Noticia | | 07-04-2021 | ±5 minutos tiempo de lectura

El gobierno australiano ha tomado medidas estrictas para evitar la propagación del coronavirus. Por ejemplo, se han suspendido temporalmente los visados para Australia incluso para mochileros y viajeros que quieran trabajar en Australia (con el visado Work and Holiday). Por este motivo, los productores de frutas y hortalizas sufren una gran falta de personal.

Trabajo de temporada en Australia con una WHV

Australia es un destino popular para los mochileros que quieren permanecer en el país durante un período más largo y costearse su viaje trabajando allí. Cada año, una media de unos 140 000 jóvenes llegan a Australia con un visado Working Holiday o un visado Work and Holiday. Estos visados permiten estancias en Australia de hasta un año. Los viajeros que hayan trabajado durante al menos tres meses en determinados sectores, como la agricultura, la ganadería, la silvicultura, la construcción o la pesca, pueden optar a un segundo visado. Se puede obtener un tercer visado si se ha trabajado un total de seis meses como mínimo en estos sectores.

Por lo tanto, los viajeros con un visado Working Holiday o un visado Work and Holiday desempeñan un papel importante en el trabajo de temporada y la agricultura en Australia. Antes de la pandemia, hasta el 80 % del trabajo agrícola de Australia era realizado por parte de estos viajeros. Sin embargo, desde el inicio del coronavirus, estos viajeros se han quedado fuera y ciertos sectores están experimentando una grave escasez de mano de obra. Según el gobierno australiano, actualmente solo hay 45 000 mochileros en el país. El hecho de que haya tan pocos mochileros en Australia se debe a las estrictas medidas contra el coronavirus que aplica el país.

Estrictas restricciones de entrada en Australia

En comparación con otros países, el coronavirus ha estado bien controlado en Australia desde hace tiempo. Ya a finales de verano de 2020, las cifras de infección disminuyeron significativamente. Desde otoño de 2020, a excepción de unos pocos focos de infección en grandes ciudades como Sídney y Brisbane, apenas se han producido nuevas infecciones. Cuando se han registrado nuevos casos de coronavirus, se ha anunciado inmediatamente un confinamiento estricto para toda la región afectada.

Para evitar que los viajeros extranjeros importen el virus a Australia y reaviven las infecciones, no se expedirán visados a los turistas por el momento, solo se permitirán de forma puntual a las personas que viajen a Australia para visitar a sus familiares. Se prohíbe la entrada hasta nuevo aviso, excepto para los viajeros con nacionalidad australiana o estatus de residente permanente y sus familiares directos, así como para las personas que viajen debido a una urgencia. Las personas que hayan estado en Nueva Zelanda durante las últimas dos semanas también están exentas de la prohibición de entrada. Debido a la prohibición de entrada, los mochileros no pueden viajar a Australia con un visado Work and Holiday o un visado eVisitor por el momento.

Consecuencias negativas para los productores de frutas y verduras

La ausencia de mochileros y otros turistas a los que se les permite trabajar en Australia provoca problemas importantes, también para el sector hortofrutícola. Los cultivadores que dependen de los viajeros como temporeros sufren una enorme falta de personal. Según la principal asociación agrícola de Australia, hay un déficit de 26 000 trabajadores. Como resultado, se están perdiendo millones de cosechas, lo que a su vez provoca un aumento de los precios de los alimentos en los supermercados australianos. Los precios de las frutas y verduras podrían aumentar hasta un 29 % a largo plazo.

El gobierno federal ha intentado incentivar a los australianos mediante subvenciones para que trabajen en las zonas rurales, pero no ha obtenido el resultado deseado. Solo 350 personas se han inscrito al programa de subvenciones del gobierno. En el estado de Victoria, incluso se planteó la idea de utilizar a presos para recoger la fruta de las plantaciones, pero los productores rechazaron inmediatamente la propuesta. La escasez de mano de obra se suma a una situación ya complicada para el sector agrícola en Australia. Antes de la pandemia del coronavirus, los agricultores y ganaderos australianos ya estaban atravesando momentos difíciles debido a los años de extrema sequía y a los innumerables incendios forestales.

Solicitar un visado Australia con antelación

A pesar de las restricciones de entrada, todavía es posible solicitar un visado Australia. El servicio de inmigración australiano está tramitando las solicitudes, pero probablemente no concederá los visados hasta que se haya levantado la prohibición de entrada. Todavía no se sabe cuándo llegará este momento ni cuándo podrán los productores y agricultores volver a contar con los mochileros. La aerolínea australiana Qantas espera poder volver a operar vuelos comerciales de pasajeros desde Europa a Australia a partir de octubre de 2021. La cuestión es si esa fecha será demasiado tarde para los agricultores y ganaderos teniendo en cuenta la temporada de cosecha de muchos cultivos habrá terminado para entonces.

¿Quiere viajar a Australia después de la pandemia? Asegúrese de comprobar a tiempo qué visado es el adecuado para su viaje. Los ciudadanos españoles menores de 31 años que quieran trabajar en Australia (como recolectores de fruta, por ejemplo) necesitan un visado Work and Holiday. Las personas que solo viajan a Australia para pasar unas vacaciones y no tienen intención de trabajar allí deben solicitar un visado eVisitor. Este visado es mucho más barato y fácil de solicitar. Mientras que el visado Work and Holiday cuesta unos 310 €, el precio del visado eVisitor es de 14,95 €. El visado Work and Holiday suele concederse al cabo de unas semanas, el visado eVisitor Australia, en cambio, se concede al cabo de una media de cinco días.