Noticia | | 16-08-2022 | ±4 minutos tiempo de lectura

Desde el pasado 1 de agosto de 2022, las fronteras de Nueva Zelanda vuelven a estar de nuevo totalmente abiertas. Los estudiantes y los turistas pueden volver a solicitar el visado y lo han hecho inmediatamente en gran número. Los empresarios neozelandeses también esperan con impaciencia la aprobación de las solicitudes de visado para los nuevos empleados internacionales.

Se reabren las solicitudes de visado

Nueva Zelanda ha reabierto totalmente sus fronteras en una serie de etapas. La fase final comenzó el 1 de agosto de 2022. Desde entonces, los viajeros que necesiten un visado físico para Nueva Zelanda pueden volver a solicitarlo. El primer día ya había 3.000 solicitudes. Esto supone casi el doble en comparación con 2019. El servicio de Inmigración de Nueva Zelanda ha informado de que su objetivo es tramitar estas solicitudes de visado estándar en un plazo de 4 semanas.

Hasta hace poco, solo los viajeros de países sin obligación de visado podían viajar a Nueva Zelanda. Los viajeros españoles, entre otros, pueden visitar Nueva Zelanda con el llamado “visado” NZeTA desde el 1 de mayo de 2022. En sentido estricto, no se trata realmente de un visado, sino de un permiso electrónico de viaje para los viajeros que no necesiten un visado físico para Nueva Zelanda. Normalmente, las solicitudes de la NZeTA se aprueban en el plazo de 1 semana.

Los estudiantes internacionales también pueden volver a solicitar el visado desde principios de mes. Los ciudadanos europeos ya pueden solicitar una NZeTA para cursar estudios de corta duración. Antes de la crisis de coronavirus, las universidades, colegios y escuelas de idiomas neozelandesas facturaban en conjunto más de 3.000 millones de euros (5.000 millones de dólares neozelandeses). Se espera que pasen varios años antes de que el número de estudiantes y becarios vuelva a la normalidad.

Los visados de larga duración siguen siendo difíciles de obtener

A pesar de todo, hay cierto escepticismo. Desde el 4 de julio de este año, los trabajadores y sus familiares pueden volver a solicitar un visado de larga duración para Nueva Zelanda. Sin embargo, la tramitación y aprobación de estas solicitudes parece tardar un poco más de lo previsto. Antes existían una serie de excepciones para los familiares, pero un sondeo realizado el 1 de agosto mostró que no se ha aprobado mucho más del 5% de las solicitudes habituales. De hecho, algunos solicitantes están actualmente a la espera del resultado de una solicitud presentada antes de agosto 2020.

A pesar de la escasez de mano de obra del mercado laboral neozelandés, los empresarios tienen dificultades para pasar los controles obligatorios necesarios para contratar y emplear personal de otros países. El proceso consta de tres pasos, dos de los cuales son responsabilidad del empresario. Especialmente el segundo paso, que examina el tipo de vacante que un empleador neozelandés quiere que se cubra con un trabajador migrante, ha causado retrasos. Para este paso, el Departamento de Inmigración había prometido, a partir del 20 de junio este año, tramitar las solicitudes de los empresarios en un plazo de diez días. Sin embargo, más del 60% de las solicitudes presentadas aún no han sido tramitadas. En el caso de los empresarios que volvieron a solicitar la acreditación en mayo de 2022, después de más de 11 semanas, solo pudieron solicitar el visado de trabajo menos de 700 trabajadores extranjeros, y de ellos, únicamente se les concedió a 21. El largo tiempo de tramitación se explica en parte por qué el propio Servicio de Inmigración de Nueva Zelanda cuenta con nuevos empleados, pero también por la introducción de un nuevo sistema de solicitud al que tanto los solicitantes como el Servicio de Inmigración tienen que acostumbrarse.

El sector turístico y el Working Holiday

El sector turístico, en particular, está luchando para hacer frente a la escasez de mano de obra. A modo de comparación: en el prime año de la pandemia, Nueva Zelanda perdió 90.000 puestos de trabajo en el sector turístico. Esto supone alrededor del 40% del número de puestos de trabajo de este sector. Para compensar la escasez, el Ministro de Inmigración neozelandés ha anunciado una serie de medidas para aumentar el número de trabajadores, especialmente para la temporada estival neozelandesa (de diciembre a febrero). Para ampliar las opciones de los empresarios, se les permitirá seguir contratando a trabajadores extranjeros durante más tiempo con un visado Working Holiday, que es válido para puestos de trabajo retribuidos con un salario inferior al mínimo establecido. La esperanza está en los estudiantes internacionales que trabajan y en los titulares de visados Working Holiday. A mediados de agosto de este año se habían expedido 17.000 visados Working Holiday. Sin embargo, solo 2.000 de estos inmigrantes temporales han entrado realmente en el país hasta ahora.

Solicitar una NZeTA

Quienes no quieran realizar ningún trabajo, remunerado o no, en Nueva Zelanda y no deseen seguir un curso de larga duración, pueden solicitar la NZeTA. La NZeTA tiene una validez de dos años y sirve para visitar el país durante un máximo de 3 meses seguidos (cada vez). Durante estos dos años de validez de la NZeTA, la estancia máxima total por año es de 6 meses.

e-Visado.es es una agencia de visados comercial y profesional que ayuda a los viajeros a obtener, entre otros, el visado para Nueva Zelanda. e-Visado.es actúa como intermediario y no forma parte de ningún gobierno. Es también posible solicitar el visado directamente ante las autoridades de inmigración (58 NZD por visado, a través de nzeta.immigration.govt.nz). Sin embargo, no podrá contar con asistencia en español. Si hace su solicitud con e-Visado.es, nuestro servicio de atención al cliente estará a su disposición 24 horas al día, 7 días a la semana. Además, revisamos manualmente su solicitud, así como todos los documentos presentados antes de enviarlos en su nombre a las autoridades de inmigración. Si sospechamos que su solicitud presenta errores u omisiones, nos pondremos personalmente en contacto con usted lo antes posible, para asegurarnos de que, a pesar de ello, su solicitud pueda ser procesada rápida y correctamente. Para hacer uso de nuestros servicios, usted paga 58 NZD en costes consulares, que nosotros abonamos en su nombre al servicio de inmigración, así como 25,46 €, IVA incluido, por gastos de gestión, como remuneración por nuestra mediación. Nuestros servicios han evitado grandes problemas a muchos viajeros durante sus viajes. Si, a pesar de nuestra asistencia y servicio de verificación, su solicitud es rechazada, le reembolsaremos la totalidad del importe de su compra (a menos que otra solicitud de visado Nueva Zelanda ya haya sido rechazada anteriormente). Obtenga más información sobre nuestros servicios.