Kenia es conocida principalmente como uno de los lugares más bellos para ver a los cinco grandes durante un safari en alguno de sus muchos parques nacionales, como el Masái Mara. Muchos turistas también visitan alguno de los muchos complejos turísticos cerca de la Playa de Diani (en inglés: Diani Beach). Pero el país tiene mucho más que ofrecer. ¿Quiere realmente conocer el país? Entonces salga de los caminos trillados y explore la Kenia rural, o visite un barrio popular.

Ir de safari en Kenia; 100 % recomendado

Ver al menos un león, un rinoceronte, un elefante, un búfalo y un leopardo. Para muchos, esto es lo primero en la lista cuando van de vacaciones a Kenia. Estas cinco especies son conocidas como “los cinco grandes”. Este término tiene su origen en los cazadores deportivos que solían estar activos en África. Los “cinco grandes” eran los más difíciles de matar. Hoy en día el término de “los cinco grandes” es sinónimo de las especies más populares en Kenia, aunque a muchos turistas les impresionan por igual las numerosas jirafas, cebras, ñus, monos, cocodrilos, hipopótamos, hienas y guepardos. Estos, al igual que los cinco grandes, se pueden encontrar en el Masái Mara, que por esta razón es la reserva natural más visitada de Kenia. Los camellos son poco frecuentes en las reservas naturales, pero sí a lo largo de la carretera, especialmente en el norte del país.

Ver leones en un safari en KeniaVer leones en un safari en el parque Masái Mara, en el sudeste de Kenia

¿Qué parques nacionales son más interesantes?

Para muchos viajeros es difícil elaborar un plan de viaje divertido y variado. ¿Es suficiente visitar un solo parque, o es mejor visitar todos? ¿Y por cuánto tiempo se recomienda quedarse en el parque? Por supuesto es un tema personal. Sin embargo, la experiencia demuestra que a la mayoría de los turistas les encanta ir de safari unos días, pero si son más de cuatro días se puede volver algo repetitivo. Para poder disfrutar del parque, se recomienda pasar al menos un día entero en el mismo. Dado que también hay que tener en cuenta el tiempo de viaje hacia y desde el parque y que la mayoría de los turistas solo disponen de un número limitado de días, los turistas normalmente deciden visitar dos o tres parques nacionales.

Sin duda los lugares más populares: el Masái Mara y el Lago Nakuru

La mayoría de los turistas que viajan a Kenia comienzan sus vacaciones con un safari en el Masái Mara. Después de todo, casi todos los animales se pueden encontrar allí, la zona es excepcionalmente hermosa y hay muchos tours de safari, para todos los presupuestos. El rinoceronte y el leopardo son a veces difíciles de encontrar. En el caso del leopardo esto es cierto en casi todas las reservas. Para poder observar rinocerontes, se suele visitar el Lago Nakuru. El parque Masái Mara y el Lago Nakuru son los parques más concurridos de Kenia.

Una jirafa de Rothschild en el Lago Nakuru, al este de Nairobi.Una jirafa de Rothschild en el Lago Nakuru, al este de Nairobi.

Costes de un safari en Kenia

Los costes de un Safari se componen de tres partes: el billete de entrada, el transporte y el alojamiento.

Para todos los parques nacionales de Kenia se requiere un billete de entrada. Los precios varían entre 30 y 50 euros por persona por día. El billete se puede comprar en la entrada. ¿Ha reservado su safari con antelación? Entonces verifique si el billete de entrada está incluido en el precio, o si todavía lo tiene que pagar a su llegada.

