Noticia | | 03-12-2021 | ±3 minutos tiempo de lectura

El gobierno de los Estados Unidos ha anunciado cambios en sus medidas contra el coronavirus debido a la variante ómicron. Esto también afecta a las personas que quieren viajar a Estados Unidos con un ESTA.

La variante ómicron está también presente en EE. UU.

En Estados Unidos también se han registrado contagios con la nueva variante ómicron del coronavirus. Los contagios se han producido en Nueva York, California y Colorado. Por lo que se sabe, las personas infectadas no habían viajado recientemente. Debido a todas las incertidumbres que rodean a esta nueva variante, el gobierno estadounidense ha decidido tomar algunas medidas de precaución. El presidente Joe Biden ha dejado claro que estas nuevas medidas no conllevarán un confinamiento. Tampoco se ampliará el "mandato de vacunación", que está provocando una gran polarización en el país.

La mayor parte de las nuevas medidas se refieren a las políticas internas del país relativas al coronavirus. Por ejemplo, el gobierno estadounidense quiere poner a disposición de la población millones de autotests gratuitos. Las mascarillas seguirán siendo obligatorias en los aviones, autobuses y trenes. El gobierno también quiere aumentar considerablemente el número de vacunas de refuerzo mediante una nueva campaña. En la actualidad, solo 40 millones de estadounidenses han recibido la vacuna de refuerzo, mientras que más de 100 millones cumplen los requisitos para recibir esta dosis de refuerzo.

Medidas para los viajeros a Estados Unidos

Los viajeros procedentes del extranjero que quieran viajar a Estados Unidos con un ESTA, deberán presentar un test de coronavirus con resultado negativo realizado como máximo un día antes de su salida, incluso si están totalmente vacunados. Anteriormente, este plazo era de un máximo de 72 horas, pero debido a la amenaza de la variante ómicron, la Casa Blanca ha decidido acortar este periodo a un día. Se cuenta en días y no en horas, lo que significa que no importa la hora a la que se realice el test. Siempre que el resultado de la prueba sea negativo y llegue un día antes de la salida, será válido para viajar a Estados Unidos.

La nueva medida que se aplicará a las personas que viajan a Estados Unidos es mucho más suave de lo esperado. Antes del anuncio, fuentes próximas a la Casa Blanca hablaban de una posible cuarentena obligatoria para los viajeros que llegaran al país, debido a la variante ómicron. Sin embargo, las medidas que se aplicarán a una serie de países africanos son mucho más estrictas: los viajeros de ocho países del sur de África tienen prohibida temporalmente la entrada en EE. UU. Esto incluye a Sudáfrica, que fue el primer país en notificar casos de contagios con la variante ómicron. El gobierno sudafricano ha mostrado su indignación por esta prohibición de viajar a Estados Unidos. Sudáfrica lo considera un castigo por haber descubierto la variante ómicron, mientras que desde entonces ha quedado claro que el virus ya estaba presente en otros países (incluso en los mismos Estados Unidos).

Los requisitos relativos al ESTA siguen siendo los mismos

El gobierno estadounidense no ha anunciado ningún cambio en su política de visados. Desde el 8 de noviembre, los viajeros de la UE y del Reino Unido pueden volver a viajar a Estados Unidos con un ESTA. A diferencia de países como Canadá o Australia, en Estados Unidos no existe un permiso adicional o un portal digital que los viajeros deban tener en cuenta. Siempre que se cumplan las medidas contra el coronavirus, solo se necesita un ESTA para viajar a EE. UU.

De todas formas, también es necesario tener en cuenta los requisitos del ESTA. En algunos casos no es posible solicitar un ESTA. Por ejemplo, solo es posible solicitar un ESTA si se tiene la nacionalidad de uno de los países que participan en el Programa de Exención de Visado. Esto incluye a España. Los viajeros que no puedan solicitar un ESTA tendrán que solicitar un visado a través de su consulado.