Noticia | | 11-11-2022 | ±4 minutos tiempo de lectura

Las disposiciones relativas al visado Youth Mobility Scheme británico y al visado Working Holiday Visa neozelandés han sido ampliadas. Tanto el límite de edad como el periodo de estancia autorizado han sido alargados. Esta decisión fue tomada por el antiguo premier ministro británico Boris Johnson, de acuerdo con la primera ministra neozelandesa Jacinda Ardern. Descubra los cambios que implica este acuerdo para los viajeros en posesión de un visado Nueva Zelanda.

Una relación más fuerte

Este es el último de una serie de acuerdos de librecambio que prevén la simplificación de las condiciones para obtener un visado. Canadá, Francia, Inglaterra e Irlanda ya han concluido acuerdos similares con Australia. El contenido del acuerdo entre el Reino Unido y Nueva Zelanda es similar a los acuerdos que estos países concluyeron anteriormente.

El objetivo del acuerdo es promover la circulación internacional de ciudadanos entre ambos países. Actualmente, los ciudadanos británicos de entre 18 y 30 años pueden vivir y trabajar en Nueva Zelanda con un Working Holiday Visa durante un periodo máximo de 23 meses. Por otra parte, los neozelandeses titulares de un visado Youth Mobility Scheme pueden vivir y trabajar en el Reino Unido durante dos años como máximo.

Los gobiernos de ambos países subrayan el hecho que visitar, vivir y trabajar en un país situado al otro extremo del mundo puede ser una contribución muy importante al desarrollo de las personas. La ministra británica del Interior, Priti Patel, ha declarado que esta puede ser una experiencia sumamente enriquecedora. Gracias a las modificaciones realizadas a la reglamentación en materia de visados, cada vez más jóvenes neozelandeses y británicos tendrán la posibilidad de desarrollarse y reforzar sus competencias. Esta es asimismo una ocasión excepcional para establecer contactos permanentes y hacer una contribución al país de acogida.

Los neozelandeses reclaman desde hace tiempo una mejora en la reglamentación de los visados Working Holiday. La primera ministra Jacinda Adern ha declarado que ella también forma parte de los numerosos neozelandeses que se han beneficiado de la posibilidad de vivir y trabajar en el Reino Unido. Por ello, está muy satisfecha con el acuerdo alcanzado y se alegra de poder ofrecer a los ciudadanos británicos la posibilidad de vivir una experiencia igual de positiva en Nueva Zelanda.

Los principales cambios

El punto central de este acuerdo de librecambio es el aumento de la edad máxima para la obtención de un visado Working Holiday para Nueva Zelanda. Según la normativa actual, la edad de los candidatos debe estar comprendida entre los 18 y lo 30 años. Gracias a esta modificación, millones de británicos tendrán de nuevo la posibilidad de vivir y trabajar temporalmente en Nueva Zelanda. La duración máxima de la estancia será igualmente ampliada a 3 años.

Este es un acuerdo de intercambio bilateral, lo que significa que solo se aplica a los dos países que lo firman. Esto significa igualmente que las reglas del visado Working Holiday para Nueva Zelanda siguen siendo las mismas para todos los demás países, incluida España. Sin embargo, la posibilidad de negociar una suavización de los acuerdos actuales también existe para los demás países. Sin embargo, de momento será necesario seguir aplicando las condiciones actuales del visado.

Según el ministerio del Interior británico, hasta 2023 no habrá mayor información en lo que respecta a las nuevas condiciones del visado Working Holiday Visa. Todavía no se sabe, por ejemplo, si las tasas de visado y las exigencias en materia de capital aumentarán también. La entrada en vigor de estos cambios está prevista para principios del año 2024, pero podría haber cambios en función del avance de las negociaciones. En efecto, la implementación de estas modificaciones tiene como consecuencia numerosos cambios jurídicos y técnicos, un proceso que podría llevar mucho tiempo.

Viajar solo por vacaciones

¿Desea visitar Nueva Zelanda, pero no tiene la intención de vivir ni trabajar allí? Para descubrir los distintos rincones de este país durante sus vacaciones, no tiene por qué recurrir a un visado Working Holiday. En este tipo de situación, puede solicitar una NZeTA Nueva Zelanda. A partir del momento en que es aprobado, esta autorización de viaje electrónica puede ser utilizada durante dos años. Con la NZeTA, le está permitido visitar Nueva Zelanda por vacaciones o para hacer un viaje de negocios, además de para hacer una solicitud de empleo o para practicar un deporte amateur no remunerado. Puede permanecer en Nueva Zelanda durante un máximo de tres meses por visita. La NZeTA es necesaria incluso si viaja a Nueva Zelanda para hacer escala hacia su destino final.

Atención: este artículo sobre el visado para Nueva Zelanda tiene más de un año. Posiblemente contiene información y consejos anticuados, por lo que no se puede derivar ningún derecho de este artículo. ¿Va a viajar pronto y le gustaría saber qué reglas se aplican actualmente? Entonces lea toda la información actual sobre el visado para Nueva Zelanda.

e-Visado.es es una agencia de visados comercial y profesional que ayuda a los viajeros a obtener, entre otros, el visado para Nueva Zelanda. e-Visado.es actúa como intermediario y no forma parte de ningún gobierno. Es también posible solicitar el visado directamente ante las autoridades de inmigración (58 NZD por visado, a través de nzeta.immigration.govt.nz). Sin embargo, no podrá contar con asistencia en español. Si hace su solicitud con e-Visado.es, nuestro servicio de atención al cliente estará a su disposición 24 horas al día, 7 días a la semana. Además, revisamos manualmente su solicitud, así como todos los documentos presentados antes de enviarlos en su nombre a las autoridades de inmigración. Si sospechamos que su solicitud presenta errores u omisiones, nos pondremos personalmente en contacto con usted lo antes posible, para asegurarnos de que, a pesar de ello, su solicitud pueda ser procesada rápida y correctamente. Para hacer uso de nuestros servicios, usted paga 58 NZD en costes consulares, que nosotros abonamos en su nombre al servicio de inmigración, así como 32,09 €, IVA incluido, por gastos de gestión, como remuneración por nuestra mediación. Nuestros servicios han evitado grandes problemas a muchos viajeros durante sus viajes. Si, a pesar de nuestra asistencia y servicio de verificación, su solicitud es rechazada, le reembolsaremos la totalidad del importe de su compra (a menos que otra solicitud de visado Nueva Zelanda ya haya sido rechazada anteriormente). Obtenga más información sobre nuestros servicios.