La India es uno de los países más extensos y poblados del mundo, y se caracteríza por su gran diversidad cultural. La población índia se compone de cientos de comunidades y habla más de 400 lenguas diferentes. La mayoría de la población es hindú, aunque también existen minorías islámicas, cristianas, budistas y sik.

La variedad en la India también se puede percibir en la diversidad de sus paisajes naturales. El país alberga húmedas selvas tropicales, secas llanuras, zonas desérticas e incluso cadenas de montañas, de las cuales forma parte evidentemente el Himalaya. Gracias a esta riqueza, la India tiene verdaderamente mucho que ofrecer a sus visitantes.

Esta página le ofrecerá un resumen de la historia, cultura y principales atracciones turísticas de la India.


Datos y cifras

Capital Nueva Delhi
Superficie 3 300 000 km2
Población 1 407 563 842 (2021)
Lenguas oficiales Hindi, inglés y 21 otras lenguas oficiales
Moneda Rupia india (INR)
Religión Hinduísmo: 80%, Islam: 14%, Cristianismo: 2%, Sikhismo: 2%
Diferencia horaria 3,5 horas más tarde en verano y 4,5 horas más tarde en invierno
Duración del viaje De 7,5 à 10 horas de vuelo
Voltaje 230 voltios, 50 Hz (se necesita adaptador)
Agua corriente No potable
Visado Visado India obligatorio

Mapa

La India ocupa la mayor parte del subcontinente indio, y está en su mayor parte rodeada por el océano índico. Al norte de este subcontiente se encuentra la cordillera del Himalaya, en la que se encuentran las montañas más altas del mundo. Al noroeste, la India comparte su frontera con Pakistán, al norte y al noreste con Nepal, Bután y China, y al este con Bangladesh y Myanmar. Al sur de la India se encuentra la isla de Sri Lanka.


Historia

La India en la prehistoria
Hace unos 55 000 años, el hombre moderno llegó por primera vez al subcontiente indio. Unos 9 000 años antes de Jesucristo, aparecieron las primeras poblaciones en lo que hoy es Pakistán, pero hasta entonces, la mayor parte de los habitantes de la region eran cazadores y recolectores. Hacia el año 3 000 antes de Cristo, se empieza a hablar de la civilización del valle del Indo, también llamada Harappa, que reinó durante más de mil años en el valle del Indo y que, con las culturas mesopotámica y egipcia, forma parte de las primeras civilizaciones altamente desarrolladas del mundo. Desafortunadamente, como todavía no ha sido posible descifrar la escritura harappea, no se sabe gran cosa sobre esta antigua civilización del valle del Indo.

Hacia el año 1800 antes de Cristo, grandes grupos de indoiranios, originarios del actual Irán, emigraron hacia el noroeste de la India. Esta migración, llevada a cabo por los pueblos indoiránicos, provocó grandes cambios en el subcontiente Indio. En pocos siglos, los indoiránicos, pasaron a ser la población dominante en el norte de la India, y crearon los Vedas, los textos sagrados más importantes del hinduísmo. En un principio, los Vedas se transmitían de manera oral, y hacia el año 1200 antes de Cristo, fueron transcritos por primera vez. Además del hinduísmo, también se asistió a la aparición del budismo y del jainismo, una religión esencialemente centrada en la no-violencia. También fue en esta época cuando se asistió a la proliferación del sistema de castas en todo el territorio de la India. Este sistema implica que la población está dividida en estratos desde el mismo momento del nacimiento.

Las dinastías de la antigüedad
A lo largo de la historia, el subcontinente indio fue gobernado por varios imperios. Uno de los más importantes fue el de la dinastía de los Nanda, que hacia el año 330 antes de Cristo, controlaba la mayor parte del norte de la India. Este imperio fue seguido de la dinastía Mauriya, que controlaba la casi totalidad del subcontinete entre 320 y 185 antes de Cristo. La población india actual sigue actualmente valorando mucho aquel próspero periodo. Fue bajo la dinastía Mauriya cuando nació el Camino del gran tronco, una ruta comercial que unía el norte y el este de la India y que tuvo una importancia fundamental durante varios siglos.

