Noticia | | 23-11-2021 | ±3 minutos tiempo de lectura

El gobierno australiano ha anunciado la flexibilización de las restricciones relativas al coronavirus. A partir del 1 de diciembre, las personas titulares de visados específicos podrán volver a viajar al país sin tener que solicitar un permiso excepcional. Sin embargo, las nuevas normas no se aplican a los turistas que quieran viajar a Australia con un visado eVisitor.

Alta tasa de vacunación

La anunciada flexibilización de las restricciones ha sido posible en gran medida debido a que Australia tiene una tasa de vacunación muy alta; hasta el 85 % de la población tiene la pauta completa de vacunación, una de las cifras más altas del mundo. El 91,5 % de los australianos ha recibido al menos una dosis. El primer ministro Morrison elogió esta tasa de vacunación, “excepcionalmente alta”, que ha permitido suavizar las restricciones antes de lo previsto. Anteriormente, el gobierno australiano había ampliado la prohibición de viajar al extranjero hasta el 17 de diciembre.

Visados y vacunas

Aunque algunos países, como la India, permiten la entrada también a turistas que no tengan la pauta completa de vacunación, Australia es clara al respecto: todos los viajeros deben haber recibido al menos dos dosis de vacuna. Una dosis no es suficiente (excepto en el caso de la vacuna de Johnson and Johnson). El gobierno australiano acepta todas las vacunas que se utilizan en Europa. Además, los viajeros también tienen que hacerse una prueba PCR hasta tres días antes de la salida. Solo si el resultado es negativo se les permitirá viajar a Australia.

Por otro lado, el visado es obligatorio para todos los viajeros. Entrar en Australia sin visado solo es posible para un número limitado de personas, como los ciudadanos de Australia o Nueva Zelanda. Todos los demás viajeros deben solicitar un visado Australia antes de partir.

No es necesario ningún permiso excepcional

Los viajeros extranjeros que se acojan a la nueva normativa ya no necesitarán un permiso excepcional para viajar a Australia. Hasta ahora, todas las personas que querían viajar a Australia durante el periodo de prohibición de entrada estaban obligados a solicitar un permiso excepcional. El visado no se concedía hasta que la persona recibía también el permiso excepcional relativo a la prohibición de entrada.

¿A quién se aplican las nuevas normas?

Por ahora, las nuevas normas de viaje solo se aplican a grupos específicos. Entre ellos se encuentran:

  • Estudiantes internacionales
  • Trabajadores especializados
  • Viajeros con visado humanitario
  • Titulares de un visado Working Holiday
  • Viajeros con un visado familiar

Australia también está planeando cambios en los acuerdos de la llamada “burbuja de viaje”. Estos acuerdos permiten a los viajeros de determinados países viajar a Australia sin tener que hacer cuarentena a su llegada. Actualmente, Australia solo considera países “seguros” a Nueva Zelanda y Singapur. A partir del 1 de diciembre, también Japón y Corea del Sur también estarán incluidos en esta “burbuja de viaje”.

Los turistas aún no son bienvenidos

A pesar de todo, la anunciada relajación de restricciones no se aplica a los turistas. Ni siquiera si tienen la pauta completa de vacunación y un visado válido. Todavía no está claro cuando podrán volver a viajar a Australia los turistas con un visado. La actual prohibición de entrada para los turistas expira el 17 de diciembre. A principios de este año, el primer ministro australiano Morrison dijo que Australia mantendría sus fronteras cerradas a los turistas durante el resto del año. En ese caso, viajar a Australia de vacaciones solo sería posible a partir de principios de 2022. Sin embargo, es posible que esta fecha también se adelante debido a la alta tasa de vacunación en Australia.