Noticia | | 14-04-2020 | ±3 minutos tiempo de lectura

El 20 de marzo, el Ministerio de Salud de Nueva Zelanda anunció que 56 neozelandeses estaban a bordo de un crucero procedente de Australia. Cuatro personas de este crucero dieron positivo en el test de coronavirus. Esta noticia está ocupando titulares en Nueva Zelanda.

Crucero desde Australia

El crucero en cuestión no es originario de la propia Nueva Zelanda, sino de Australia. El Ruby Princess, tal y como se llama el barco, partió de Nueva Zelanda el 15 de marzo y regresó a Australia el 18 de marzo. Cuando todas las personas del barco fueron examinadas, quedó claro que había cuatro casos de infecciones por coronavirus. Esto ha provocado que 2700 viajeros a bordo, entre los que se encuentran 56 neozelandeses, corrieran el riesgo de infección. El gobierno de Nueva Zelanda afirma que ya está en contacto con todos los viajeros, y recomienda a las personas que han estado en contacto con estos pasajeros que estén atentos a posibles síntomas de coronavirus.

Se aconseja autoaislamiento

El problema al que se enfrenta el gobierno de Nueva Zelanda es que no solo estos 56 viajeros están en riesgo. Todas las personas con las que puedan haber tenido contacto posteriormente pueden haber sido infectadas por el coronavirus. A su vez, estas personas pueden involuntariamente propagar el virus a otros. Esto provoca que el gobierno siempre esté rezagado. Lo único que el gobierno puede hacer mientras se lleva a cabo la investigación es aconsejar a estas personas que se aíslen de los demás hasta que se tenga la absoluta certeza de que no tienen coronavirus.

Coronavirus en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda no tiene hasta ahora casi ningún caso de coronavirus. El número total de infecciones asciende actualmente a 39, cifra que es incluso inferior al número de muertes en muchos países europeos. Una de las razones de esto es el aislamiento de Nueva Zelanda, pero también se debe al hecho de que no se han hecho muchos tests en total. Solo se han hecho 524 tests de coronavirus en todo el país. El Gobierno tiene previsto aumentar rápidamente esta cantidad y se espera que el número de casos de coronavirus confirmados también aumente considerablemente.

Viajar a Nueva Zelanda: volar y visados

Tanto Australia como Nueva Zelanda están cerrando sus fronteras a todos los viajeros. La razón de esto es que la mayoría de infecciones de coronavirus en estos países han llegado del extranjero. Las únicas excepciones son las personas de nacionalidad neozelandesa. La prohibición a viajar se aplica desde el 19 de marzo. Todavía no se sabe cuánto va a durar.

Esto tiene consecuencias para el visado para Nueva Zelanda. Normalmente, este visado permite a los viajeros españoles viajar a Nueva Zelanda sin problemas. Sin embargo, con esta nueva prohibición de viajar, los viajeros con un visado válido ya no podrán viajar. Solo podrá cruzar la frontera si tiene un pasaporte neozelandés. El servicio de inmigración de Nueva Zelanda no reembolsa los costes de un visado aprobado.

Sin embargo, se siguen tramitando las solicitudes de visado para Nueva Zelanda. La razón principal de esto es que el visado Nueva Zelanda es válido durante 2 años. Esto es una duración mucho más larga que la de los visados para otros muchos países. Esto significa que un visado solicitado hoy o mañana puede ser utilizado durante un periodo de 24 meses. Si planea viajar a Nueva Zelanda en unos meses o incluso un año, puede solicitar el visado simplemente por el procedimiento normal.

Atención: la información de este artículo puede estar desactualizada. Antes de solicitar un visado para Nueva Zelanda, lea la información actualizado sobre el coronavirus en Nueva Zelanda.