Los templos de BadamiLos espectaculares templos Badami, uno de los muchos testimonios de la antigüedad India

Tras la caida del imperio Mauriya, se sucedieron otros imperios, cada uno de ellos reinando en diferentes partes de la India. Sin embargo, ninguna de esas dinastías consiguió tomar el control de la totalidad del subcontinente. Bajo el dominio del imperio Gupta, que reinó sobre una gran parte de la India entre los siglos IV y VI, se alcanzó un punto culminante, que los historiadores denominan hoy endía la edad de oro de la India. Durante ese periodo, el arte, la literatura, y la arquitectura indias conocieron su apogeo y la India se convirtió en un centro cultural tan importante que también influyó sobre los países vecinos durante siglos. Sin embargo, incluso este próspero periodo terminó y el imperio Gupta se fragmentó en pequeños reinos que controlaban diferentes partes de la India.

La India durante la Edad Media
Al inicio de la Edad Media, la India entró en contacto con numerosos pueblos. El subcontinente fue invadido al norte por un pueblo que probabablemente estaba emparentado con los hunos, y después por el avance de los árabes en los siglos VII y VIII. Los ejércitos del califato islámico penetraron en el actual Pakistán y en la India occidental, convirtiendo al Islam a una gran parte de la población de esas regiones. En el siglo XIII, los conquistadores islámicos consiguieron ocupar la India, que en aquella época estaba compuesta por varios imperios. Después fue creado el sultanato de Delhi, una dinastía turco-persa que ocupó gran parte de la India durante los siglos siguientes.

En el siglo XIII, los mongoles trataron e invadir la India, pero fueron detenidos por los ejércitos del sultanato de Delhi. Sin embargo, la resistencia india contra las distinttas tentativas de invación no podía durar eternamente. En el siglo XIV, el soberano turco-mongol Tamerlan, consiguió ocupar y capturar Delhi. A pesar de la conquista de Tamerlan, el dominio turco-mongol no duró mucho tiempo. El golpe de gracia para Delhi llegó alrededor de un siglo más tarde, con la conquista llevada a cabo por Babur, un descendiente directo de Tamerlan. Babur consiguió someter a una gran parte de la India y establecer el imperio mongol, que reinó en el subcontinente durante al menos tres siglos.

Los Mongoles y los Marathas
Bajo el imperio mongol, las culturas hindues e islámicas alcanzaron su apogeo. Numerosos edificios construidos durante ese periodo existen todavía y son famosos en el mundo entero. Entre los ejemplos de edificios construidos bajo el periodo de dominación mongol, se puede citar el Taj Mahal, la fortaleza roja y el fuerte de Agra. La economía del subcontinente se desarrolló igualmente de manera constante durante este periodo y, en el siglo XVII, la India era el poder económico más importante del mundo. Sin embargo, debido a ataques exteriores, el reino mongol comenzó a declinar a partir del siglo XVIII. Los Marathas, un pueblo originario del suroeste de la India, consiguieron vencer a los mongoles y conquistar una gran parte de su imperio. Después, los marathas permanecieron en el poder en la India hasta el siglo XVIII, cuando fueron vencidos por los británicos y debieron ceder su imperio a la Compañia Británica de las Indias orientales.

Los contactos entre Europa y el subcontinente indio
A lo largo de su historia, la India tuvo varios contactos directos e indirectos con los soberanos europeos. En 326 antes de Cristo, Alejandro el Grande llevó a cabo una guerra contra el rey indio Poros y, más tarde, comerciantes romanos fundaron una colonia comercial en el subcontinente indio. Aún así, para establecer contactos comerciales más directos, hubo que esperar a que los portugueses consiguiesen dar la vuelta a África en el siglo XVI, momento en el que establecieron puestos comerciales en la costa india. Durante los siglos siguientes, los holandeses, los franceses y los británicos siguieron cada uno de ellos fundando sus propias colonias. Los británicos terminaron por vencer y se convirtieron en la potencia colonial dominante en la India.

