Noticia | | 24-04-2020 | ±3 minutos tiempo de lectura

Después de casi dos semanas sin nuevos casos de contagios por el coronavirus, el gobierno de Camboya está convencido de que tiene el brote bajo control. Ya se están haciendo planes para que el país vuelva lentamente a la normalidad, pero la OMS advierte a Camboya que no debe precipitarse.

El coronavirus en Camboya: las cifras

En comparación con otros países en el mundo, las cifras del coronavirus de Camboya son increíblemente positivas. Según las últimas cifras, hay 122 casos confirmados de coronavirus. Esto ya es impresionante, pero donde Camboya realmente se destaca es en el hecho de que no se han registrado muertes en el país debido al coronavirus. Esto es aún más impresionante porque Camboya recibe muchos turistas chinos. En comparación, su país vecino, Tailandia, tiene más de 2000 contagiados por el coronavirus y 26 muertes.

Sin embargo, también hay gente que dice que las cifras son tan positivas porque el gobierno no realiza suficientes pruebas. Además, las organizaciones de ayuda extranjeras tienen acceso limitado al país para averiguarlo por sí mismas. El gobierno de Camboya está tomando medidas estrictas contra este tipo de informes: varias personas fueron detenidos por difundir “noticias falsas”, incluida una niña de 14 años que expresó su preocupación por la propagación del virus en su escuela. Una ley recientemente aprobada permite al gobierno controlar todas las telecomunicaciones y los medios de comunicación (sociales).

Brote bajo control

Según el gobierno de Camboya el brote está ahora totalmente controlado. Camboya no ha comunicado ningún caso nuevo de coronavirus en las últimas semanas. El gobierno espera que esto signifique que ya ha sobrepasado el pico del coronavirus. A diferencia de otros países, Camboya no ha introducido un confinamiento total. Varios sectores siguen funcionando con normalidad. Por ejemplo, los bancos y los organismos gubernamentales siguen abiertos al público. Sin embargo, esto no significa que el gobierno no haya aplicado ninguna medida. Por ejemplo se han cancelado las celebraciones anuales del Año Nuevo de Khmer y se recomienda encarecidamente a la población que viaje lo menos posible Camboya también ha declarado el estado de emergencia, lo que permite al gobierno actuar con decisión. Sin embargo, hay personas que consideran este estado de emergencia una excusa para que el gobierno implemente leyes antidemocráticas.

OMS advierte: lo peor está por venir

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una muy buena noticia de que no hay nuevos casos de coronavirus en Camboya, pero advierte al país que lo más probable es que todavía se encuentre en las primeras etapas del brote. En una conferencia de prensa, un portavoz de la OMS dijo que Camboya debe estar preparado para las contagios de persona a persona, y que eso podría dar lugar a un aumento explosivo del número de contagiados por el coronavirus. Según el portavoz, el brote no terminará en ningún país hasta que no haya terminado en todos los países. Por consiguiente, Camboya debe permanecer alerta, según la OMS.

No hay confinamiento, pero sí una prohibición de viaje

Desde el comienzo del brote, el gobierno de Camboya ha responsabilizado a los países extranjeros de los contagios por coronavirus. En respuesta, Camboya ha cerrado a su espacio aéreo a los vuelos internacionales. El gobierno es muy estricto al respecto: incluso los migrantes de Camboya que trabajaban en el extranjero a veces no pueden regresar a su país. Sin embargo, la prohibición de viaje está dirigida principalmente a los viajeros occidentales. Donde antes podían entrar en el país con un visado Camboya digital, ya no es así. Los visados para Camboya ya no pueden utilizarse para viajar al país. Aunque todavía no está claro cuánto tiempo llevará esta medida, es evidente que el gobierno de Camboya está ansioso por reabrir el país y reactivar la economía. El visado para Camboya tiene una validez de 90 días, por lo que existe la posibilidad de que se pueda seguir utilizando en el futuro cuando las fronteras se abran de nuevo. El turismo es una de las mayores fuentes de ingresos de Camboya, y el país ha estado luchando con una economía débil durante años. La cuestión es si el gobierno seguirá el consejo de la OMS.