Noticia | | 21-09-2020 | ±3 minutos tiempo de lectura

Tasmania es una isla situada a unos 240 kilómetros al sur de Australia continental. Para visitar Tasmania también debe tener un visado para Australia. La isla es ignorada por muchos turistas, a pesar de que tiene mucho que ofrecer con su naturaleza virgen. Abel Tasman fue el primer europeo que vio la isla con sus propios ojos en 1642.

Perla no descubierta de Australia

Aunque Tasmania está a solo una hora y media de vuelo de Melbourne, relativamente pocos viajeros visitan la isla. Aun así, con sus paisajes variados, Tasmania es muy diferente de la Australia continental. Mientras que la Australia continental se caracteriza por sus playas de arena blanca, formaciones rocosas y el vasto outback, Tasmania tiene una naturaleza escarpada con bosques y paisajes montañosos. Además, Tasmania es el único lugar en el que se puede ver al demonio de Tasmania, un marsupial carnívoro que muchos reconocerán como Taz, de los dibujos animados Looney Tunes.

Demonio de TasmaniaDemonio de Tasmania

Puntos de interés y atracciones turísticas

Las dos ciudades más grandes de la isla son Hobart (la capital de Tasmania) y Launceston. La mayoría de los viajeros comienzan su recorrido en una de estas ciudades, que también albergan los aeropuertos más grandes de la isla. Hobart es una pequeña ciudad portuaria en la costa sureste de Tasmania. En Hobart se encuentra el mercado de Salamanca, un mercado callejero con una amplia gama de productos regionales. El museo MONA (Museo de Arte Antiguo y Nuevo) también merece una visita. Launceston, la segunda ciudad más grande de Tasmania, es una de las ciudades más antiguas de Australia y es conocida por su arquitectura victoriana.

Sin embargo, la mayoría de los turistas no van a Tasmania por las ciudades, sino por los impresionantes paisajes de la isla. Una visita obligada es el Parque Nacional de Freycinet, una reserva natural con playas de color blanco nacarado, lagunas y bahías. La bahía más famosa del parque es Wineglass Bay, una bahía en forma de copa de vino, donde se pueden hacer hermosos paseos. Justo al norte del Parque Nacional de Freycinet se encuentra la Bahía de los Fuegos, una bahía rodeada de playas blancas y rocas anaranjadas. Los que buscan más actividad pueden visitar Cradle Mountain, una reserva natural con una impresionante montaña, donde se pueden hacer simples excursiones de un día, pero también paseos más extenuantes.

Otro punto destacado es la isla de Bruny, una península en el sudeste de Tasmania. La península consiste en una isla del norte y otra del sur conectadas por una estrecha franja de tierra, también llamada el cuello. Sorpréndase con los inmensos acantilados y el faro de la Isla del Sur.

El visado Australia también es válido para Tasmania

El visado para Australia también puede utilizarse para un viaje a Tasmania. Tasmania no requiere un visado especial, el visado Australia electrónico es suficiente. Los viajeros que cumplen los requisitos del visado electrónico Australia pueden presentar fácilmente su solicitud online. Casi todos los turistas y los viajeros de negocios tienen derecho a solicitar el visado por Internet. Solo los viajeros que deseen permanecer en Australia durante más de tres meses consecutivos, que quieran unirse a una empresa u organización australiana y aquellos que puedan suponer un riesgo para la seguridad de la población australiana no pueden utilizar el visado eVisitor.

El visado electrónico es válido durante 12 meses y se puede usar para múltiples estancias de hasta 3 meses cada vez. Por consiguiente, una vez concedido el visado, los viajeros pueden viajar a Australia varias veces en el transcurso de un año, siempre que cada estancia individual no exceda de 3 meses. Un requisito importante es que el pasaporte con el que se ha solicitado el visado debe seguir siendo válido. Los viajeros pueden utilizar su visado para viajar de la Australia continental a Tasmania y viceversa tantas veces como quieran. Así que no hay razón para saltarse una visita a la isla.