Egipto es, desde hace tiempo, uno de los destinos de vacaciones más populares de Oriente Medio. Los templos del Sur de Luxor y las pirámides de Giza son destinos de ensueño. Las estaciones balnearias de Alejandría y las playas del mar Rojo son igualmente muy populares. En esta página encontrará más información sobre este popular destino turístico.

La gran mayoría de los más de 100 millones de habitantes de Egipto viven en la estrecha franja de tierra que se extiende a lo largo del Nilo. Dado que este es solo un pequeño porcentaje del total del territorio, la mayoría de las ciudades egipcias están muy densamente pobladas.

A pesar del fuerte crecimiento de la economía egipcia en los últimos años, un tercio de la población egipcia sigue viviendo bajo el umbral de pobreza. La economía depende mucho del turismo, y la COVID-19 ha privado durante largo tiempo al país de una fuente de ingresos vital. Desde 2021, el turismo a Egipto se está recuperando. Para atraer a un mayor número de viajeros, en abril de 2022, el gobierno egipcio decidió añadir 78 países más a su sistema de visado electrónico.


Datos y cifras

Idioma Árabe
Habitantes 105 millones
Capital El Cairo (10 millones de habitantes)
Religión Islam (90%) y Cristianismo (10%)
Moneda Libra egipcia (EGP)
Diferencia horaria Una hora (en verano) o dos horas (en invierno)
Tiempo de vuelo 4 a 5 horas
Electricidad 220V, 50Hz
Adaptador eléctrico Adaptador C/F
Agua del grifo No beber
Visado Es necesario un visado
Seguridad Lea nuestros consejos de viaje a Egipto

Mapa

La mayor parte de Egipto se sitúa en la parte más septentrional de África, limitando con Israel al noroeste, Sudán al sur, y Libia al oeste. La pequeña parte de Egipto que bordea Israel, la península del Sinaí, se sitúa en Asia. El Nilo es la columna vertebral de la sociedad egipcia. La mayoría de la población vive en ciudades situadas a ambos lados del río. El resto del paisaje egipcio es principalmente desértico. El canal de Suez, que constituye la frontera entre la parte africana y asiática de Egipto, conecta el mar Mediterráneo con el mar Rojo.


Historia de Egipto

Antiguo Egipto: pirámides y faraones
La civilización del Antiguo Egipto es una de las más antiguas del mundo. Miles de años antes de nuestra era, la zona estaba unificada bajo la primera dinastía del Antiguo Egipto, y era gobernada por los así llamados faraones. Esto es el motivo por el cual se habla del Egipto faraónico al hablar del Antiguo Egipto. Los faraones permanecieron en el poder durante unos 3 000 años. Las mundialmente famosas pirámides, la Esfinge de Giza y el Valle de los Reyes, en el cual se descubrió la tumba de Tutankamón, datan de esta época. Finalmente, la conquista de Egipto en el año 332 antes de Cristo por parte de Alejandro el Grande puso fin a esta etapa. Desde entonces, Egipto estuvo bajo dominio griego.

Egipto bajo un nuevo dominio: griegos, romanos y árabes
Tras la conquista por Alejandro el Grande, Egipto fue gobernado por los griegos durante alrededor de 300 años, antes de que los romanos tomaran el relevo en el año 30 antes de Cristo y que el país fuese incorporado al Imperio Romano. Así pues, además de los muchos restos de la época de las dinastías faraónicas, es posible encontrar en Egipto numerosas ruinas griegas y romanas. En el siglo VII, Egipto fue conquistado por el Imperio Islámico, y como consecuencia de ello la población árabe es el grupo dominante en el país hasta el día de hoy.

Durante los siguientes siglos, cada vez más egipcios se convirtieron al Islam, aunque el cristianismo también jugó un papel significante. La mayoría de los Cristianos de Egipto son seguidores de la iglesia Copta, una de las iglesias más antiguas del mundo. A lo largo de la historia, y dependiendo de quien estuviese en el poder, esta minoría ha sido más o menos reprimida, pero esto no le ha impedido dejar su impronta en la cultura egipcia.