Durante el siglo XIX, la Compañia Británica de las Indias Orientales siguió afirmando su influencia en la India. Los británicos llevaron a cabo nuevas guerras y enfrentaron a los diregentes indios unos contra los otros. Haciendo esto, la compañía se encontró rápidamente dominando una gran parte de la India. Además, los británicos, también poseían varios estados vasallos bajo su control. En 1857, una gran revuelta contra los dirigentes europeos estalló en el norte de la India, pero en el espacio de un año, fue reprimida de manera cruel y la India se convirtió posteriormente en una parte de la corona británica, bajo el nombre de Raj británico. Además de la India, este dominio británico se extendía igualmente a Pakistán, Bangladesh y a la actual Birmania.

Memorial de la VictoriaEl Memorial de la Victoria, en Calcuta, un ejemplo de la influencia británica en la India moderna

El movimiento independentista
Durante la Primera Guerra Mundial, más de un millón de indios combatieron en los campos de batalla europeos al lado de los británicos. Cuando estos soldados volvieron a su hogar, muchos se unieron a los nuevos movimientos de independencia indios. Los británicos se empeñaron en reprimir violentamente toda forma de resistencia. El más famosos de los combatientes en favor de la independencia de la India fue Mahatma Gandhi, que hizo que miles de indios protestasen pacíficamente contra sus opresores. Durante más de veinte años, los indios resistieron a través de actos de desobedencia civil. Ghandi fue detenido varias veces, y los manifestantes indios fueron perseguidos.

Tras la Segunda Guerra Mundial, la posición británica paso a ser insostenible. Los británicos estaban debilitados tras la guerra, y sabían que no podrían conservar la India bajo control fácilmente. En 1947, los territorios de la India británica pasaron a ser independientes y fueron divididos entre la India, tradicionalmente hindú, Pakistán occidental (el actual Pakistán) y oriental (el actual Bangladesh), ambos territorios de religión islámica. Al año siguiente, en 1948, Ghandi fue asesinado por un extremista hindú. El movimiento independentista conserva todavía hoy en día una gran importancia, y Ghandi sigue siendo venerado por un gran número de indios.

La India del siglo XX
La independencia de la India comenzó en un contexto de conflictos étnicos. Los musulmanes trataban de emigrar hacia el Pakistán islámico, mientras que los hindúes trataban de unirse a la India independiente. Los dirigentes de la provincia de Cachemira de la época, situada al norte de la India y del Pakistán actuales, no querían unirse ni a ninguno de los dos países, ya que temían que una parte de su población diversificada pudiese ser oprimida bajo su dominio. El resultado fue la invasión de Cachemira por parte de los ejércitos indio y pakistaní, que provocó una sangrienta guerra. La India y Pakistán obtuvieron así ambos una parte de esta región.

Los años siguientes estuvieron marcados por tres otras guerras entre ambos países. Tras la guerra indo-pakistaní de 1971, durante la cual los dirigentes de Pakistán oriental y occidental se enfrentaron, Bangladesh obtuvo su independencia de Pakistán. Durante ese periodo, igualmente llamado genocidio de Bangladesh, miles, incluso millones de bengalíes perdieron la visa. A pesar de todos los conflictos armados, la situación en la frontera de la región de Cachemira no ha cambiado demasiado. Incluso hoy en día, ninguno de los dos países reconoce la soberanía del otro en dicha región.


Cultura

La India es un extenso país que alberga a más de un billón de habitantes y se caracteriza por lo tanto por una gran diversidad cultural. El país cuenta con 23 lenguas oficiales, entre las cuales se incluyen el hindi y el inglés, utilizadas por los organismos gubernamentales. Por otra parte, también se hablan cientos de lenguas locales no reconocidas oficialmente.

