Noticia | | 02-04-2024 | ±5 minutos tiempo de lectura

A mediados de 2022 Nueva Zelanda actualizó su visado para inversores. Las condiciones de este visado se endurecieron considerablemente, para atraer únicamente a inversores activos que aporten un real valor añadido a la economía. Hasta ahora, sin embargo, el volumen de solicitudes de este nuevo visado ha sido decepcionante.

El atractivo de Nueva Zelanda entre los ricos

Nueva Zelanda es uno de los países más remotos del mundo, pero sus paisajes naturales únicos y su alto nivel de vida lo convierten en un popular destino turístico. Hoy en día, el país también es popular entre la gente adinerada y los millonarios. El aislamiento geográfico de la isla garantiza tranquilidad frente al ajetreo cotidiano, y sus espectaculares paisajes naturales son fuente de inspiración para muchos. Por eso, en las últimas décadas, algunas de las personas más ricas del mundo se han establecido en Nueva Zelanda. Pensemos, por ejemplo, en Peter Thiel, fundador de PayPal. Nueva Zelanda lleva mucho tiempo acogiendo a los millonarios con los brazos abiertos, siempre que inviertan suficiente dinero en el país. Por este motivo, el país cuenta con un visado especial para inversores, que evita el procedimiento normal de solicitud de un permiso de residencia.

Obligación de visado para Nueva Zelanda

Debido a la aislada situación geográfica de Nueva Zelanda, el gobierno puede controlar estrictamente quién entra y sale del país. La mayoría de los viajeros deben solicitar un visado antes de viajar para que se les permita la entrada en el país. Los ciudadanos españoles no necesitan visado, pero sí deben solicitar la NZeTA. Esta es una autorización electrónica de viaje que permite estancias turísticas y de negocios de hasta 90 días en Nueva Zelanda. Para estancias más largas, la NZeTA no es suficiente, y es necesario solicitar un visado Nueva Zelanda. Existen varios visados para Nueva Zelanda, entre ellos el visado de inversor.

Cambios en el antiguo visado de inversor

Hasta mediados de 2022, los inversores extranjeros podían solicitar un visado de inversor residente 1 (Investor 1 Resident Visa) o un visado de inversor residente 2 (Investor 2 Resident Visa). Para optar a estos visados, los solicitantes debían, respectivamente, invertir en el país un mínimo de 10 millones de dólares neozelandeses (unos 5,6 millones de euros) o 3 millones de NZD (unos 1,7 millones de euros). Sin embargo, en septiembre de 2022, estos dos visados fueron sustituidos por el nuevo visado de inversor. Este nuevo Active Investor Plus Visa exige una inversión de al menos 15 millones de NZD. También puede bastar con una inversión de 5 millones de NZD, siempre que el solicitante invierta el dinero directamente en una empresa neozelandesa. La principal diferencia con los anteriores investor visas, es que ahora se espera que el inversor tenga un papel más activo. Anteriormente, el dinero podía invertirse en bonos del Estado o en empresas relativamente seguras, pero desde mediados de 2022, esto ya no está permitido.

El nuevo visado aún no es popular

Rápidamente, el nuevo visado Active Investor Plus de Nueva Zelanda ha demostrado ser menos popular que sus predecesores. En los seis meses siguientes a su introducción, sólo se presentaron 15 solicitudes. Se trata de una cifra muy modesta, comparada con las 492 solicitudes del antiguo visado de inversor presentadas en el año fiscal 2021. El primer visado Active Investor Plus no se expidió hasta nueve meses después de su introducción, y fue para un solicitante que ya estaba en Nueva Zelanda.

El hecho de que el nuevo visado sea menos popular se debe a las condiciones más estrictas que lleva aparejadas, que disuaden a muchos interesados. Mientras que antes se podía invertir el dinero en bonos relativamente seguros, ahora los solicitantes tienen que asumir un riesgo mucho mayor si quieren optar al visado de inversor. Sin embargo, el gobierno neozelandés no considera que esto sea un fracaso. De hecho, el objetivo del nuevo visado también era atraer únicamente a inversores comprometidos que contribuyeran activamente a la economía, en lugar de individuos que invirtieran principalmente en fondos de bonos pasivos, de los que la sociedad obtiene poco rendimiento. Esto último era lo que ocurría a menudo con el antiguo visado.

Los requisitos del nuevo visado para inversores

Quienes deseen optar al nuevo visado Active Investor Plus deben invertir un mínimo de 15 millones de NZD. Las inversiones directas en empresas neozelandesas pueden contabilizarse por partida triple y las inversiones en determinados fondos gestionados pueden contabilizarse por partida doble. Las inversiones en acciones y organizaciones benéficas pueden contabilizarse 1 a 1 para alcanzar el importe total de 15 millones de NZD. Las inversiones en bienes inmuebles sólo pueden incluirse en el importe mínimo, y en circunstancias muy específicas. Otra condición del nuevo visado de inversor es que los solicitantes tengan un conocimiento suficiente del inglés. Quienes reciban el visado Active Investor Plus, mantengan la inversión durante al menos cuatro años y hayan pasado un mínimo de 117 días en Nueva Zelanda podrán optar entonces a la residencia permanente en el país.

Los viajeros españoles pueden viajar a Nueva Zelanda sin visado, pero en ese caso deben solicitar una NZeTA. Las personas que viajan con una NZeTA no pueden optar al permiso de residencia, pero sí pueden pasar hasta 6 meses al año en Nueva Zelanda durante el periodo de validez de 2 años. No es necesario hacer ninguna inversión para viajar a Nueva Zelanda con una NZeTA. La NZeTA puede solicitarse por internet.

e-Visado.es es una agencia de visados comercial y profesional que ayuda a los viajeros a obtener, entre otros, el visado para Nueva Zelanda. e-Visado.es actúa como intermediario y no forma parte de ningún gobierno. Es también posible solicitar el visado directamente ante las autoridades de inmigración (58 NZD por visado, a través de nzeta.immigration.govt.nz). Sin embargo, no podrá contar con asistencia en español. Si hace su solicitud con e-Visado.es, nuestro servicio de atención al cliente estará a su disposición 24 horas al día, 7 días a la semana. Además, revisamos manualmente su solicitud, así como todos los documentos presentados antes de enviarlos en su nombre a las autoridades de inmigración. Si sospechamos que su solicitud presenta errores u omisiones, nos pondremos personalmente en contacto con usted lo antes posible, para asegurarnos de que, a pesar de ello, su solicitud pueda ser procesada rápida y correctamente. Para hacer uso de nuestros servicios, usted paga 58 NZD en costes consulares, que nosotros abonamos en su nombre al servicio de inmigración, así como 31,79 €, IVA incluido, por gastos de gestión, como remuneración por nuestra mediación. Nuestros servicios han evitado grandes problemas a muchos viajeros durante sus viajes. Si, a pesar de nuestra asistencia y servicio de verificación, su solicitud es rechazada, le reembolsaremos la totalidad del importe de su compra (a menos que otra solicitud de visado Nueva Zelanda ya haya sido rechazada anteriormente). Obtenga más información sobre nuestros servicios.