La modernización de Egipto: Los imperios otomanos, francés e inglés y la independencia.
A principios del siglo XVI, Egipto pasó a estar bajo un nuevo dominio. Desde finales de la Edad Media, el imperio otomano había avanzado de forma constante desde lo que hoy en día es Turquía, hasta que en el siglo XVI los turcos se convirtieron en los dueños y señores del este del Mediterráneo. Esto inauguró un periodo de al menos 400 años con una élite turca a la cabeza de la sociedad egipcia.

Este periodo concluyó a finales del siglo XVIII, con la invasión de los Franceses, de la mano de Napoleón. Los franceses fueron expulsados poco después, pero dejaron el país en el caos. Mohammed Ali, inicialmente jefe del ejército bajo el imperio otomano, se aprovechó de esta situación asumiendo el poder y fundando el estado Egipcio moderno. Aunque oficialmente era un súbdito del imperio otomano, Mohammed Ali puso los intereses de Egipto en primer lugar. Incluso condujo varias guerras contra sus antiguos soberanos. A finales del siglo XIX, Egipto pasó a estar bajo control británico, y solo en 1922 logró formalmente conseguir la independencia.

Historia Reciente
Egipto consiguió la independencia parcial de los británicos, como monarquía, en 1922. En 1952 hubo un golpe de Estado que hizo que el reino de Egipto pasara a ser una república. Una nueva generación de líderes, dirigidos por el general del ejército Gamal Abdel Nasser, llegó al poder. Inspirado por ideas socialistas, Nasser intentó convertir a Egipto en una superpotencia. Estas políticas generaron conflictos con las potencias de occidente, y con Israel, pero también hizo que los líderes árabes viesen a Egipto como un gran ejemplo de nación árabe triunfadora durante varias décadas.

Los sucesores de Nasser intentaron mantener el dominio egipcio, pero debido a las derrotas militares y al malestar económico, Egipto gradualmente perdió el control. Los presidentes de Egipto gobernaron como líderes autoritarios, lo que culminó en una revuelta popular contra los gobernantes en 2010. Durante unos pocos años, Egipto pareció convertirse en una democracia, hasta el golpe de Estado de 2013, llevado a cabo por Abdel Fattah el-Sisi. Sisi dirige actualmente el país de manera autocrática.

La esfinge de EgiptoLa esfinge de Giza, uno de los monumentos más antiguos y famosos de Egipto


¿Cuáles son las mayores atracciones turísticas de Egipto?

Egipto tiene mucho que ofrecer en lo que se refiere a turismo. Las pirámides y la esfinge de Giza son sin duda las atracciones más conocidas del país. Están muy cerca de El Cairo, de modo que son fáciles de visitar desde la capital. En la ciudad de El Cairo se puede visitar el Museo Egipcio, que es uno de los museos más famosos del mundo. En él se puede admirar la máscara funeraria de Tutankamón, junto con miles de otros objetos antiguos. Además, la capital egipcia también tiene muchos otros museos, como el Museo Copto, o la Ciudadela del Cario, una fortaleza de la época del famoso general árabe Saladín, y que sin duda merece una visita.

Algo absolutamente recomendable es también hacer un crucero por el Nilo, desde El Cairo hasta Luxor, en el sur. Esta ciudad, conocida en tiempos antiguos como Tebas, fue durante largo tiempo la capital del antiguo reino de Egipto. Cientos de templos y antiguas estatuas han sido preservados desde aquella época. No hay que perderse una visita a esta ciudad. Además, en el extremo sur del país, pueden encontrarse los templos de Abu Simbel. Aunque son difíciles de acceso, una visita a estos templos es para muchos turistas un punto culminante de su viaje. Los templos fueron excavados en la roca hace más de 3 000 años y pueden todavía admirarse.

La ciudad costera más conocida de Egipto es Alejandría. Con alrededor de la mitad de la población de El Cairo, Alejandría tiene una densidad de población mucho más baja que la capital. La proximidad al mar Mediterráneo contribuye a esta sensación de espacio. Cerca de Alejandría se pueden encontrar preciosas playas y lugares para hacer submarinismo. Por supuesto, también hay muchos edificios históricos que visitar.


Población y cultura

La mayoría de los habitantes de Egipto siguen la corriente sunita del Islam, y eso se refleja claramente en la vida diaria. Cinco veces al día, las llamadas a la oración desde las mezquitas resuenan a través de la ciudad, señalando el ritmo cotidiano de la vida. Muchos egipcios rezan varias veces al día, incluso en sitios públicos. Un segundo pilar fundamental de la sociedad egipcia es la familia. Es costumbre reunirse con la familia todos los viernes (el día más importante de la semana según el Islam) en torno a una deliciosa comida.

