Noticia | | 15-09-2020 | ±3 minutos tiempo de lectura

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, está muy satisfecho con las medidas que las empresas del sector turístico han tomado contra el coronavirus. Según Kenyatta, la seguridad y la salud de los visitantes están ahora suficientemente garantizadas, y el sector turístico de Kenia se está recuperando lentamente. Las normas de cuarentena y visado para Kenia dependen de la nacionalidad del viajero.

Kenia recibe el ‘Safer Tourism Seal’

El Ministerio de Turismo de Kenia ha anunciado que el país es uno de los primeros del mundo en recibir el llamado "Safer Tourism Seal”. El ministro Najib Balala recibió el premio durante una conferencia online sobre turismo. El certificado lo entrega la iniciativa “Rebuilding Travel”, una organización integrada por empresas del sector del turismo, ministros de turismo, científicos y otras personas pertinentes de la industria de viajes. Según Balala, este premio es una prueba de que Kenia ha hecho todo lo posible para combatir el coronavirus. Balala espera que este premio independiente anime a los viajeros a elegir Kenia como destino de vacaciones.

No siempre hay obligación de cuarentena cuando se viaja a Kenia

El presidente Kenyatta alienta a los viajeros extranjeros a volver a visitar el país. El precio de las numerosas atracciones turísticas que el país ofrece es históricamente bajo, en un intento de atraer el mayor número posible de turistas. Esto también afecta a las medidas de cuarentena. Kenia ha levantado la cuarentena obligatoria de 14 días para 130 países. Esto concierne principalmente a los países africanos (con la excepción de Tanzania), pero también los viajeros procedentes de países europeos como los Países Bajos, Francia y Alemania ya no tienen que ponerse en cuarentena a su llegada.

Sin embargo, todavía hay una serie de reglas que los turistas deben tener en cuenta. Por ejemplo, los viajeros deben presentar un certificado de una prueba PCR negativa que demuestre que no tienen coronavirus. Este certificado no puede tener más de 96 horas. Los viajeros que muestren síntomas de enfermedad serán puestos en cuarentena. Los costes de esto correrán completamente a cuenta del viajero. Además, los turistas deben usar equipo protector, como mascarillas, al salir al exterior.

Viajar a Kenia: solicitar visado

Aunque se han levantado las normas de cuarentena para los viajeros de muchos países, sigue siendo obligatorio solicitar un visado para Kenia. Los visados son una parte importante de los ingresos del país por turismo, así que no es sorprendente que el sistema de visados se mantenga. Esto significa que los viajeros necesitan un visado para viajar a Kenia. La ventaja del sistema de visados de Kenia es que está en su mayor parte digitalizado. Los viajeros de los países que reúnan los requisitos pueden solicitar el llamado visado electrónico. El visado se envía por correo electrónico una vez concedido y se puede imprimir inmediatamente. Los viajeros españoles están cualificados para el visado electrónico. Es posible utilizar el visado una vez para viajar a Kenia y se puede permanecer en el país un máximo de 90 días. Para todas las futuras visitas al país hay que solicitar un nuevo visado.

Los safaris son posibles de nuevo

Kenia es conocida principalmente como un destino de safari. Viajeros de todo el mundo viajan al país para ver a los cinco grandes, las cinco especies animales más populares de Kenia: el león, el elefante, el búfalo, el rinoceronte y el leopardo. Por lo tanto, no es una sorpresa que los operadores turísticos que organizan safaris estén entusiasmados con la decisión del gobierno de reiniciar el turismo. A menudo toman medidas adicionales para que los turistas se sientan más seguros al reservar un safari. Por ejemplo, varios operadores turísticos ya han anunciado que las reservas que no se puedan cumplir debido al coronavirus serán reembolsadas en su totalidad. El ministro de Turismo, Najib Balala, ha indicado que los hoteles de Masái Mara, el destino de safari más popular de Kenia, ya están en gran parte llenos. Se trata principalmente de reservas de turistas nacionales, pero Balala espera que esto envíe el mensaje a los países extranjeros de que los safaris están abiertos de nuevo.