El elemento más importante de la sociedad india es la familia. Es habitual que varios matrimonios de distintas generaciones vivan bajo el mismo techo. A menudo, incluso los ingresos y los gastos son compartidos entre ellos. Casi todos los matrimonios son pactados, a menudo por los padres de la pareja. Los esposos son escogidos en función de su estatus económico, educación, grado de parentesco y la casta a la que pertenecen. Aunque el sistema de castas fuese sido oficialmente abolido tras la independencia de la India, en la práctica sigue teniendo una gran importancia.

La gran mayoría de los indios son hindúes, aunque también existe una importante mayoría musulamana. También se encuentran pequeños grupos de sij, cristianos, budistas y jainistas.

Información interesante India

El éxito de Bollywood
la industria cinematográfica india tiene una larga historia. A principios del siglo XX, ya se producían numerosas películas en las diferentes lenguas indias. El número de películas siguió aumentando durante las siguientes décadas y, en 1986, se rodaron más de 800 películas, lo que ha hecho de la India el más importante productor de películas del mundo. Actualmente, Bollywood produce más de 1 000 películas al año.


Las principales festividades indias

En la India se celebran numerosas festividades, que varían considerablemente de una región a otra. A continuación, encontrará un resumen de las fiestas más importantes. Como la mayoría de las festividades indias siguen el calendario indio, la fecha correspondiente en el calendario gregoriano es diferente.

Fecha y festividad Celebración y tradiciones
Día de la república – 26 de enero La fiesta nacional de la India, que celebra el establecimiento de la República Federal Democrática de la India en esta fecha en 1950.
Vasant Panchami – generalmente en febrero Durante esta festividad, los hindúes hablan de un ricino sobre el que se amontonan ramas un día tras otro. En la siguiente luna llena, el montón de ramas es incendiado con el objetivo de espantar al demonio Holika y de homenajear a la diosa Saraswati.
Holi – en marzo Esta festividad celebra el inicio de la primavera. Durante las celebraciones, los participantes se lanzan polvo y agua de colores, símbolo de la naturaleza en primavera.
Día de la independencia– 15 de agosto Esta fecha conmemora la independencia de la India del Reino Unido. Se organizan varias ceremonias y desfiles militares, durante los cuales se alza la bandera india.
Dussehra – Septiembre y/o octubre Dussehra es el último día y por lo tanto, el punto culminante de Navratri, un festival que dura 10 días. Se trata de uno de los festivales más importantes del hinduísmo, pero se celebra de forma diferente en cada lugar de la India. Durante todas esas celebraciones, el centro de atención son los dioses de la religión hindú.
Divali – Octubre y/o noviembre Diwali se conoce también como la fiesta de la luz, y celebra la victoria de la luz sobre la oscuridad. Esta festividad se desarrolla durante unos cinco o seis días, durante los cuales se encienden luces en las casas y los templos, y las familias se reunen para compartir una comida tradicional.

Cultura india
la festividad Holi marca el inicio de la primavera


Clima

El clima de la India es en general de tipo tropical, aunque el tamaño del país hace que existan diferencias entre una región y otra. EL norte de la India se encuentra en una zona climática más suave, y la cordillera del Himalaya, en el extremo norte, presenta una variada gama de microclimas. Algunas pequeñas zonas de esta cadena montañosa están perennemente cubiertas de nieve, mientras que otras albergan densos bosques de coníferas. El Himalaya detiene las corrientes de aire frío provenientes de China y de Rusia, por este motivo, ninguna regíón de la India conoce temperaturas invernales demasiado frías. En parte por la misma razón, el este de la India conoce temperaturas elevadas y pocas precipitaciones a lo largo del año. En la parte occidental del país, en la frontera con Pakistán, el clima es desértico todo el año.

La cordillera del HimalayaLa cordillera del Himalaya ejerce de frontera al norte de la India

El clima del subcontinente indio se caracteriza igualmente por la presencia de monzones, fuertes corrientes de viento que soplan furante un cierto periodo del año. Durante una mitad del año se observan monzones secos procedentes del noroeste, mientras que durante la otra mitad, soplan monzones húmedos con corrientes procedentes del Océano Índico. Como consecuencia de tales corrientes, se producen fuertes precipitaciones que golpean la India durante los meses de junio y julio.