La cocina egipcia es variada y muy distinta de la gastronomía de otros países árabes en muchos aspectos. Muchos platos son vegetarianos e incluyen muchas verduras. Aun así, el pollo y el cordero se comen muy a menudo, también. La carne de cerdo, sin embargo, apenas se encuentra, ya que según las enseñanzas islámicas, es impura.

La lengua oficial de Egipto es el árabe estándar, pero los egipcios en su vida diaria usan uno de los muchos dialectos egipcios del árabe. En muchos aspectos, estos dialectos se diferencian de la lengua estándar, hasta tal punto que parecen dos lenguas diferentes. Además del árabe, en Egipto se hablan otras lenguas. Por ejemplo, hay comunidades en el sur del país que hablan lenguas bereberes, y parte de la población cristiana utiliza la lengua copta, sobre todo en contextos religiosos.

Dato curioso sobre Egipto

El Hollywood de Oriente Medio
Desde principios del siglo XX, Egipto tiene una próspera industria cinematográfica. Durante el pasado siglo, se realizaban miles de producciones que eran bien recibidas en otros países de lengua árabe. En los años 50, la industria cinematográfica egipcia era incluso la segunda más importante del mundo. A través de la exposición a películas y series egipcias, la mayoría de los hablantes de árabe se han familiarizado con el dialecto egipcio. Como resultado de ello, el árabe egipcio goza actualmente de un cierto estatus.


Clima

La práctica totalidad de Egipto tiene un clima cálido y desértico. Alrededor del Nilo y en la costa, las temperaturas son algo más frescas, pero en general, en todo Egipto, las temperaturas veraniegas no suelen bajar de los 30 grados. En muchos lugares, se suelen alcanzar los 40 grados durante este período, especialmente en las zonas desérticas. A pesar del calor diurno, las temperaturas pueden bajar considerablemente durante la noche.

Egipto tiene muy pocas precipitaciones, incluso durante el otoño y el invierno, solo caen unos pocos milímetros de lluvia al día. Las precipitaciones son más abundantes en las zonas costeras que en el interior. En Alejandría, por ejemplo, debido a la mayor humedad, las precipitaciones son significativamente más abundantes que en el extremo sur, donde a veces no llueve en todo el año.

En primavera, los vientos del suroeste, muy secos y cálidos, atraviesan el país. Se trata de los llamados khamsin, que pueden provocar impresionantes tormentas de arena.

Típicamente, el periodo que va desde el principio del otoño al inicio de la primavera está considerado como la época ideal para pasar unas vacaciones en Egipto. Esto se debe a que a menudo el verano es demasiado cálido para realizar actividades durante el día. Si decide visitar Egipto durante el verano, asegúrese de llevar la protección adecuada contra el sol y el calor. Por mucho calor que haga durante el día, no olvide llevar ropa de abrigo para las frías noches de verano en el desierto.

Desierto egipcioLos desiertos paisajes de Egipto


Economía y moneda de Egipto

Dado que la mayor parte de Egipto es desierto, hay muy poca tierra cultivable. La única tierra fértil de Egipto se encuentra en el valle y en el Delta del Nilo, que constituyen un pequeño porcentaje del territorio del país. Incluso así la agricultura es el sector económico más importante del país. Durante mucho tiempo, los agricultores egipcios estaban a merced del río, pero desde la construcción de la presa de Asuán en los años 70, el agua del río puede ser controlada más fácilmente. Además, este dique también genera mucha electricidad y es, por lo tanto, uno de los más importantes productores de energía.

Por otra parte, el turismo es uno de los pilares más importantes de la economía egipcia. Sin embargo, debido a la inestabilidad política entre 2010 y 2014, el número de turistas que visitan el país ha disminuido. Además, el efecto de la crisis del coronavirus en el turismo ha reducido significativamente los ingresos de muchos egipcios.

Oficialmente, el gobierno egipcio es de naturaleza socialista, pero en realidad, el estado está subcontratando cada vez más sectores al mercado libre. Siempre que es posible, el estado trata de ejercer su influencia, por ejemplo, prescribiendo alquileres fijos.

