Noticia | | 02-01-2018 | ±4 minutos tiempo de lectura

Muchos españoles que en el pasado han vivido en Canadá tienen problemas al solicitar una eTA Canadá. Como resultado, no se les permite viajar a Canadá con poca antelación.

Consecuencias de un antiguo flujo migratorio

Después de la Guerra Civil y durante el franquismo, muchos españoles emigraron a Latinoamérica, Estados Unidos y también, en menor número, a Canadá. Estos últimos recibieron la condición de “residentes permanentes” (“permanent resident”) por parte del gobierno canadiense. Algunos de ellos decidieron después regresar a España. En numerosos casos, nunca cancelaron esa condición de “residente permanente”, lo que les está causando problemas cuando quieren viajar a Canadá de nuevo.

Problemas con la eTA

Los europeos que quieran viajar a Canadá por vacaciones, para visitar a la familia o por trabajo están actualmente obligados a solicitar una eTA. Se trata de un permiso de viaje electrónico para poder viajar a Canadá. Una de las exigencias para solicitar la eTA en el formulario eTA es que el solicitante no sea ciudadano canadiense. Después de todo, los ciudadanos canadienses pueden viajar a Canadá simplemente con su pasaporte canadiense. El problema, sin embargo, es que muchos españoles que han vivido en Canadá en el pasado ya no tienen un pasaporte canadiense válido. Debido a que a menudo llevan viviendo en España durante años, muchas personas no se dan cuenta de que el gobierno canadiense todavía las considera oficialmente como residentes. Como consecuencia, debido a su condición de “residentes permanentes”, estos viajeros no pueden solicitar la eTA y, debido a que ya no tienen pasaporte canadiense, tampoco pueden viajar a Canadá como canadienses. Lea más información sobre las condiciones de la eTA aquí.

Toronto¿Ha vivido en Canadá en el pasado? Entonces quizá todavía tenga la condición de “residente permanente”

Soluciones que requieren mucho tiempo

Existen cuatro posibles soluciones para este grupo de personas, en el caso de que quieran viajar a Canadá. Sin embargo, todas las soluciones son complicadas y exigen mucho tiempo.

Solución 1

La primera posibilidad es solicitar un documento de viaje de residente permanente (Permanent Resident Travel Document, o PRTD). Pueden solicitarlo las personas que en los últimos cinco años hayan vivido al menos dos años en Canadá. Es posible solicitar el PRTD en cualquier centro de solicitud de visados canadiense.

Solución 2

La segunda posibilidad es solicitar un pasaporte canadiense de nuevo. Se puede hacer a través de la embajada de Canadá en Madrid. Además de los costes y los requisitos adicionales, se trata de una solución que requiere tiempo.

Solución 3

La tercera posibilidad es cancelar la condición de “residente permanente”. Es suficiente con rellenar dos formularios y no hay costes asociados. A pesar de ello, esta posibilidad tampoco es una solución real para muchos viajeros; el consulado canadiense procesa estos formularios manualmente, lo que a veces toma mucho tiempo. Además, la pérdida de la condición de “residente permanente” conlleva que se cancelen también otros derechos adquiridos, como el derecho a una pensión.

Solución 4

Como última posibilidad, se puede volar a los Estados Unidos (para lo que se requiere un ESTA), lo más cerca posible del destino en Canadá. Y después cruzar la frontera con Canadá en coche, autobús o tren. Los pasajeros con un pasaporte español no necesitan una eTA en este caso.

Esto son malas noticias para los pasajeros que a corto plazo quieran volar a Canadá y que habían contado con poder solicitar una eTA pronto. No es posible viajar a Canadá con poca antelación.

Tomar acción inmediata

¿Ha vivido alguna vez en Canadá y existe la posibilidad de que alguna vez quiera viajar a Canadá? Entonces es recomendable cancelar ahora mismo su condición de “residente permanente” o escoger alguna de las opciones que se han mencionado arriba. Así, en el momento en que quiera viajar a Canadá podrá solicitar una eTA Canadá o ponerse en camino sin problemas con su pasaporte canadiense o documento de viaje de permanente residente.