Turismo

La gran diversidad de la India ofrece una gran variedad de atracciones en todo el país. Los turistas visitan el país para disfrutar de las diferentes culturas y monumentos, o para disfrutar del clima. Aunque las ciudades de Delhi, Mumbai y Bangolore sean ciertamente atracciones interesantes, también es aconsejable dejar tras de sí el dinamismo de las ciudades y hacer una incursión el anaturaleza, donde la vida es más tranquila y los turistas pueden disfrutar de un poco de relax. Descubrir la naturaleza y las culturas rurales es parte de las actividades que se pueden llevar a cabo en esas regiones.

Otra opción consiste en visitar una o varias de las numerosas playas que ofrece la India. Si, por lo contario, decide usted permanecer más tiempo en la ciudad, sepa que la vida cotidiana en las ciudades indias es muy caótica, que el código de la ruta es raramente respetado y que el ruido es muy fuerte a lo largo de toda la jornada. Gracias a la amplia oferta de rickshaws (carros tirados por una bicicleta) y de tuk-tuks (rickshaws con motor) los turistas pueden normalmente desplazarse fácilmente de un punto a otro de la ciudad pagando un precio razonable al chófer.

Algunos de los monumentos indios más hermosos

El Taj Mahal
El Tal Mahal está situado en la céntrica ciduad de Agra, y además de ser uno de los monumentos más famosos del mundo, está igualmente considerado como una de las maravillas del mundo moderno. El quinto soberano del imperio mongol, Shâh Jahân, hizo construir este mausoleo en el siglo XVII en memoria a su esposa fallecida. La construcción, de un blanco perla, llama la atención por su simetría y sus exhuberantes jardines, símbolo del amor.

El fuerte de Agra
El fuerte de Agra es una fortaleza situada en la ciudad de Agra, a unos 2,5 kilómetros del Taj Mahal. Fue construido en la segunda mitad del siglo XVI por el soberano mongol Akbar y sirvió de residencia de base a los miembros de la dinastía mongol durante más de un siglo. Los muros dobles de la fortaleza alcanzan hasta veinte metros de alto y, todos juntos, una longitud total de 2.5 kilómetros. Los muros rodean varios edificios visitalbes construidos en la época de Akbar o más tarde.

El fuerte de AgraEl fuerte de Agra es una de las principales atracciones de la India

Jaisalmer : la ciudad dorada
Jaisalmer, situada en el desierto de Thar, es una ciudad relativamente pequeña con respecto al estándar indio, y cuenta con una población de 70 000 habitantes. La ciudad debe su nombre al imponente fuerte de Jaisalmer, y al color de sus edificios de gres dorado. La fortaleza se erige sobre una colina en el extremo sur de la ciudad de Jaisalmer, y ofrece una espectacular vista de los alrededores.

El fuerte rojo de Delhi
El fuerte rojo de Delhi fue construido por orden del soberano mongol Shâh Jahânaño, y hoy en día constituye una de las principales atracciones de la India. El 15 de agosto de cada año, el primer ministro indio pronuncia aquí su discurso, con ocasión de la Fiesta de la Independencia. En el interior de sus muros, los turistas pueden disfrutar de numerosos comercios, pero sobre todo de un verdadero espectáculo arquitectónico.

El fuerte Amber
EL fuerte Amber, construido a finales del siglo XVI, está situado en el norte de la India, más precisamente cerca de la ciudad de Jaipur. El imponente complejo está construido en gres rojo y en marmol, y se erije sobre el lago Maota. En su interior, no hay demasiada información para los turistas, por lo que se recomienda visitar esta zona acompañados de un guía privado.