En todos los parques nacionales se permite conducir por el parque con su propio coche (o su coche de alquiler), excepto en el parque Masái Mara. No obstante, muchos turistas utilizan un operador turístico que proporciona una furgoneta o un vehículo todoterreno con conductor que también funciona como guía. Los operadores turísticos más baratos suelen utilizar furgonetas para siete personas; los más caros utilizan un vehículo todoterreno para seis personas. En ambos casos, se utilizan exactamente los mismos caminos y se ven exactamente las mismas vistas y animales. Todos los operadores turísticos utilizan furgonetas o vehículos todoterreno con un techo que se puede abrir. De este modo, es posible estar parado en el coche y estar cara a cara con los animales. Además, todos los conductores están en contacto entre sí casi constantemente. Por ejemplo, si un conductor ha visto un león o rinoceronte, se informa inmediatamente y en poco tiempo aparece una fila de jeeps y camionetas alrededor de los animales. En otras palabras: tanto si elige un safari económico como uno más lujoso, verá exactamente lo mismo. Excluyendo la entrada, se puede reservar un safari de tres días en el Masái Mara por 150 euros por persona, incluyendo el transporte hacia y dentro del parque, un guía, comida y dos noches en carpas lujosas.

La tercera parte de los costes de un safari en Kenia consiste en el alojamiento. Aunque por supuesto esto es opcional; en caso de que conduzca usted mismo puede entrar al parque por la mañana y salir por la tarde. En varios parques es posible pasar la noche dentro del parque. Dado que los billetes de entrada de los parques se emiten durante 24 horas, puede resultar más barato reservar un alojamiento más caro que se encuentre dentro del parque. Si, por ejemplo, se hace un safari nocturno y uno matutino en el mismo parque, no hay que pagar dos veces la entrada por pasar la noche en el parque. Aparte del aspecto económico, también puede ser divertido dormir en un parque, entre los animales salvajes. Muchos alojamientos en los parques naturales de Kenia y sus alrededores consisten en campamentos de tiendas. Normalmente son tiendas grandes con camas lujosas y un baño privado.

Relajarse en un complejo turístico en la costa

¿Terminó el safari? Entonces es hora de descansar. Muchos turistas combinan un safari en Kenia con una maravillosa estancia en un complejo turístico en la costa. El lugar más popular para esto es la playa de Diani, al sur de Mombasa. Las playas son blancas y tienen palmeras. La comida es deliciosa y para muchos viajeros es un cambio bienvenido después de algunos días de platos locales con mucho arroz. Algunos complejos turísticos tienen su propia playa privada, pero otros están al otro lado de la carretera principal. La mayoría de los complejos turísticos también permiten entrar a los turistas que no pasan la noche allí, siempre que se consuma algo. En algunos casos se cobra una entrada (de hasta 30 euros). Varios complejos turísticos en la costa de Kenia ofrecen actividades como el submarinismo, el kitesurf y la moto acuática.

Seguridad en la oscuridad en Kenia

Cuidado en la oscuridad
Los complejos turísticos en Kenia están casi sin excepción vigilados las 24 horas del día por personal de seguridad. Sin embargo, no deje el complejo turístico después del atardecer. Para los pobres habitantes de los barrios bajos de la cercana Mombasa, la tentación de robar a los ricos turistas occidentales en la oscuridad puede ser a veces demasiado grande. En la playa de Diani no hay mucho que hacer después del atardecer; la vida se desarrolla entre el amanecer y el atardecer (desde las 7:00 horas hasta las 19:00 horas) y dentro de las paredes del complejo.


Un complejo turístico en la playa de Diani en KeniaLos complejos turísticos en la playa de Diani; un lugar maravilloso para descansar después de unos días de observar animales en el safari.

Los asentamientos chabolistas y la pobreza en Kenia

Para muchos turistas es difícil enfrentarse a la amarga pobreza en la que viven muchos kenianos. La idea de que los ingresos por habitante, así como la salud y la esperanza de vida, han ido en aumento durante años, puede ofrecer consuelo, pero no todos los kenianos se benefician de ello. En lugar de mirar hacia otro lado, algunos viajeros eligen confrontarse con esta pobreza. Esto se puede hacer, por ejemplo, a través de un recorrido por los barrios bajos. Hay muchas organizaciones que trabajan para mejorar el entorno de vida en los barrios marginales; tanto organizaciones internacionales de ayuda humanitaria como proyectos locales. A veces también ofrecen visitas a los asentamientos chabolistas, en las que el precio de la visita se destina por completo al proyecto, por ejemplo para una escuela, el suministro de agua potable o las instalaciones sanitarias.

