Noticia | | 24-04-2020 | ±2 minutos tiempo de lectura

Australia recibe cada vez más solicitudes de visado. Esto podría parecer algo positivo, pero cada vez es más evidente que una proporción no insignificante de estas solicitudes procede de estafadores que hacen un uso indebido del visado Australia para poder permanecer en el país más tiempo del permitido.

Más visitantes y más estafadores

El propio gobierno australiano vincula el aumento de solicitudes con el creciente número de turistas, pero poco a poco se va haciendo más evidente que el sistema es particularmente susceptible de fraude. Parece que este tipo de fraude es especialmente utilizado por malayos. ABC News reveló recientemente que al menos 33 000 ciudadanos malayos han abusado del sistema de visados de Australia. Esto ha llevado al gobierno malayo a pedir a sus ciudadanos que respeten las normas de visado de Australia.

¿Cómo funciona?

El fraude se centra en el permiso de viaje para Australia, la llamada ETA (Electronic Travel Authority en sus siglas en inglés, o Autoridad Electrónica de Viaje). Una ETA permite a los viajeros de otros países entrar en Australia con diversos propósitos. La ETA permite a los viajeros permanecer en Australia un máximo de 3 meses. Viajeros de casi todos los países pueden solicitar una ETA, incluidos los ciudadanos malayos. Lo que hacen muchos estafadores es solicitar protección inmediatamente, lo que les permite vivir y trabajar en Australia durante 8 años. Debido a que el sistema de inmigración de Australia suele estar abrumado por el número de solicitudes, suele pasar por alto este tipo de fraude.

Objetivos para los traficantes de personas

Desgraciadamente el mundo criminal también es consciente de esta táctica, lo que hace que estas personas (en su mayoría trabajadores pobres en busca de un futuro mejor) sean un objetivo fácil para por ejemplo los traficantes de personas. Estos criminales se aseguran a cambio de una gran suma de que los trabajadores extranjeros entren en Australia, tras lo cual son contratados ilegalmente en fábricas, restaurantes y otras empresas que buscan trabajadores baratos. Las mujeres terminan a menudo en la industria del sexo. Estos inmigrantes suelen vivir en condiciones particularmente miserables.

eVisitor en lugar de ETA

Por lo tanto, el fraude para centrarse casi en exclusiva en la autorización de viaje ETA para Australia. Australia ofrece además otro visado online, el eVisitor, que utilizan los turistas principalmente. El eVisitor tiene la ventaja de ser más barato y más rápido de solicitar que la ETA. En su contra está que la ETA está disponible para más países. Los viajeros de países como España pueden solicitar el eVisitor, pero los viajeros de por ejemplo Malasia no. Por eso se centran en la ETA. Esto podría dar lugar a que Australia endurezca las reglas relativas a la ETA, lo que hará que el eVisitor sea más popular. La política australiana lleva mucho tiempo bajo presión para abordar el tema de la inmigración, y las noticias de este tipo de fraude a gran escala no pueden sino aumentar esa presión.