Pagar en Egipto
La moneda egipcia es la libra Egipcia (EGP). Una libra egipcia son 100 piastras. Un EURO equivale a 32,59 libras egipcias (febrero de 2023), de modo que los viajeros españoles pueden ir de compras por bastante poco dinero en Egipto.

En la mayoría de los casos, no es necesario traer mucho dinero en efectivo si va a viajar, ya que es posible pagar con tarjeta de crédito o de débito en casi todas partes. Tenga en cuenta que suelen aplicarse comisiones de transacción por esto, que pueden ser distintas dependiendo del banco. Se recomienda informarse de hasta qué punto son elevadas dichas comisiones antes de viajar. Si son muy altas, es probablemente mejor que lleve más dinero efectivo con usted durante su viaje.

De todas formas, siempre es aconsejable llevar una pequeña cantidad de dinero en efectivo, ya que las propinas son importantes en Egipto. Los Egipcios se esperan una propina, baksheesh, por realizar pequeños servicios, incluso si solo se trata de ayudarle a transportar su equipaje. No tiene por qué ser mucho dinero, pero suele ser útil llevar unas cuantas piastras en el bolsillo.

Una mezquita en El CairoLa Mezquita Sultan Hassan, en El Cairo, capital de Egipto


La seguridad en Egipto

A pesar de la inestabilidad de muchos de los países vecinos, Egipto es un país relativamente seguro. Sin embargo, como en muchos países, los turistas son un objetivo fácil para los carteristas o los vendedores sin escrúpulos. Por lo tanto, es recomendable tener cuidado, especialmente en los sitios muy concurridos y turísticos. Además, es mejor viajar en grupo siempre que sea posible. Esto es especialmente cierto en el caso de las mujeres, que corren mucho más riesgo de ser víctimas de comportamientos transgresores. A pesar de ello, el índice de criminalidad en Egipto es por lo general relativamente bajo.

Debido a la actual inestabilidad en Libia y Sudán, es mejor evitar las zonas fronterizas con esos dos países vecinos. Tampoco viaje al Norte del Sinaí. Existen zonas en esta zona gobernada por Egipto que llevan tiempo bajo el control de grupos relacionados con el ISIS, por lo que todavía existe una amenaza terrorista, especialmente para los turistas. Además, es necesario evitar la parte más al norte del sur del Sinaí.

Es recomendable leer atentamente todos los consejos de viaje para Egipto antes de llegar al país. En esa página encontrará una serie de consejos para su viaje, incluyendo consejos para disminuir la probabilidad de caer enfermo.


Diferencia horaria

Durante nuestro horario de invierno, en Egipto es una hora más tarde que en España. Durante el horario de verano, no hay diferencia horaria.


Solicite un visado Egipto

Para viajar a Egipto es necesario un visado. El visado Egipto puede conseguirse fácilmente por internet a través de un formulario de solicitud online .
Haga su solicitud de visado Egipto


e-Visado.es es una agencia de visados comercial y profesional que ayuda a los viajeros a obtener, entre otros, el visado para Egipto. e-Visado.es actúa como intermediario y no forma parte de ningún gobierno. Es también posible solicitar el visado directamente ante las autoridades de inmigración (25 USD por visado, a través de visa2egypt.gov.eg). Sin embargo, no podrá contar con asistencia en español. Si hace su solicitud con e-Visado.es, nuestro servicio de atención al cliente estará a su disposición 24 horas al día, 7 días a la semana. Además, revisamos manualmente su solicitud, así como todos los documentos presentados antes de enviarlos en su nombre a las autoridades de inmigración. Si sospechamos que su solicitud presenta errores u omisiones, nos pondremos personalmente en contacto con usted lo antes posible, para asegurarnos de que, a pesar de ello, su solicitud pueda ser procesada rápida y correctamente. Para hacer uso de nuestros servicios, usted paga 25 USD en costes consulares, que nosotros abonamos en su nombre al servicio de inmigración, así como 31,90 €, IVA incluido, por gastos de gestión, como remuneración por nuestra mediación. Nuestros servicios han evitado grandes problemas a muchos viajeros durante sus viajes. Si, a pesar de nuestra asistencia y servicio de verificación, su solicitud es rechazada, le reembolsaremos la totalidad del importe de su compra (a menos que otra solicitud de visado Egipto ya haya sido rechazada anteriormente). Obtenga más información sobre nuestros servicios.