Economía y moneda

La economía india experimenta uno de los crecimientos más rápidos a nivel mundial, y es hoy en día la quinta más importante a nivel mundial. Los principales socios comerciales de la India son los Estados Unidos, la China y los Emiratos Árabes Unidos. El sector terciario representa la mitad del producto interior bruto del país, pero la industria y la agricultura emplean a muchas más personas.

La moneda utilizada en la India es la rupia índia (INR). La rupia se divide en cien paises. Hay billetes de entre 1 y 2000 rúpias, mientras que las monedas se emiten en cortes de 50 paises, y de 1, 2 y 5 rupias. Aunque en las ciudades se encuentran cajeros automáticos, es aconsejable llevar una cierta cantidad de dinero en efectivo. Fuera de las ciudades, solo se puede pagar en efectivo. En la cultura india, suele regatearse el precio de los productos. Si usted compra si regatear, probablemente pagará un precio excesivo.

El tráfico en la India
Un mercado muy frecuentado en Hyderabad, en el centro de la India


Seguridad

La mayoría de las regiones de la India pueden visitarse en toda seguridad, pero ciertas zonas son muy desaconsjables a los viajeros, como Cachemira, en el norte, las zonas fronterizas con Pakistán, en el oeste, y con el Estado de Assam, al este. Consulte esta página para obtener consejos de viaje más detallados, o consulte los consejos de viaje publicados por el Ministerio de asuntos extranjeros..

Sanidad
Antes de iniciar su viaje, es recomendable ponerse las vacunas necesarias. Las condiciones higiénicas en la India suelen ser precarias. Así pues, es aconsejable tomar precauciones y contratar un seguro de viaje que cubra los gastos médicos. Por precaución, también es recomendable llevar consigo medicamentes contra el paludismo, ya que el mosquito responsable de esta enfermendad está presente en muchas regiones de la India. La diarrea también es algo frecuente entre los viajeros europeos que no están habituados a las bacterias indias. Por ese motivo, se recomienda beber solo agua procedente de botellas cerradas y prestar especial atención a lo que se come.

Atención: este sitio no tiene ninguna competencia médica. Consulte con su médico de familia para obtener información más detallada sobre las vacunas y medicamentos recomendadas a los viajeros que se dirigen a la India.


Visado

Para viajar al país, es obligatorio solicitar un visado para la India. El visado electrónico cuesta 59,95 € por persona y puede solicitarse fácilmente a través de este sitio web. Una vez aprobado, el visado se envía por correo electrónico para que pueda imprimirlo y llevarlo encima durante su viaje.
Demande ya su visado para la India

e-Visado.es es una agencia de visados comercial y profesional que ayuda a los viajeros a obtener, entre otros, el visado para la India. e-Visado.es actúa como intermediario y no forma parte de ningún gobierno. Es también posible solicitar el visado directamente ante las autoridades de inmigración (25,63 USD por visado, a través de indianvisaonline.gov.in). Sin embargo, no podrá contar con asistencia en español. Si hace su solicitud con e-Visado.es, nuestro servicio de atención al cliente estará a su disposición 24 horas al día, 7 días a la semana. Además, revisamos manualmente su solicitud, así como todos los documentos presentados antes de enviarlos en su nombre a las autoridades de inmigración. Si sospechamos que su solicitud presenta errores u omisiones, nos pondremos personalmente en contacto con usted lo antes posible, para asegurarnos de que, a pesar de ello, su solicitud pueda ser procesada rápida y correctamente. Para hacer uso de nuestros servicios, usted paga 25,63 USD en costes consulares, que nosotros abonamos en su nombre al servicio de inmigración, así como 35,87 €, IVA incluido, por gastos de gestión, como remuneración por nuestra mediación. Nuestros servicios han evitado grandes problemas a muchos viajeros durante sus viajes. Si, a pesar de nuestra asistencia y servicio de verificación, su solicitud es rechazada, le reembolsaremos la totalidad del importe de su compra (a menos que otra solicitud de visado India ya haya sido rechazada anteriormente). Obtenga más información sobre nuestros servicios.