Noticia | | 04-01-2022 | ±3 minutos tiempo de lectura

El gobierno neozelandés ha decidido volver a conceder visados a los inversores extranjeros. Estas personas pueden viajar a Nueva Zelanda a pesar del cierre de fronteras.

Visados para inversores adinerados

Nueva Zelanda lleva tiempo intentando atraer a los inversores. Desde principios de este año, el servicio de inmigración de Nueva Zelanda ha vuelto a aprobar las solicitudes de visado de los inversores adinerados. Debido al cierre de fronteras como consecuencia del coronavirus, estas personas todavía no podían viajar a Nueva Zelanda. Esto va a cambiar ahora. Nueva Zelanda ha anunciado que los inversores con un visado válido vuelven a ser bienvenidos en el país.

Los inversores potenciales tienen que cumplir algunos requisitos. Existen dos categorías de inversores que pueden optar a un visado: la categoría “investor” para los inversores que invierten un mínimo de 3 millones de dólares en un periodo de cuatro años en Nueva Zelanda, y la categoría “investment plus” para los inversores que invierten un mínimo de 10 millones de dólares en un periodo de tres años en la economía neozelandesa. También tienen que pasar un periodo mínimo en el país y son examinados para ver si tienen antecedentes.

Los inversores con un visado aprobado sí que tienen que organizar una instalación de cuarentena a través del sistema neozelandés para Managed Isolation and Quarantine. Las inversiones de los titulares de visados en Nueva Zelanda ascienden a unos 1000 millones de dólares anuales.

Los neozelandeses de ultramar están enfadados

Aunque la comunidad empresarial neozelandesa acoge la noticia con los brazos abiertos, los neozelandeses de ultramar son menos entusiastas con la decisión del gobierno. Muchos neozelandeses siguen atrapados en el extranjero a causa del coronavirus. Aunque no necesitan un visado, muchos de ellos no pueden regresar a Nueva Zelanda. El mayor problema al que se enfrentan es que las instalaciones de cuarentena de Nueva Zelanda solo tienen un número limitado de plazas. La cuarentena es obligatoria para todos los viajeros a Nueva Zelanda, incluidos los que tienen la nacionalidad neozelandesa. Ahora temen que los inversores reciban un trato preferente en relación con las limitadas instalaciones de cuarentena. Grounded Kiwis, un grupo de defensa de neozelandeses detenidos en el extranjero, afirma que el gobierno está anteponiendo el dinero a los intereses de sus propios ciudadanos.

Actualmente, se han aprobado 108 solicitudes de visado de inversores. Todavía faltan por procesar 816 solicitudes.

Se posponen los planes de reapertura de Nueva Zelanda

Debido a la propagación de la variante ómicron del coronavirus, el gobierno de Nueva Zelanda ha decidido posponer la reapertura prevista de sus fronteras. El plan original era permitir a los ciudadanos neozelandeses residentes en Australia volver a entrar sin cuarentena obligatoria en una instalación del gobierno a partir del 16 de enero, y a los ciudadanos neozelandeses de otros países a partir del 13 de febrero. El gobierno ha decidido ahora esperar hasta finales de febrero para que más neozelandeses puedan recibir la vacuna de refuerzo. La prueba PCR obligatoria debe realizarse ahora hasta 48 horas antes de la salida, en lugar de hasta 72 horas. La decisión del gobierno va en contra de los consejos de la OMS, que afirma que el cierre de las fronteras tiene relativamente poco efecto contra la propagación del coronavirus.

El plan original también establecía que los turistas con un visado neozelandés válido serían bienvenidos en el país a partir de abril. El gobierno neozelandés aún no ha hecho ningún anuncio al respecto. El visado neozelandés tiene una validez de dos años. Esto significa que puede solicitarse ahora para un viaje a finales de este año o el próximo.