bajos, lo que permite ver y experimentar muchas cosas incluso con un presupuesto limitado. El vuelo es el mayor gasto: dependiendo de la temporada, un billete de ida y vuelta le costará unos 550 €. Esto hace que el país sea ideal para los mochileros que tienen un presupuesto para gastos más reducido o que quieren ahorrar para el resto de su viaje.

Vietnam es popular entre los mochileros europeos no solo por los bajos costes. El país cuenta con una deliciosa gastronomía, cultura exótica y variedad de paisajes. Encontrará lugares de interés en cualquier parte del país, por lo que aburrirse no es una opción. Si quiere conocer la vibrante vida nocturna o explorar las localidades más concurridas, Ciudad Ho Chi Minh y Hanói son la elección adecuada. Si quiere relajarse a continuación, es una buena idea ir a Nha Trang, Mui Né o alguna de las islas del sur de Vietnam. También puede visitar las impresionantes cuevas o subirse a la moto de un local durante una excursión Easy Rider para explorar los lugares desconocidos. Aunque el país se ha desarrollado mucho en los últimos diez años, aún quedan muchos paisajes naturales vírgenes y pueblos auténticos.

Viajar por Vietnam

Antes de echarse a la carretera en Vietnam, sea cual sea el medio de transporte que utilice, conviene tener en cuenta una serie de cosas para no encontrarse con sorpresas. La infraestructura está en general bien organizada, pero puede parecer que no hay normas de tráfico en comparación con los estándares españoles. Se da prioridad al que conduce más rápido. Una alternativa más cómoda y sobre todo más segura que la moto o el autobús es el tren. La mayoría de las atracciones turísticas del país son fácilmente accesibles en tren. Si aun así decide conducir, sepa que en algunos casos es más barato comprar un ciclomotor o una moto en lugar de alquilarlos. El alquiler se paga por día, mientras que la compra de una moto o un ciclomotor se hace en una sola cuota y, al venderlos al final del viaje, es muy probable que se recupere gran parte de la inversión. Una alternativa más rápida, pero más cara, son los vuelos nacionales. Cuanto más tarde reserve su vuelo, más altos serán los precios.

Vietnam es un país relativamente seguro

Más allá del tráfico caótico, Vietnam es relativamente seguro. Una buena dosis de sentido común le llevará lejos. Vigile sus pertenencias y conozca los hábitos y las costumbres locales para no ofender a la gente sin saberlo. Tampoco está de más consultar la información sobre seguridad del Ministerio de Asuntos Exteriores antes de su viaje.

La mejor época para viajar

La mejor época para viajar a Vietnam depende en gran medida de la parte del país que desee visitar. Debido a la característica forma alargada del país, hay una gran diferencia climática entre el norte y el sur. Además, el país tiene diferentes estaciones de lluvia.

En el norte, donde se encuentran la bahía de Halong, la ciudadela de la dinastía Ho y la capital, Hanói (todas ellas incluidas en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco), las temperaturas son agradables en julio y agosto. Al mismo tiempo, estos dos meses son la temporada de lluvias en esta parte del país. De noviembre a marzo es cuando menos precipitaciones hay, pero durante estos meses hace bastante frío. Por ello, es mejor visitar el norte de Vietnam entre octubre y abril. Vietnam también cuenta con otras ciudades, zonas y lugares de interés que merece la pena visitar. En el centro de Vietnam, por ejemplo, encontrará la ciudad portuaria de Hoi An y la bulliciosa ciudad de Danang. La temporada de lluvias comienza aquí en septiembre y dura hasta diciembre. Las temperaturas son altas de abril a septiembre, por lo que febrero y marzo son los mejores meses para viajar a esta parte del país. Si quiere ir al sur del país para visitar lugares como Saigón o las maravillosas playas de Phu Quoc y Con Dao, debe tener en cuenta que la temporada de lluvias es entre mayo y octubre. Las temperaturas aquí son bastante constantes durante todo el año.

Elementos imprescindibles

Lo primero que los mochileros se aseguran de llevarse es, efectivamente, una mochila. En realidad, se trata de un complemento imprescindible para todo aquel que viaje a Vietnam. Además, no hay que olvidar el pasaporte, los billetes de avión y la tarjeta de débito. Asegúrese de que su tarjeta de débito puede utilizarse en todo el mundo, de lo contrario no podrá pagar en Vietnam.

Por otra parte, no ahorre en zapatos de senderismo para caminar por Vietnam. Un calzado resistente ofrece una protección fiable contra la mayoría de las mordeduras de serpiente, por lo que se recomienda encarecidamente su uso no solo para caminar. Asimismo, lleve enchufes de viaje por si a caso. En general, los enchufes de tipo C son los más utilizados en Vietnam, pero también hay enchufes de tipo A y D. Tenga en cuenta que el agua del grifo en Vietnam no es potable, así que compre agua de sobras al llegar al país.

Solicitar un visado

Un documento que definitivamente no debe olvidar para viajar a Vietnam es el visado Vietnam. Desde 2018, el visado para Vietnam puede solicitarse de forma fácil y rápida por internet. Compruebe de antemano si cumple todos los requisitos del visado y tenga en cuenta también el periodo de validez y la estancia máxima. El visado electrónico Vietnam permite estancias en el país de hasta treinta días, lo que es suficiente para la mayoría de los mochileros.