Noticia | | 20-06-2020 | ±3 minutos tiempo de lectura

Como consecuencia del atentado al World Trade Center el 11 de septiembre de 2001, el gobierno de los Estados Unidos ha hecho unos cambios drásticos en su sistema de aviación. Muchas de estas medidas todavía afectan a los viajeros hoy en día. ¿En qué medida el coronavirus causará una situación similar?

El 9/11 y los visados, documentos de identidad y la seguridad

Después del atentado del 11 de septiembre, se cuestionó la efectividad de la seguridad en los aeropuertos estadounidenses. Los 19 terroristas habían pasado todos los controles sin problemas y se les permitió subir al avión. La seguridad aumentó considerablemente después del 11 de septiembre. Donde antes todo estaba regulado por varias empresas del sector privado, ahora el gobierno ha creado un organismo central que se encarga de todas las medidas de seguridad. Además, a partir del 9/11, los controles tanto de los documentos de identidad como de los visados han sido mucho más estrictos. Anteriormente, los errores menores en las solicitudes de visado no eran una razón para no permitir la entrada de alguien. Incluso cuando los viajeros no tenían un documento de identidad válido, a menudo sucedía que simplemente se les permitía subir al avión (siempre que se tratara de un vuelo nacional). Desde el 11 de septiembre de 2001, los controles se han intensificado considerablemente. Hasta los más mínimos errores en las solicitudes de visado o las solicitudes ESTA conducen a la denegación y los viajeros que no pueden demostrar un documento de identidad válido son enviados inmediatamente a casa, independientemente de la duración del vuelo.

El coronavirus: ¿qué cambiará esta vez?

El coronavirus ha paralizado las economías de todo el mundo. Viajar está fuera de discusión hasta que se tenga la absoluta certeza de que el virus está bajo control. Sin embargo, se espera que el impacto de la pandemia en la aviación estadounidense no sea tan extremo como el de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Después de todo, un virus no se puede detener con una revisión exhaustiva del visado. Es muy probable que se hagan preguntas adicionales sobre el historial del viajero al solicitar un ESTA o visado. Al igual que otros países del mundo, EE. UU. está ansioso por reiniciar el sector turístico. No es sorprendente, ya que el país es el destino turístico más popular del mundo.

Cancelaciones pero también optimismo

Según estudios realizados en los Estados Unidos, la gente es razonablemente optimista sobre la posibilidad de poder viajar de nuevo en un futuro próximo. Las reservas se cancelan en menor medida de lo que esperaban muchas agencias de viajes. Por otro lado, sin embargo, se hacen pocas reservas nuevas. La gente está indecisa, pero esperanzada. Por el momento, la mayoría de los viajes serán domésticos. Los viajeros siguen siendo reacios a subir al avión. Se desconoce cuánto tiempo llevará esto, pero las agencias de viajes calculan que podría ser hasta el 2021.

Sin embargo, la situación del coronavirus está cambiando cada semana. Hasta ahora no hay noticias sobre cambios en el sistema de ESTA o de visados para los viajeros extranjeros. Las medidas del gobierno de los Estados Unidos se centran en la cuarentena. Otros países ya están experimentando con permitir que los turistas extranjeros entren en cuarentena dos semanas después de su llegada. Es por eso que el sistema de las solicitudes ESTA de EE. UU. sigue funcionando. Allí también se puede ver el optimismo de los viajeros extranjeros. Se siguen presentando solicitudes ESTA para viajes que tendrán lugar en el futuro. Para muchas personas, la idea de poder solicitar un ESTA o un visado es tranquilizadora; demuestra que las temidas medidas extremas como las que se tomaron después del 11 de septiembre de 2001 no están en la agenda por el momento.