No es seguro recorrer los asentamientos chabolistas por su propia cuenta. Sin embargo, el viajero que va acompañado de un guía notará que la mayoría de los kenianos son muy amigables. Y a menudo incluso están felices de ver a un turista occidental. Los niños gritan “muzungu, muzungu” (“extranjero, extranjero” en español) y “how are you?”. Pero también los kenianos adultos suelen apreciarlo. Esto se debe a que la mayoría de las personas con apariencia occidental que visitan los barrios bajos vienen allí con la intención de ayudar; como voluntarios, donantes o personas sinceramente interesadas.

Es fácil para los europeos en Kenia tender una mano amiga. A algunos turistas les puede parecer impertinente, pero durante un recorrido por un asentamiento chabolista se encontrarán con situaciones lamentables que se pueden solucionar con poco dinero. Por ejemplo, en el caso de una familia que no tiene cama y que duerme en el suelo, es posible comprar un colchón por un pequeño importe. Prepárese para esto, a menudo se hace con las mejores intenciones. ¿Dona una cantidad significativa de dinero? Entonces pida que le envíen pruebas. Por ejemplo una foto de la misma casa con un colchón nuevo. Esto no se considera desconfiado, sino como un gesto sincero de que se espera que la donación sea bien gastada.

La mayoría de las aerolíneas que vuelan a Kenia (incluidas KLM y Kenia Airways) permiten a cada pasajero facturar dos piezas de equipaje con un peso total de 20 kilogramos. Para muchos turistas esto es más que suficiente. ¿Planea visitar un asentamiento chabolista o viajar por Kenia en su propio coche de alquiler? Entonces considere la posibilidad de llenar el espacio restante de su maleta con artículos útiles para los kenianos de escasos recursos. Por ejemplo, se aprecia mucho el material escolar, como el material de escritura. Pero también los artículos en los que los kenianos más pobres normalmente no gastan su dinero; como una pelota de fútbol o juguetes (de segunda mano).

Alquilar un coche en KeniaUna de las mejores formas de descubrir Kenia: al volante de un coche de alquiler.

Viajar por Kenia en un coche de alquiler

Puede optar por viajar exclusivamente en avión entre las atracciones turísticas de Kenia, pero si realmente quiere conocer el país, es una buena idea alquilar un coche en Kenia. Los viajeros aventureros pueden conducirlos ellos mismos. Es más común contratar un guía, que también se encarga de conducir el coche. Muchos lugares destacados en Kenia son difíciles de acceder si no tiene coche propio. Además, conducir a través de Kenia le dará una mejor idea del país. A lo largo del camino verá las nuevas carreteras y conexiones ferroviarias chinas y la nueva industria emergente. Pero también los muchos pequeños pueblos desordenados en las carreteras principales, la vida en las calles y las chozas en las que algunas tribus todavía viven. Y por supuesto hay paisajes impresionantes, que en cada parte de Kenia son diferentes. Para leer más consejos sobre el alquiler de coches en Kenia, lea la página con información de viaje general de Kenia.

Unas vacaciones activas en Kenia

Después de unos días sentado en un jeep de safari o descansando en la playa de Diani, ¿quiere hacer algo más activo? Entonces suba al Monte Kenia. La montaña más alta de Kenia se puede escalar desde varios lugares (siempre con un guía). Dependiendo de su experiencia, el equipamiento y la ruta elegida, el ascenso puede tomar de tres a seis días. Si no le gusta escalar pero sí le gusta el ciclismo, entonces alquile una bicicleta en la entrada de Hell’s Gate. Este es el único parque que se permite cruzar en bicicleta. Tómese al menos cinco o seis horas y asegúrese de elegir una bicicleta en la que funcionen todas las marches; Hell’s Gate tiene considerables diferencias de altura.